Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Miércoles, 19 de diciembre de 2007 - 13:18 GMT
La inmigración marca las primarias
Lourdes Heredia
Lourdes Heredia
BBC Mundo, Washington

Soldados estadounidenses en Bagdad
Más que Irak o la economía, el tema que preocupa a los electores es el de la inmigración.
Irak y la crisis económica en EE.UU. es lo primero que viene a la cabeza cuando uno piensa en las inquietudes de los electores en Iowa, el estado donde se inicia el proceso de las primarias, en que los partidos eligen al candidato oficial que competirá por la Casa Blanca.

Sin embargo, al viajar por el estado, hablar con la gente y escuchar a los aspirantes es claro que la inmigración es una de sus mayores preocupaciones.

Iowa está en el centro oeste del país y los propios habitantes dicen que están en "medio de la nada". Tiene sólo 3 millones de habitantes: es un estado con poca población se se compara con los 30 millones que viven en California. El 90% son blancos y tan sólo el 3,8% son de origen latino.

Mientras se viaja por su territorio se puede observar a ambos lados de la carretera campos y campos de cultivos. No por nada Iowa cuenta con 100 mil granjas y es uno de los principales productores de cerdo, carne, maíz, trigo y soja.

Pueblos pequeños, que no estaban acostumbrados a vivir en una sociedad multiracial, se vieron invadidos por una ola de trabajadores, en su mayoría hombres
Jessica Taylor, abogada defensora de DD.HH.
Entonces, si Iowa no es un estado fronterizo, ni tiene una alta tasa de hispanos ni problemas de desempleo, ¿por qué la inmigración es uno de los temas más importantes para el electorado?

Según Jessica Taylor, una abogada defensora de derechos humanos, el problema es que el crecimiento de los inmigrantes en los pueblos de Iowa ha sido más rápido que el esperado.

"Pueblos pequeños, que no estaban acostumbrados a vivir en una sociedad multiracial, se vieron invadidos por una ola de trabajadores, en su mayoría hombres", explicó.

Mano de obra barata

Campo sembrado en Iowa
Iowa es uno de los principales productores de maíz, trigo y soya del país.
En el aeropuerto de Des Moines, la capital del estado, la investigadora Sandra Charvat Burket le contó a BBC Mundo que estas olas de inmigrantes surgieron cuando las empacadoras de carne transformaron su industria.

"Hubo una revolución en esa industria -Iowa es el mayor productor de carne porcina en EE.UU-. En lugar de mandar los cerdos a los mataderos cerca de las grandes ciudades, decidieron construirlos junto a las granjas", señala.

Estas empresas, de la noche a la mañana, necesitaron mano de obra barata que no pudieron proveer los mismos pobladores.

"Iowa es un destino poco común de la inmigración, pero hay trabajo y por eso la gente viene", indica Charvat.

Iowa es un destino poco común de la inmigración, pero hay trabajo y por eso la gente viene
Sandra Charvat Burket, investigadora
Un ejemplo claro de la explosión demográfica es un pueblo a unos 55 kilómetros de De Moines llamado Marshalltown.

Ahí, la población creció más del 100% en los últimos años.

"El año pasado se vivió en Marshalltown uno de los peores episodios de racismo y tragedia humana para los latinos de este estado", explicó a la BBC Ángel Gonzales, presidente de la Comisión de Asuntos Latinos en Iowa.

Poco antes de Navidad, en diciembre de 2006, el servicio de inmigración llevó a cabo una redada.

"Fue horrible. Los llevaron a una base militar donde ni siquiera los abogados tuvimos acceso. Lo peor era la preocupación de las familias y nosotros sin poder hacer nada", señaló Jessica Taylor.

Control migratorio

Activistas marchan por una reforma migratoria
Lo que la gente quiere es "que haya un sistema legal que funcione", asegura Charvat.

Fue un hecho que causó consternación.

Según le contó a BBC Mundo Sandra Charvat, la población de Marshalltown se unió para ayudar a las familias que quedaban atrás.

"Hace 10 años también hubo una redada y todos cerraron los ojos. En esta ocasión no pasó eso. La mayoría comprende que la gente viene a trabajar, a darle mejor futuro a sus hijos", señaló la investigadora.

El problema, indica, es que no hay un control de la inmigración.

"La gente no apoya una deportación masiva o la separación de las familias. Si ves el apoyo que tienen los candidatos que son extremadamente anti-inmigrantes, como el republicano Tom Tancredo, te das cuenta de que es una muy pequeña minoría. Lo que quieren es que haya un sistema legal que funcione", añadió.

Ese sistema, prometido por más de un año por los políticos en Washington, no se logró.

Ni el presidente George W. Bush contó con el apoyo de su partido, ni los demócratas lograron convencer a sus colegas para pasar una reforma migratoria.

Por eso, porque la inmigración es una herida abierta y sin una solución sencilla, se ha convertido para ambos partidos en un tema clave en las elecciones, incluso en el céntrico estado de Iowa.

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen