Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Jueves, 3 de enero de 2008 - 19:29 GMT
Kenia: Kibaki ofrece diálogo
Redacción BBC Mundo

El presidente de Kenia, Mwai Kibaki, ofreció abrir el diálogo con la oposición si se pone fin a la violencia étnica que desató su reelección y se cobró ya más de 300 vidas así como decenas de miles de desplazados.

Mwai Kibaki
Mwai Kibaki, presidente de Kenia
Estoy dispuesto a dialogar con los partidos afectados una vez que la nación se haya calmado y haya bajado la temperatura política lo suficiente para lograr compromisos constructivos y productivos
Presidente de Kenia
"Estoy dispuesto a dialogar con los partidos afectados una vez que la nación se haya calmado y haya bajado la temperatura política lo suficiente para lograr compromisos constructivos y productivos", expresó desde su residencia en Nairobi.

Pero como indicó el corresponsal de la BBC en esa capital, Grant Ferrett, el líder opositor Raila Odinga, jefe del Movimiento Democrático Naranja (ODM), se mantiene firme en su negativa de hablar con Kibaki si éste no reconoce antes lo que define como un fraude electoral.

Poco antes del mensaje de Kibaki, miles de sus simpatizantes fueron reprimidos por la policía cuando se dirigían hacia el Parque de la Libertad, en Nairobi, para una multitudinaria protesta que, ante la prohibición, fue aplazada para el próximo martes.

El descontento por los cuestionados comicios del 27 de diciembre que dieron la victoria al oficialista Partido de Unidad Nacional (PNU) desató fuertes choques entre la etnia "luo" representada por el ODM de Odinga y la "kikuyu" que sigue al PNU de Kibaki.

Investigación

Policía en Kenia disuelve una manifestación
La policía impidió a los manifestantes llegar al centro de Nairobi.
El ofrecimiento al diálogo de Kibaki llegó también poco después de que el fiscal general de Kenia, Amos Wako pidiera una investigación independiente sobre las elecciones.

En un comunicado que sorprendió al gobierno, justificó la petición alegando que el país se "está degenerando rápidamente hacia una catástrofe de proporciones inimaginables".

De este modo vino a sumarse a las críticas de observadores internacionales y del presidente de la Comisión Electoral de Kenia, Samuel Kivuiti, quien puso en duda la victoria de Kibaki.

Tanto Estados Unidos como la Unión Europea expresaron al mandatario su preocupación por lo que ocurre en el país y le pidieron hacer todos los esfuerzos para lograr un gobierno de coalición.

En Washington, la secretaria de Estado, Condoleeza Rice anunció que había designado a Jendayi Frazer como su enviado especial para que viaje a Kenia a ayudar a los líderes a encontrar una solución política.

Mediadores

Otros gobiernos también han hecho llamamientos por la reconciliación en el país que vive una de sus peores crisis desde su independencia del Reino Unido y que era considerado una de las democracias más estables de África.

Un niño camina frente a una barricada en la ciudad de Kisumu, Kenia
Este es un país que había sido un modelo de estabilidad. Esta imagen se ha destrozado
Desmond Tutu, Premio Nobel de la Paz
El Premio Nobel de la Paz, el arzobispo anglicano emérito de Ciudad del Cabo, Desmond Tutu, calificó de "horrible" la situación a poco de llegar a Nairobi ofreciéndose para mediar en el conflicto.

No ocurrió lo mismo con el líder de la Unión Africana, el actual presidente de Ghana, John Kufuor, quien fue propuesto por Estados Unidos: su viaje a Kenia, previsto para este jueves, fue cancelado sin que se dieran explicaciones oficiales.

Dirigentes del ODM dijeron que el avión de "Kufuor no pudo aterrizar en Nairobi porque el gobierno de Kibaki se opuso argumentando que en Kenia no hay crisis".

Limpieza étnica

A pesar de que la violencia pareció disminuir durante la jornada, ambas facciones siguen acusándose mutuamente de haber iniciado una limpieza étnica.

 Espiral de violencia

Nairobi continúa totalmente paralizada, con un amplio dispositivo de seguridad y la mayoría de los comercios cerrados, luego de que la policía disolviera las marchas usando granadas de gas y cañones de agua.

Iglesia incendiada en Kibera, barrio pobre de Nairobi, Kenia
Las turbas continuaron incendiando viviendas e iglesias.
En el resto del país la situación ha sido más dramática ya que continuaba el éxodo de miles de familias de la etnia kikuyu, buscando refugio en comisarías, cuarteles militares, iglesias y en otros casos huyendo hacia la vecina Uganda.

Karen Allen, enviada de la BBC a la localidad de Eldoret (al oeste de Nairobi), informó que se repitieron ataques en la zona que el martes vivió escenas de horror cuando al menos 30 personas murieron calcinadas dentro de una iglesia incendiada por una turba.

Impacto económico

El clima de violencia también está golpeando la economía de Kenia y de la región.

La Bolsa de Valores de Nairobi intentó operar este jueves pero se vio obligada a cerrar sus operaciones apenas una hora después de haberlas iniciado.

En algunas zonas del país comenzó a sentirse la escasez de alimentos y productos básicos, pues los camiones no pueden circular por varias rutas; especialmente las procedentes de la ciudad portuaria de Mombasa.

Pero este problema amenaza también a países vecinos como Ruanda, Burundi, Uganda y la República Democrática del Congo, que dependen de las mercancías que también ingresan por Mombasa.



NOTAS RELACIONADAS
Kenia: policía frena manifestaciones
03 01 08 |  Internacional
Kenia: presión internacional
02 01 08 |  Internacional
Kenia: marcha opositora
03 01 08 |  Internacional
Kenia envuelta en violencia étnica
01 01 08 |  Internacional
Kenia/elecciones: 135 muertos
01 01 08 |  Internacional
Kenia: violencia tras victoria de Kibaki
30 12 07 |  Internacional
Kenia: violencia por elecciones
30 12 07 |  Internacional

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen