Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Jueves, 31 de enero de 2008 - 18:37 GMT
Afganistán: la situación no mejora
Alastair Leithead
BBC, Kabul

Coche bomba en Kabul (31/01/2008)
Explosión de un coche bomba en Kabul, este jueves 31 de enero.

Hace dos años, el gobierno afgano y los países cooperantes se reunieron en Londres para trazar un plan para el futuro de Afganistán; sin embargo, los últimos informes sobre este país no son muy alentadores.

La organización humanitaria británica Oxfam envió una carta a los mandatarios de los países cooperantes, en la que exhortan a "un cambio de estrategia importante, con el objetivo de reducir el sufrimiento y evitar un desastre humanitario".

El influyente centro de estudios estadounidense Study Group advirtió desde Afganistán que el progreso hecho seis años después de la caída del gobierno del Talibán "se encuentra bajo seria amenaza por el renacimiento de la violencia que debilita el esfuerzo internacional y provoca una falta de confianza en los afganos".

Otro centro de estudios estadounidense, el Atlantic Council of the Unites States, comienza su informe con las palabras: "No se deje engañar, la OTAN no está ganando en Afganistán".

Esfuerzos menoscabados

A modo de ejemplo, este jueves comenzó en Kabul con un atentado de un atacante suicida contra un autobús del ejército afgano. También se supo que cuatro personas que trabajaban como agentes de seguridad y que habían sido secuestradas, fueron decapitadas por integrantes del Talibán.

Signatarios del acuerdo para Afganistán (31/01/2006)
Los países donantes prometieron una ayuda de US$10.500 millones en la Conferencia de Londres.

En el atentado, el atacante suicida detonó su carga explosiva antes de que alcanzara su objetivo; sin embargo, en otro ataque la semana pasada murieron civiles y hubo heridos tras una explosión en el hotel Serena, lo que empeoró el trabajo de muchos organismos humanitarios.

El "acuerdo de Afganistán" salió de una conferencia realizada en Londres la primavera de 2006. Alí se acordó promover el desarrollo, la seguridad, el gobernabilidad, las leyes y los derechos humanos en el país.

Y a pesar de que hubo progreso en muchos frentes, los informes de valoración de la situación en Afganistán de tres centros de estudios y de organizaciones internacionales son muy poco alentadores.

Oxfam aseguró que muchos de los principios acordados no se llegaron a adoptar, y que los esfuerzos han sido menoscabados por el aumento de la inseguridad.

"La comunidad internacional podría ser mucho más eficaz, pero mucha ayuda no está bien coordinada, o su entrega no es efectiva", afirmó un asesor de Oxfam en Afganistán, Matt Waldman.

"Necesitan ser más coherentes en lo que se refiere a ayuda, también más eficientes, mucha de la ayuda se pierde pagando a consultores caros o con contratistas que sacan beneficios muy significativos".

Llamados al cambio

Parlamentarios afganos escuchan a un enviado de EE.UU. (30/01/2008)
Afganistán está en una encrucijada. Es hora de revitalizar y de redoblar nuestros esfuerzos para estabilizar Afganistán y repensar nuestras estrategias económicas y militares.
Study Group, centro de estudios estadounidense

Diplomáticos en Kabul creen que la comunidad internacional carece de dirección, por eso la decepción cuando el presidente Hamid Karzai expulsó del país a Paddy Ashdown, el enviado especial del Reino Unido a Afganistán.

Un representante de Naciones Unidas que podría coordinar y llevar adelante el esfuerzo con la población civil, se ve como la clave para mejorar la situación, aunque pasarán aún algunos meses antes de encontrar a alguien que se haga cargo del puesto.

La expulsión de Ashdown por parte del presidente afgano es una clara señal de las precarias relaciones existentes entre la comunidad internacional y este carismático dirigente.

Las críticas y el llamado de Oxfam para que haya un cambio, ya han sido reiteradas por dos organismos estadounidenses.

El Study Group, dirigido por Thomas Pickering, ex embajador EE.UU. ante Naciones Unidas, y el general James Jones, ex comandante de la OTAN en Europa, afirman que "se tiene que culpar de todo esto a la falta de fuerzas militares y a la escasez de ayuda económica".

"Afganistán está en una encrucijada", se asegura en su informe. "Es hora de revitalizar y de redoblar nuestros esfuerzos para estabilizar Afganistán y repensar nuestras estrategias económicas y militares".

Las recomendaciones son para el enviado especial estadounidense a Afganistán, para que coordine todas las políticas de Estados Unidos, y para que el Congreso "desvincule Irak de Afganistán" y formule una nueva estrategia para los próximos cinco años.

Y The Atlantic Council of United States asegura que su informe está pensado "para que suene la alarma... que ahora se requieren cambios urgentes para evitar que Afganistán se convierta en un estado en vías del fracaso o en un estado fallido".



NOTAS RELACIONADAS
Afganistán: expulsan diplomáticos
27 12 07 |  Internacional
Afganos tomaron Musa Qala
11 12 07 |  Internacional
Afganistán: 52 muertos
10 12 07 |  Internacional
Afganistán todavía tiene esperanzas
03 12 07 |  Internacional
Recuperando la belleza de Kabul
31 08 06 |  Cultura y Sociedad

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen