Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Martes, 20 de noviembre de 2007 - 23:25 GMT
Annapolis: ¿Medio Oriente listo?
Lourdes Heredia
Lourdes Heredia
BBC, Washington

Mahmoud Abbas y Ehud Olmert en su última entrevista antes de Annapolis
Palestinos e iraelíes esperan resultados distintos de la reunión, lo que desanima a los analistas.
La conferencia de Annapolis, que se celebrará el 27 de noviembre, ha sido calificada como el mayor esfuerzo del gobierno del presidente George W. Bush para resolver el conflicto israelí-palestino; las invitaciones a los dignatarios que participarán fueron despachadas recién este martes.

Pero incluso antes de que se confirmara la fecha para la Conferencia de Annapolis, funcionarios y analistas comenzaron a poner paños fríos a las expectativas de lograr un avance real en las negociaciones de paz.

Hasta el borrador de la declaración final ha supuesto un gran esfuerzo. Los israelíes quieren algo corto y sin muchos detalles, mientras que los palestinos exigen una fórmula más completa, con compromisos explícitos y no una simple declaración de principios.

El hecho que las invitaciones a la conferencia se hayan mandado tan sólo una semana antes del encuentro es un reflejo del panorama que se maneja.

Los ingredientes

Un niño palestino trepa el muro de Jerusalén a la ciudad cisjordana de Aram
Abbas gobierna apenas a la mitad de los palestinos, desde que Hamas tomó el control de Gaza.

"Es un receta poco probable para la paz: un impopular primer ministro israelí, que sigue sufriendo las consecuencias de la guerra con Líbano, y un presidente palestino débil políticamente, que ha perdido el control de la mayoría de su territorio", escribió en el Washinton Post el columnista David Ignatius.

"A esto se le agrega un apoyo más bien tibio por parte de los países árabes", agregó.

Efectivamente, Abbas está enfrentado a Hamas -que ganó las elecciones palestinas en el 2006- y perdió el control de la franja de Gaza.

EE.UU. sin embargo, califica a este movimiento de "terrorista" y por lo tanto no lo ha invitado a Annapolis, lo cuál complica la implementación de cualquier acuerdo.

La temperatura

Los protagonistas no son el único problema. A la receta habrá que agregarle la lista sin fin de los desacuerdos entre las partes: la situación de los refugiados, el futuro de Jerusalén, las fronteras, los asentamientos, etc.

Pese a todo, Condolezza Rice, la anfitriona del encuentro, afirma que la conferencia en Annapolis será una "plataforma de lanzamiento" para lograr en el futuro la creación de un estado palestino.

Activistas judíos de extrema derecha presionan contra las negociaciones de paz
Olmert enfrenta fuertes presiones en Israel: muchos no están dispuestos a negociar Jerusalén.

"Alcanzarán sus metas en el tiempo que resta de la administración de Bush", señaló la funcionaria en uno de sus viajes a la región.

Su optimismo es compartido por pocos, aunque la mayoría espera que por lo menos se logre sentar las bases para el "estatus" que dé luz a un estado palestino.

"Lo que esperamos alcanzar en Annapolis es la reanudación de las negociaciones sobre el estatuto definitivo entre las dos partes, con el objeto de alcanzar una la solución de dos Estados", declaró jefe negociador de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Saeb Erekat, a los medios israelíes a principios de esta semana.

Todas las partes admiten que Annapolis será por lo menos un principio, aunque no el final. Se trata en otras palabras de relanzar las negociaciones que han estado estancadas por lo menos dos años.



NOTAS RELACIONADAS
Israel excarcela más palestinos
19 11 07 |  Internacional
Olmert tiene cáncer de próstata
29 10 07 |  Internacional
EE.UU.: "Un Estado palestino ya"
15 10 07 |  Internacional
Gaza: sufriendo en la "gran prisión"
10 11 07 |  Internacional
Rice prepara cumbre
14 10 07 |  Internacional

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen