Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Martes, 18 de septiembre de 2007 - 12:31 GMT
Irán, convencido de que no lo atacarán
Jon Leyne
BBC, Teherán

Un clérigo iraní camina frente a un mural crítico de Estados Unidos en la pared de la antigua embajada de EE.UU. en Teherán (febrero 2007).
Los líderes iraníes creen que las advertencias bélicas forman parte de una guerra psicológica.
Siempre iba a resultar difícil distinguir entre la fanfarronería y el desafío genuino.

Pero la respuesta de Irán a las recientes amenazas bélicas parece mezclar el desafío real con un cierto grado de autocomplacencia.

Aquí en Teherán existe la firme creencia de que Estados Unidos simplemente no está en posición de atacar a Irán.

"No creo que nadie en Irán se haya tomado seriamente estas amenazas. Creen que es retórica para poner más presión psicológica sobre Irán", dice Sadegh Zibakalam, de la Universidad de Teherán.

Difícil cliché

Como el diario Jomhuri-ye Islami publicó el lunes por la mañana: "los iraníes son profundamente conscientes de que Estados Unidos está tan ocupado en Irak y Afganistán que no puede hacer nada contra Irán".

Es imposible saber si la mayoría de los iraníes lo cree así o no.

El presidente de Irán, Mahmoud Ahmadinejad (foto de archivo)
Ahmadinejad visitará la Asamblea General de la ONU este mismo mes.

Pero definitivamente es posición en los círculos del presidente Mahmoud Ahmadinejad y del líder supremo, el ayatolá Ali Khamenei.

Se repite tan a menudo en los medios de comunicación, al menos en los próximos al liderazgo, que se ha convertido en un cliché difícil de debatir o cuestionar.

De hecho, el presidente Ahmadinejad confía cada vez más en que no habrá nuevas sanciones de Naciones Unidas sobre el polémico programa nuclear de Irán.

Como él mismo reiteró recientemente: "la cuestión nuclear, como cuestión política está cerrada... la carpeta iraní está archivada".

Campaña de opinión pública

El liderazgo iraní cree que las advertencias actuales, tanto desde Washington como desde París, son parte de una guerra psicológica.

Reactor nuclear de Bushehr
Irán sostiene que su programa nuclear es pacífico.
Así que la respuesta ha sido aumentar el volumen de los ataques verbales.

En las oraciones del viernes pasado, el ayatolá Khamenei fue particularmente tajante.

Acusó al presidente estadounidense, George W. Bush, de ser un criminal de guerra y dijo que los planes de Estados Unidos para Medio Oriente habían quedado totalmente frustrados.

"Para el presidente y para el líder supremo, Estados Unidos está simplemente tratando de llevar a cabo una guerra psicológica contra Irán, y debemos ser los suficientemente fuertes, lo suficientemente decididos", dijo el profesor Zibakalam.

"No debemos mostrarles que nos han amedrentado y que nos vamos a echar atrás", añadió.

El ayatolá Khamenei comentó en su círculo que hay sólo dos países verdaderamente opuestos al programa nuclear iraní: Estados Unidos y el Reino Unido (Irán no reconoce la existencia de Israel como país).

Incluso parece existir la creencia de que el gobierno de Washington podría, de alguna manera, quedar abrumado por la opinión pública internacional.

Así que el presidente Ahmadinejad está inmerso en una campaña de relaciones públicas para convencer al mundo de que las intenciones de Irán son pacíficas, una iniciativa que culminará con una visita a la Asamblea General de Naciones Unidas en Nueva York este mismo mes.

Cómo empiezan las guerras

El líder supremo de Irán, el Ayatollah Ali Khamenei (14/09)
El liderazgo iraní cree que las advertencias actuales son parte de una guerra psicológica.

Los medios informativos iraníes cubrieron con profusión una protesta contra la guerra que tuvo lugar en Washington durante el pasado fin de semana.

Para el gobierno de Teherán, esto evidencia que la opinión pública estadounidense simplemente no permitirá un ataque a Irán.

Es cierto que Washington tendrá dificultades para ganar la aprobación en la ONU de nuevas sanciones a Irán.

Al acceder a conversar con el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), Irán se ganó el apoyo de Rusia y China, al menos por el momento.

Según fuentes de Teherán, el presidente ruso, Vladimir Putin, incluso va a visitar Irán el mes que viene.

Así que los primeros dos o tres meses podrían ser un período de muchas conversaciones y pocos movimientos a cuento al programa nuclear iraní.

Pero, mientras tanto, la lista estadounidense de quejas contra Irán va creciendo. Lo acusa (o lo utiliza como chivo expiatorio) de la violencia en Irak y Afganistán.

La idea de que, con el tiempo suficiente, Washington se olvidará de Irán es demasiado ingenua.

Pero lo preocupante no es que Estados Unidos e Irán estén en desacuerdo. Lo peor es que ambos malinterpretan de una manera completamente errónea las intenciones del otro.

Y así es como empiezan las guerras.



NOTAS RELACIONADAS
La cambiante lógica de Medio Oriente
17 09 07 |  Internacional
Francia advierte sobre guerra con Irán
17 09 07 |  Internacional
Irán no aceptará sanciones
12 09 07 |  Internacional
Irán: ¿domina tecnología nuclear?
02 09 07 |  Internacional
OIEA: Irán da un paso "significativo"
30 08 07 |  Internacional
Crece guerra verbal entre EE.UU. e Irán
29 08 07 |  Internacional

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen