Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Miércoles, 9 de enero de 2008 - 11:56 GMT
Bush en Israel: agenda compleja
Jana Beris
Jana Beris
BBC Mundo, Jerusalén

En medio de un complejo despliegue de seguridad, el presidente de Estados Unidos, George W. Bush, llegó este miércoles de visita oficial a Israel.

George W. Bush
Bush abordará la expansión de los asentamientos israelíes, un posible obstáculo al proceso de paz.

Es la primera que realiza desde que asumió el cargo en el 2001, aunque ya estuvo aquí cuando se desempeñaba como Gobernador del estado de Texas.

La última visita presidencial estadounidense a Israel fue la de Bill Clinton, hace aproximadamente una década.

El marco que envuelve la llegada de Bush es la tradicional relación de cercanía entre Israel y Estados Unidos. "Las relaciones bilaterales son muy buenas y hasta diría íntimas"- declaró a la BBC Mark Regev, portavoz del primer ministro de Israel Ehud Olmert.

Amigos con discrepancias

El propio jefe de Gobierno, en la sesión del gabinete del domingo último, señaló que "durante su administración, el presidente ha demostrado gran amistad y gran preocupación por la seguridad de Israel ...".

Esto no significa, sin embargo, que haya aquí identidad de opinión, aunque sí una gran proximidad de enfoques. Israel se ha sentido comprendido por Bush.

La canciller de Israel, Tizipi Livni
Israel dice que agilizará el desmonte de puestos militares no autorizados en Cisjordania.

Y ahora, al hablar el mandatario estadounidense en términos elogiosos sobre el premier Olmert ("es valiente, tiene visión") -en un tono que difícilmente se escuche de muchos dentro del propio Israel-, aumenta más aún la sensación de proximidad.

Las discrepancias, de todos modos, existen. En una entrevista con la agencia de noticias Reuters en la Casa Blanca, Bush declaró que durante la visita a Israel, abordará el tema de "la expansión de los asentamientos israelíes....que pueden ser un impedimento al éxito (del proceso de paz)".

Olmert reiteró esta semana la ya conocida promesa de desmantelar los asentamientos ilegales construidos en Cisjordania, pero en el terreno no se ha avanzado al respecto.

El tema palestino

En una entrevista que concedió al Canal 2 de la televisión israelí, Bush recalcó la necesidad -y la posibilidad- de que israelíes y palestinos logren un acuerdo antes de que él termine su período presidencial.

Y Mark Regev, portavoz de Olmert, afirmó a la BBC que "preservar el empuje iniciado en la conferencia de Annapolis, es un interés israelí, palestino y estadounidense, y estamos seguros de que la visita del Presidente Bush ayudará a impulsar las negociaciones".

Prisioneros palestinos escoltados por soldados israelíes
Israel busca apoyo de Bush para imponer límites en el futuro la soberanía palestina.

Sin embargo, numerosos analistas que escriben sobre el tema , expresan dudas respecto a la posibilidad de que de todo esto salga realmente un acuerdo de paz , y sobre la fuerza -o intención- de Bush de presionar a las partes para que avancen.

Bajo el título "Objetivos modestos, resultados dudosos", el analista Aluf Benn escribió en la publicación Bitterlemons que la meta de Bush en su viaje no es pretenciosa.

"Bush busca para antes de fines del 2008, un acuerdo acerca de cómo se verá el estado palestino". Eso es mucho menos que el logro de la paz entre las partes.

En otro artículo -esta vez en el periódico Haaretz- Aluf Benn comenta que Olmert tiene un interés concreto en la visita de Bush: conseguir su aprobación para las limitaciones que Israel quiere poner en el futuro a la soberanía palestina, "por razones de seguridad": control del espacio aéreo y persecución de atacantes armados a territorio palestino, son sólo algunos ejemplos.

Irán en la mirilla

Pero en la visita de Bush no se hablará sólo de los palestinos. "El tema de Irán siempre está presente entrelíneas de todo lo que se dice, de todo lo que se negocia"- dice a la BBC Ygal Palmor, portavoz de la Cancillería israelí.

Mahmoud Ahmadinejad
Bush ha recalcado que el "peligro iraní", subsiste.

"En la situación misma está inscripto el tema iraní porque Irán pesa sobre la política regional".

Por un lado, pocos días antes de partir hacia Oriente Medio, Bush dejó en claro que si Irán llega a atacar a Israel, Estados Unidos saldrá a su defensa.

El presidente recalcó que no considera el informe de inteligencia publicado recientemente -que indicaba que Irán había detenido su plan nuclear militar- como una indicación de que el peligro había pasado.

Pero por otro, en opinión del profesor Gerald Steinberg, jefe del Departamento de Estudios Políticos de la Universidad de Bar-Ilan, el citado informe ya influyó negativamente.

"La sorpresa de diciembre que resultó de la publicación de la Estimación de la Inteligencia Nacional de Estados Unidos, alteró 15 años de política israelí basada en el trabajo conjunto con la coalición internacional, para presionar a Irán a dejar su programa de armas nucleares, mediante sanciones y la amenaza de una acción militar"- afirma.

"Esto ha recordado a los israelíes acerca de los límites de las garantías de seguridad norteamericanas y de la cooperación estratégica".

Pesadilla

Jerusalén, un día antes de la visita del presidente Bush
En Jerusalén, habrá calles cerradas durante horas y tráfico paralizado, para el paso de la comitiva oficial.

Hay, en medio de todo esto, un punto clarísimo sobre el que nadie discute: la llegada del presidente ya revolucionó el país.

En realidad, especialmente al tráfico en Jerusalén, donde la policía cerrará algunas calles durante horas para que pase la comitiva oficial.

"En Jerusalén estamos acostumbrados a estas cosas" -comentaba una joven en la ciudad-, mientras calculaba a qué hora salir de su casa cuando esté acá Bush, para cada una de sus actividades.

"Pero esto, por ser Bush el que llega, es otra cosa".

Y una amiga, a su lado, acotaba: "Esto va a ser una pesadilla de avenidas bloqueadas. En realidad, no por política, pero antes de que Bush llegue, ya estoy deseando que se vaya".



VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen