Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Miércoles, 20 de junio de 2007 - 13:16 GMT
¿Es posible vencer al Talibán?
John Simpson
BBC

Soldados patrullando las calles de Afganistán
El camino entre Jalalabad y Kabul es tan peligroso que se lo conoce como "carretera Bagdad".
El Talibán cuenta ahora con nuevas tácticas y una renovada confianza en sí mismo, y su campaña contra el gobierno, que es respaldado por la OTAN, se ha vuelto más exitosa desde comienzos de año.

En el este del país, en los alrededores de Jalalabad, los ataques suicidas se han tornado tan frecuentes que a la ruta que conecta dicha ciudad con Kabul se le conoce por el nombre de "carretera Bagdad".

Desde 1989, he visitado Jalalabad en muchas ocasiones, pero por primera vez en mi última visita tuvimos que contratar a un escolta policial para movernos por la ciudad.

A pesar del intenso calor, cuando estábamos en los alrededores de la ciudad nos pidieron que si por alguna razón nos deteníamos, que no bajáramos del carro.

"Hay espías por todas partes", nos explicó el policía.

Las fuerzas policiales son en sí mismas un blanco de ataque para las guerrillas del Talibán y de al-Qaeda.

Afuera del cuartel principal de la policía en la ciudad, uno de los jefes nos ordenó parar la filmación, ya que nuestra presencia podía atraer la atención de algún atacante suicida.

Aquí ya se han producido varios atentados y aún puede verse un cohete sin explotar arriba de un árbol frente al edificio.

Tácticas

Hasta el final del año pasado, Jalalabad era una ciudad relativamente tranquila. Ahora se ha convertido en un campo de batalla.

Mapa de Afganistán
Residentes del lugar me mostraron varios lugares en el llamado "camino Bagdad" desde donde soldados estadounidenses le dispararon a civiles hace unas semanas, después de un intento de atentado suicida.

Los soldados dijeron que atacaron después de que le habían disparado.

Posteriormente, las autoridades locales se disculparon y pagaron una indemnización por las muertes.

Como resultado de este y otros incidentes en esta región del país la OTAN y las tropas estadounidenses son vistas con desconfianza y recelo.

Las tácticas del Talibán están diseñadas para que nadie se sienta seguro en ninguna parte.

La semana pasada, al norte de Kabul, en una zona que siempre ha sido un bastión del gobierno y de la Alianza del Norte -que sacó al Talibán del poder en noviembre de 2001- el Talibán lanzó una ofensiva contra las poblaciones favorables al gobierno.

Al sur de Kabul, en la provincia de Logar, se produjeron dos atentados en dos escuelas, dejando como saldo varias niñas muertas y heridas. El Talibán se opone particularmente a la educación de las mujeres.

En el hospital donde ingresaron a una de las maestras y a sus alumnas nos rogaron que no filmáramos por temor a las consecuencias.

Y la misma capital sufrió hace poco el peor atentado desde la caída del Talibán en 2001, con más de 30 muertos en un ataque contra un autobús de la policía.

Futuro incierto

Por varios años después de que el Talibán fuera expulsado del poder, este movimiento parecía haber desaparecido. Las niñas regresaron a las escuelas que el Talibán había cerrado, se formaron grupos de mujeres y éstas comenzaron a presentar programas de noticias en la televisión.

Niñas en la escuela
Con la caída del Talibán, las niñas regresaron a las escuelas.
Sin embargo, ahora ha comenzado una nueva campaña de asesinatos de mujeres prominentes.

Como las tropas de la OTAN están desplegadas en el sur del país, la policía y el ejército afgano tienen dificultades para operar en otras regiones. Por otra parte, el Talibán cuenta con nuevos reclutas, nuevas tácticas y nuevas armas que llegan desde el extranjero, particularmente de Irak. Al-Qaeda, aliado cercano del Talibán, está redirigiendo parte de sus fuerzas a Afganistán.

El nuevo comandante de al-Qaeda en Afganistán, Mustafa bin Yazid, ha combatido en Irak, y se cree que está detrás de la nueva estrategia de atentados suicidas, algo relativamente raro en Afganistán hasta tiempos recientes.

Pero el Talibán no está ganando todas las batallas. Hablé con una figura importante dentro del movimiento que poco tiempo atrás desertó de las filas del Talibán por desacuerdos con el liderazgo de la organización.

Según explicó, muchos líderes del Talibán como él son hostiles a al-Qaeda, y están buscando una alternativa que no sea el gobierno -apoyado por las fuerzas de la OTAN-, o los extremistas extranjeros encabezados por Bin Yazid.

Agregó que el Talibán está siendo cada vez más exitoso en su campaña contra el gobierno y confirmó que su estrategia era rodear Kabul hasta, eventualmente, capturar la ciudad.

Mientras las fuerzas de la OTAN estén en el país, esto no va a suceder. Sin embargo, hasta el momento ni la OTAN ni el gobierno del presidente Karzai parecen haber encontrado una manera de contrarrestar el resurgimiento del Talibán.

NOTAS RELACIONADAS
Afganistán: civiles en peligro
12 06 07 |  Internacional
Karzai sale ileso de atentado
10 06 07 |  Internacional
Murió líder talibán en Afganistán
13 05 07 |  Internacional

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen