Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Domingo, 23 de septiembre de 2007 - 16:07 GMT
¿Adiós Bélgica?
Jordi Miró
Bruselas, Bélgica

Bélgica celebró elecciones legislativas el 10 de junio, pero más de 100 días después todavía no hay gobierno y la clase política y la opinión pública se muestran inquietas.

El rey Alberto II de Bélgica
El rey Alberto II decidió mediar, por primera vez desde el inicio de su reinado en 1993.
¿Cuál es el futuro de Bélgica? ¿Desaparecerá? ¿Qué pasará con sus tres regiones, Flandes, Valonia y Bruselas Capital?, se preguntan muchos.

La tesis más defendida por las distintas fuentes que BBC Mundo consultó es que a pesar de todo este pequeño estado federal europeo de poco más de 10 millones de habitantes no está en peligro de extinción.

"100 dias para constituir un gobierno no es nada. Hemos conocido periodos peores. Tampoco estamos en una situación tan dramática como para decir que no hay solución. Todo saldrá bien, como siempre", explica el actual comisario europeo de Ayuda Humanitaria y ex ministro de Asuntos Exteriores belga, Louis Michel.

La historia enseña que nunca fue fácil formar gobierno en un país que cuenta con tres regiones, tres comunidades lingüísticas (la flamenca, la francesa de Valonia y la alemana) y un complejo entramado institucional.

En 1988, Bélgica tardó casi 150 días en dar a luz un nuevo gobierno.

Flamencos contra valones

La crisis actual tiene un tono más duro, con los flamencos más radicalizados y convencidos de que no van a ceder ante los valones. Pero hablar de la desaparición de Bélgica es exagerado
Katrien Luyten, periodista flamenca

La crisis actual se inició tras las elecciones del 10 de junio, cuando el rey Alberto II encargó al vencedor de las elecciones, el democristiano flamenco Yves Leterme, la tarea de formar un gobierno de coalición con representantes democristianos y liberales de Flandes y de Valonia.

Pero pasó lo de siempre: los ricos flamencos del norte (casi un 60% de la población) pidieron más autonomía, mientras que los pobres valones (casi un 40%, con más paro y a los que los flamencos acusan de ser vagos y mantenidos) se resistieron a modificar el estado federal.

Hace dos semanas Leterme fracasó, forzando al rey Alberto II a mediar por primera vez desde el inicio de su reinado en 1993. Éste le confió una misión "explorativa" al presidente de la Cámara de Representantes, Herman Van Rompuy, alguien con mucha experiencia y que trabaja con discreción.

"Hay una desconfianza mutua. Los valones piensan que las reformas del estado que quieren los flamencos son etapas en el camino hacia el separatismo. Del lado flamenco, existe la sospecha de que los valones lo quieren bloquear todo porque la situación institucional del estado actual les favorece económicamente", afirma Vincent de Coorebyter, director general del Centro de Investigación e Información Sociopolítica (CRISP).

Entre las demandas flamencas figuran pequeñas transferencias, como la gestión de los ferrocarriles, y grandes peticiones, como la gestión de la seguridad social y una mayor autonomía fiscal.

Ciclistas en Bélgica
Decenas de ciclistas en Bruselas pidiendo la independencia de Flandes a inicios de septiembre.
"Lo que sí es cierto es que la crisis actual tiene un tono más duro, con los flamencos más radicalizados y convencidos de que no van a ceder ante los valones. Pero hablar de la desaparición de Bélgica es exagerado", explica Katrien Luyten, una periodista flamenca de la agencia EFE.

Prueba de ello es que el parlamento flamenco rechazó hace unos días la celebración de un referéndum sobre la independencia de Flandes propuesto por el Vlaams Belang, un partido de extrema derecha que cuenta con un 25% del electorado flamenco.

Y a pesar de que algunas encuestas hablan de un ascenso del independentismo en Flandes, todavía son mayoría los que no ven en la separación la solución a sus demandas.

"Lo ideal sería que el Estado siga como está unos 10 ó 20 años más. En ese tiempo Valonia acabaría recuperándose económicamente, como ya está empezando a hacer. Así, los flamencos no sentirían que están manteniendo a los valones y las reivindicaciones secesionistas se moderarían", explica Philippe Engels, analista político del semanario francófono Le Vif.

La salvación, en la joya del reino

Tampoco estamos en una situación tan dramática como para decir que no hay solución. Todo saldrá bien, como siempre.
Louis Michel. ex canciller belga

Sin embargo, los apocalípticos no cesan de dibujar cómo sería una Bélgica divorciada, con Flandes independiente o adherido a Holanda y Valonia por libre o engullida por Francia.

Bruselas, capital de Bélgica y de la Unión Europea (UE), enclavada en territorio flamenco pero con una mayoría del 80% francófona, es para muchos la que mantiene unido el país, junto a la monarquía.

"Sus únicas opciones serían o crear un estado con Valonia o ser un mini-estado independiente y quedar como capital de la UE, al estilo de Washington D.C.", explica Engels.

"Aunque es también capital de Flandes, los valones y los mismos bruselenses nunca permitirían que Bruselas se integrase con los flamencos", añade.

División elegante

Salvo sorpresas, flamencos y valones seguirán viviendo como hasta ahora, bajo la misma bandera aunque completamente de espaldas: cada comunidad con sus partidos políticos, sus escuelas, sus canales de televisión, sus periódicos, su lengua.

En resumen, con prácticamente nada en común, más allá del Rey, la selección de fútbol y algunos tipos de cerveza, como suelen recordar sobre todo los flamencos.

Basta un dato para representar la profunda división que define a este país: menos de un 1% de los matrimonios son mixtos.

Pero en contra de lo que sucede en otras partes del mundo, aquí la división se lleva con cierta elegancia: cuando flamencos y valones discuten, utilizan palabras, jamás las armas y la violencia.



NOTAS RELACIONADAS
Se equivocó de himno nacional
23 07 07 |  Cultura y Sociedad
Cambia gobierno en Bélgica
10 06 07 |  Internacional
Francia: derecha con mayoría
10 06 07 |  Internacional
Extranjeros ganan votos en España
29 05 07 |  Internacional
Israel: laborismo cambia de líder
29 05 07 |  Internacional

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen