Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Viernes, 28 de septiembre de 2007 - 18:31 GMT
Una imagen real en llamas

Elva Narcía.
Elva Narcía
BBC Madrid

Juan Carlos de Borbón
La ley española sanciona ofensas al rey y la familia real si dañan el prestigio de la Corona.

La reciente quema de fotografías del rey de España protagonizada por un grupo de jóvenes independentistas catalanes ha desatado un debate sobre la libertad de expresión en este país.

Este viernes compareció uno de los jóvenes que participaron en la protesta contra la monarquía que se llevó a cabo hace unos días en Girona.

También ha sido llamado a declarar como testigo un fotógrafo que se negó a mostrar a la policía el material gráfico que registró el día de las protestas.

La quema ocurrió primero durante la visita del rey Juan Carlos a Girona para inaugurar el Parque Científico y Tecnológico de la Universidad. El monarca no había visitado esa localidad desde 1976.

Lo recibieron colectivos independentistas con lo que llamaron un acto de "resistencia cívica" en el que acusaron al Rey de ser "el garante de la continuidad de aspectos fundamentales de la dictadura de Franco".

Se lanzaron consignas y ardió la imagen del monarca.

"Yo también"

Eso ocurrió el 13 de septiembre. Las autoridades identificaron a Jaume Roura Carellas como uno de los implicados y fue llamado a comparecer. Roura quedó en libertad sin fianza y sin ninguna medida cautelar.

Javier Parra, director de La República.es.
"Hay millones de republicanos en este país que por fin están empezando a hablar".

El día en el que Roura compareció, decenas de jóvenes se lanzaron a las calles para protestar contra lo que consideran un atentado a la libertad de expresión y bajo las consignas "yo también quemo la corona española", "yo también soy antidemocrático", sacaron las antorchas y la imagen del rey volvió a arder.

Las autoridades identificaron a Enric Stern como otro de los jóvenes que participaron en las protestas del día 13 en Girona.

Stern comparece este viernes ante un tribunal y como testigo se presenta el fotógrafo Jordi Ribot quien, según el diario español ABC, fue citado para que entregue el material gráfico que registra los sucesos de esa jornada.

Según el diario "en el escrito de citación, el juez advierte a Ribot que, si lo cree conveniente, puede acudir a la Audiencia Nacional acompañado de su abogado, ya que si persiste en su negativa podría estar incurriendo en un delito de desobediencia".

Asociaciones de periodistas y reporteros gráficos han expresado su apoyo a Ribot y se han pronunciado en favor de la libertad de información y del secreto profesional.

Libertad de expresión

Mientras las investigaciones continúan, hay voces que se pronuncian por una modificación a las leyes, y aseguran que quemar fotografías es una forma de protesta y castigarla es un atentado contra la libertad de expresión.

Abogada Rocía Fernández.
Las leyes ofrecen una protección especial al jefe de Estado español.

"Hay millones de republicanos en este país que por fin están empezando a hablar, y cuando se empieza a hablar es cuando se pone de manifiesto que en España hay leyes represoras contra quien discute la monarquía", aseguró a BBC Mundo Javier Parra director del diario La República.es.

El artículo 491 del Código Penal español tipifica como delito las calumnias y las injurias a la familia real.

"Se impondrá la pena de multa de seis a veinticuatro meses al que utilizare la imagen del Rey o de cualquiera de sus ascendientes o descendientes de cualquier forma que pueda dañar el prestigio de la Corona", señala el Código Penal modificado por última vez en 1995.

Según la abogada Rocío Fernández las leyes ofrecen una protección especial al jefe de Estado, y en su opinión "no hay motivo para modificar en este momento esos artículos del Código Penal que se publicaron recientemente, hace doce años".

Expresión sin ofensa

Hace unos días el presidente del gobierno José Luis Rodríguez Zapatero se pronunció sobre la quema de las fotografías del rey.

Antonio Fontán.
El prestigio del rey en España es muy grande, asegura el ex presidente del Senado español.

"Uno se puede manifestar y ejercer la libertad de expresión sin traspasar el límite de lo ofensivo. Debemos ser respetuosos con la ley y con la actuación de las instituciones para hacer respetar la ley", declaró Rodríguez Zapatero.

Algunos analistas consideran que el rey sigue siendo en España un símbolo de paz y unidad nacional, y hay quienes opinan que si la monarquía se somete a referéndum la gente seguiría votando a favor de la corona.

"El prestigio del rey en España es muy grande. No hay en estos momentos ninguna persona ni ninguna institución que tenga la aceptación generalizada del pueblo español" aseguró a BBC Mundo Antonio Fontán, ex presidente del Senado español, ligado políticamente a la causa monárquica desde su juventud.

Fontán resta importancia a los incidentes de Cataluña porque "están representados por grupos de activistas políticos que son minoritarios incluso dentro los movimientos republicanos".

El debate sobre la libertad de expresión continúa.

Grupos republicanos han convocado a nuevas movilizaciones para octubre.



ESCUCHE/VEA
A 30 años de la muerte de Franco
BBC ENFOQUE, 18.11.05



NOTAS RELACIONADAS
30 años de monarquía
22 11 05 |  Internacional
España: escándalo por caricatura real
20 07 07 |  Cultura y Sociedad
Nace heredera del trono español
31 10 05 |  Cultura y Sociedad
Ya son marido y mujer
22 05 04 |  Cultura y Sociedad

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen