Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Jueves, 28 de febrero de 2008 - 12:52 GMT
Medvedev, el "heredero" del Kremlin

Redacción BBC

Dmitri Medvedev y Vladimir Putin
Desde comienzos de los 90 que Medvedev integra el círculo de Putin.

En diciembre de 2007, y tras meses de especulaciones, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, reveló finalmente la identidad de su favorito para sucederlo en el cargo: Dmitri Medvedev.

De 42 años de edad, casado y con un hijo, además de ostentar desde 2003 el cargo de viceprimer ministro, es también el presidente del directorio de Gazprom, el gigante energético estatal.

 ¿Quién es Medvedev?

Conocido como un "tecnócrata" en lo político y un "liberal" en lo económico, Medvedev se recibió de abogado en la universidad estatal de Leningrado, actualmente San Petersburgo.

Luego de trabajar como docente en esa institución y como director de asuntos legales de una empresa maderera, inició su carrera en la administración pública a comienzos de la década de los '90 en un período clave en la transición post-soviética.

"Lo conozco por más de 17 años y he trabajado con él en forma muy cercana en todo este tiempo", dijo Putin al hacer el anuncio. Y con toda razón.

Peldaño por peldaño

En efecto, entre 1991y 1996, Medvedev se desempeñó como experto legal de la comisión de relaciones exteriores de la alcaldía de San Petersburgo, que en ese entonces estaba precisamente en manos del actual presidente ruso.

DMITRI MEDVEDEV
Dmitri Medvedev
1990-95 Asesor del alcalde de San Petersburgo
1999 Jefe de gabinete adjunto del Kremlin
2000 Jefe de la campaña electoral de Vladimir Putin
2002 Presidente del directorio de Gazprom
2003 Jefe de gabinete de Putin
2005 Viceprimer ministro a cargo de programas sociales
A diferencia de éste, el "heredero" no registra ningún vínculo en su pasado con el servicio secreto soviético, la KGB, o la institución que la reemplazo, el Servicio de Seguridad Federal que dirigió el mismo Vladimir Putin.

Precisamente, cuando todavía estaba en ese cargo, fue el entonces presidente Boris Yeltsin quien respaldó la llegada de Putin al Kremlin, desde donde éste llamó a Medvedev en 1999 para que lo acompañara en Moscú.

Desde entonces, el joven abogado de la ex Leningrado fue escalando peldaño por peldaño la escalera del círculo selecto del presidente: jefe de gabinete adjunto (1999), jefe de la campaña presidencial para las elecciones de 2000, presidente del directorio de Gazprom (2002), jefe de gabinete (2003) y finalmente viceprimer ministro a cargo de los programas sociales (2005).

Nueva generación

En este último ámbito es reconocido por haber supervisado una serie de iniciativas en el campo de la agricultura, la salud, la educación y en los esfuerzos para elevar el bajo índice de natalidad de Rusia.

Algunos analistas lo consideran como uno de los integrantes de la "nueva generación de políticos rusos" quien tuvo un papel decisivo para restructurar las relaciones del Kremlin con la poderosa oligarquía multimillonaria que hizo su fortuna durante los años de Yeltsin.

Al participar a comienzos de 2007 en el Foro Económico Mundial de Davos, manifestó que el Kremlin tiene como objetivo favorecer la creación y desarrollo de grandes corporaciones rusas que desarrollen actividades en el exterior así como promover la inversión foránea.

A comienzos de diciembre del año pasado, Medvedev dijo que era tiempo de que Gazprom, la compañía de gas más grande del mundo, comience a promover su imagen internacional a través de la cotización de sus acciones en las bolsas de Nueva York y Shanghai.

¿Sucesión asegurada?

A pesar de esta fama de liberal y de haber sido propuesto como candidato de los partidos oficialistas que controlan el parlamento ruso para las elecciones presidenciales del 2 de marzo, Medvedev no pertenece a ninguna organización política.

Todos sabemos muy bien que ningún estado no democrático pudo llegar a ser realmente próspero por una simple razón: la libertad es mejor que la no libertad
Dmitri Medvedev
A pesar de rechazar los rótulos, porque -según sostiene- las ideologías son contraproducentes, se considera a sí mismo un demócrata ya que "ningún estado no democrático logró realmente prosperar por una simple razón: la libertad es mejor que la no libertad".

Sin embargo, es precisamente la falta de libertad en Rusia, lo que la oposición reclama al presidente Vladimir Putin, de quien dudan que suelte los hilos del poder una vez que deje el Kremlin.

En ese marco -sostienen- la "bendición" que el mandatario le dio a Medvedev, es el sello final que aseguraría de antemano quién ocupará su sillón en el Kremlin cuando complete el segundo de los dos mandatos seguidos que le permite la constitución rusa.

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen