Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Jueves, 2 de agosto de 2007 - 11:12 GMT
Rusia y la "fiebre del Ártico"
Paul Reynolds
BBC, analista de asuntos internacionales

Los rusos encabezan una nueva "fiebre del oro" en el norte profundo, donde intentan reclamar derechos sobre el petróleo, el gas y los minerales que hay en gran parte del Océano Glacial Ártico y el Polo Norte.

Artur Chilingarov.
Artur Chilingarov, quien encabeza la expedición, sostiene que el Ártico es de Rusia.
El más famoso de los exploradores rusos, Artur Chilingarov, con todo y barba náutica, encabeza una expedición que plantó una cápsula de titanio con la bandera rusa en el fondo del mar bajo el Polo.

"El Ártico es ruso", ha dicho Chilingarov. "Debemos probar que el Polo Norte es una extensión de la plataforma costera rusa".

Moscú sostiene que la cordillera submarina Lomonosov es una extensión de la plataforma continental rusa.

Eso justifica, según Rusia, su reclamo de una zona triangular que llega hasta el Polo y le da derechos sobre el área en términos de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar.

Bajo el artículo 76 de la Convención, un Estado puede reclamar una zona exclusiva de 200 millas náuticas y 150 millas adicionales de derechos sobre el lecho marino, midiendo a partir de donde termina la plataforma continental.

Reclamos

Rusia presentó un reclamo formal en 2001, pero la comisión de la ONU que dirime controversias sobre límites de la plataforma continental le pidió que volviera a hacer el trámite.

El acto de plantar la bandera puede interpretarse como un gesto simbólico del reclamo ruso.

Los cinco países involucrados están considerando otras dos formas potenciales de compartir la región, mediante las cuales se dividiría el mar en partes iguales
Al mismo tiempo, otros países tratan de proteger sus intereses en el Ártico. Canadá planea construir hasta ocho naves patrulleras y el Congreso de Estados Unidos considera una propuesta para construir dos barcos polares de gran calado.

La fiebre del Ártico se ha vuelto más intensa debido al deshielo de la capa polar, que permitirá que los trabajos de exploración sean más fáciles, y por la urgente necesidad de nuevas fuentes de petróleo y gas.

Pero además es evidente que hay un nuevo sentido de nacionalismo en Rusia.

Un equipo de científicos indicó en 2004 que la capa de hielo de verano podría derretirse por completo antes de que termine el siglo debido al calentamiento global.

Si los hielos retroceden, podrían abrirse nuevas rutas marítimas y nuevas zonas con recursos naturales susceptibles de explotación.

El Centro de Estudios Geológicos de Estados Unidos estima que la zona del Ártico aloja una cuarta parte de los recursos energéticos por descubrir en el planeta.

Un problema importante es que Estados Unidos no ha ratificado la Convención sobre el Derecho del Mar

Por el momento, ninguna plataforma continental se extiende hasta el Polo Norte, que es un área internacional administrada por la Autoridad Internacional del Lecho Marino con sede en Jamaica.

Pero Rusia no es el único país que reclama derechos sobre el Polo Norte.

Estados Unidos y Canadá tienen un diferendo sobre derechos en el Pasaje del Noroeste. Noruega y Rusia reclaman el Mar de Barents.

Canadá y Dinamarca compiten por una pequeña isla cercana a la costa de Groenlandia. El Parlamento ruso se niega a ratificar un acuerdo con Estados Unidos sobre el Mar de Bering, y Dinamarca también reclama el Polo Norte.

¿De quién es el Polo?

Los cinco países involucrados están considerando otras dos formas potenciales de compartir la región, mediante las cuales se dividiría el mar en partes iguales.

Artur Chilingarov y el presidente Vladimir Putin.
Rusia reclamó el Ártico desde 2001, pero la ONU no aceptó la petición de Moscú.
El "Método de la línea media" -que apoyan Canadá y Dinamarca- dividiría las aguas del ártico entre los países según la longitud de la costa más cercana. Este método daría el Polo a Dinamarca pero beneficiaría también a Canadá.

El "Método del sector" tomaría al Polo como centro y establecería líneas en todas las longitudes, lo que penalizaría a Canadá, pero Noruega y Rusia, en menor medida, saldrían ganando.

Un problema importante es que Estados Unidos no ha ratificado la Convención sobre el Derecho del Mar, más que nada porque los senadores no querían que hubiera restricciones internacionales a las acciones de su país.

Sin embargo, en mayo de este año el senador republicano Richard Lugar pidió que se ratificara la convención a la luz de las acciones rusas, porque se necesita la voz de Estados Unidos en la mesa de negociaciones.



NOTAS RELACIONADAS
Rusia a la conquista del Ártico
02 08 07 |  Internacional
Rusia en el Norte más profundo
29 07 07 |  Internacional
Ártico: la nueva "fiebre del oro"
26 10 05 |  Internacional
Satélite europeo cae al Ártico
08 10 05 |  Ciencia y Tecnología
Se descongela el Ártico
30 09 05 |  Ciencia y Tecnología
Se descongela el Ártico
28 09 05 |  Ciencia y Tecnología

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen