Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Miércoles, 12 de diciembre de 2007 - 00:24 GMT
Huckabee sorprende a los republicanos
Jamie Coomarasamy
BBC, Iowa

Mike Huckabee habla en la Asociación Nacional del Rifle en Washington
Huckabee, un ministro de la iglesia Bautista, tiene un fuerte apoyo de sectores religiosos conservadores.

¡Cuántos kilómetros de diferencia pueden lograrse en sólo unos pocos meses!

En mayo, yo era el único periodista presente durante un acto proselitista de Mike Huckabee durante una jornada de la Nascar (siglas en inglés de la Asociación Nacional para las carreras automovilísticas de Stock Car) en Carolina del Sur, EE.UU.

Hace pocos días, en Newton, Iowa, apenas pude escurrirme dentro de una sala abarrotada de equipos de televisión, mientras un grupo de partidarios locales se agolpaba para participar de un "Café Matinal con Mike Huckabee".

Y es que por primera vez en esta desconcertante competencia de los Republicanos para las primarias presidenciales del año próximo, el ex gobernador de Arkansas ha alcanzado el nivel de los candidatos que lideran las posiciones.

Su marca de programas políticos al menudeo se convirtió repentinamente en un producto fácil de vender en el mercado estadounidense.

En las últimas semanas, emergió como un serio contendiente para su nominación, con las encuestas ubicándolo primero en Iowa y segundo a nivel nacional.

Conservador compasivo

Iowa será la sede el 3 de enero próximo de la primera pulseada intrapartidaria para determinar los candidatos a las elecciones.

Seguidores de Huckabee en Iowa
A pesar del bajo presupuesto de su campaña, marcha primero en las encuestas de Iowa
Los estadounidenses llaman a este procedimiento "caucus", una voz de origen indígena que servía para designar la reunión de los jefes tribales para tomar decisiones de importancia.

En ese estado, la ascensión de Mike Huckabee ha sido firme y continua y, mirándolo retrospectivamente, no demasiado sorpresiva.

Los republicanos que asisten al "caucus" de Iowa proceden por lo general del ala socialmente conservadora del partido, un sector que un ministro de la Iglesia Bautista (una investidura que tiene el candidato) dice representar con orgullo.

Es la cuerda de estos votantes la que Huckabee logró pulsar con su mensaje en el que mezcla temas pro-vida, pro-armas y al mismo tiempo referencias a la condición de los pobres.

Ante su público se revela como auténtico y al mismo tiempo gracioso, un conservador tan compasivo como cómico.

Es posible que Rudy Giuliani sea visto como "más duro" y Mitt Romney como un empresario más exitoso. Pero Mike Huckabee parece, para ellos, el candidato más auténtico, logrando lo que, en muchos sentidos, es algo así como el "santo grial" de la política presidencial.

Espontaneidad

Esgrimiendo sus nuevos símbolos de Mike Huckabee, dos jubiladas, Roberta y Mildred, emergen de una hora de show donde los temas políticos son condimentados con chistes del folklore regional.

"Es el primer candidato que ha llegado a entusiasmarme", dice Mildred. "Sus valores morales de emocionan".

"Suena exactamente como uno de nosotros", interrumpe Roberto. "Él cree en lo mismo que nosotros creemos".

Les Gillette
Les Gillette
Mi impresión es que se relaciona con la gente aquí y al mismo nivel. No habla de arriba a abajo o a través tuyo, sino que te habla a tí mismo
Miembro del Partido Republicano
Para Les Gillette, lo que vale es la sensación de "conectividad" que le despierta, tanto lo que Mike Huckabee dice como la manera en que lo dice.

"Mi impresión es que se relaciona con la gente aquí y al mismo nivel. No habla de arriba a abajo o a través tuyo, sino que te habla a tí", dice. "Vine con una mente abierta, pero me voy inclinándome hacia él".

Muchas líneas del guión que usa Mike Huckabee están muy bien ensayadas, pero frecuentemente hace alarde de una espontaneidad que lo destaca por sobre los demás como un comunicador altamente efectivo.

He aquí un ejemplo. En una tumultuosa ceremonia en Des Moines, una reportera gráfica perdió un zapato en medio de la muchedumbre que rodeaba al candidato.

Con la velocidad de un rayo lo levantó, se puso de rodillas y como un auténtico Príncipe Azul, devolvió el objeto errante a su correspondiente pie, mientras esbozando una sonrisa pesarosa, exclamó "Debe haber sido un zapato de cristal".

Los días del gordito

Pero ¿cuán frágil es su actual posición?

Por cierto, sus contrincantes no esperan para averiguarlo. Ya comenzaron sus ataques contra un candidato a quien hasta hace poco lisa y llanamente ignoraban.

Mike Huckabee, foto de archivo en su campaña a senador en 1991
Otros tiempos y otros pesos. Así lucía en 1992 cuando se postulaba al Senado por Arkansas
Quizás ninguno lo ha hecho con tanta energía como el ex senador y actor Fred Thompson, quien se enfrenta a un desafío inesperado para su rol de figura líder en el sur.

Su campaña ha estado esgrimiendo el historial impositivo de Mike Huckabee, utilizando imágenes de sus días de mayor peso en Arkansas y argumentando que, como gobernador, era un recolector, no el "recortador" de gravámenes que ahora dice ser.

La campaña de Thompson llegó a cuestionar su propuesta de reemplazar el impuesto a los ingresos aumentando el gravamen a las ventas o su posición con respecto a la inmigración ilegal que -sostienen- está fuera de los principios del partido.

También ha caído bajo fuego por su falta de experiencia en política internacional, especialmente días pasados cuando se mostró totalmente desconocedor del informe de la inteligencia nacional sobre Irán, luego de haber sido la noticia principal en las 24 horas previas a ser consultado sobre su opinión.

Después justificó este traspié al tiempo que le demanda la campaña, pero es otra señal de que su equipo está luchando para ponerse al nivel, en número y recursos, con el nuevo nivel alcanzado por el candidato.

Otro elemento en su contra es el caso de Wayne Dumond, a quien ayudó a salir bajo fianza de la prisión en la que cumplía una condena sólo para volver a violar y asesinar poco después de haber quedado en libertad.

Peso liviano de la política

En los actos de campaña, Huckabee ha tratado de esquivar las críticas recurriendo a una broma.

"Siempre digo que la mejor información probablemente no es la que proviene de mis oponentes", expresó a su audiencia en Des Moines. "Pero lo que digo acerca de ellos, todo eso sí es verdad".

Mike Huckabee, candidato republicano
Aspirar a la presidencia es como participar en una carrera de la serie Nascar. Todos creen que a poco de la largada la carrera ya está definida. Pero no es así.
Mike Huckabee
También se ha mostrado habilidoso en la forma de evitar cualquier ataque directo a los otros candidatos, algo que contrasta con esa clase de justa en la que se han sumergido Mitt Romney y Rudy Giulini recientemente.

Pero hasta es "presidenciable" un hombre cuyo apellido -y en esto hasta sus seguidores coinciden- no suena precisamente presidencial.

La percepción general, desde el comienzo de la campaña es que, a pesar de "caer bien", este hombre que perdió casi 60 kilos después de haber sido diagnosticado con diabetes, es políticamente, mucho más que un peso liviano para derrotar a cualquier potencial contrincante demócrata.

Esta es la simple razón por la cual la dirigencia de la Iglesia Evangélica no lo apoya.

El candidato, por su parte, argumenta que sus victorias electorales en Arkansas demuestran que puede derrotar a los demócratas en el mismísimo patio trasero de los Clinton.

Es una fanfarronada que a los otros participantes de esta carrera le encantaría poder hacer.

Es cierto que todavía no tiene fondos suficientes y lo más importante, el tipo de organización de campaña que es crucial para poder mantener el impulso que espera ganar en el caucus de Iowa.

En la jornada de la Nascar, en mayo último, usó una metáfora que era pertinente entonces y que ahora suena premonitoria.

"Aspirar a la presidencia es como participar de una carrera de la serie Nascar", me dijo.

"Son 500 millas y va a haber algunos corredores en el frente que no lograrán ver la bandera a cuadros. Otros se quedarán sin suficiente combustible en sus tanques. Algunos van a derrapar y otros se estrellarán entre ellos. Todos creen que a poco de la largada la carrera ya está definida. Pero no es así".



NOTAS RELACIONADAS
EE.UU.: carrera electoral al rojo vivo
12 12 07 |  Internacional
Los demócratas y los famosos
12 12 07 |  Internacional
Republicanos: muro sí, Chávez no
10 12 07 |  Internacional
Demócratas esquivan el muro
10 09 07 |  Internacional
Una tarde con Hilary y Obama
22 07 07 |  Internacional
"Músculo" hispano para 2008
10 07 07 |  Internacional
Una campaña de mil millones
06 04 07 |  Internacional

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen