Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Sábado, 16 de junio de 2007 - 16:07 GMT
Gaza: ¿pesadilla u oportunidad para Israel?
Jana Beris
Jana Beris
BBC Mundo, Jerusalén

Palestinos huyendo hacia Israel
La estrategia política de Israel dependerá del desenlace de la crisis en Gaza.

Israel siguió con preocupación los cruentos eventos de los últimos días en la Franja de Gaza. La inestabilidad e inseguridad en el vecino territorio palestino aumentaron la percepción de la amenaza.

Las imágenes de los enmascarados de Hamas empuñando armas por las calles y tomando control de todas las instalaciones del régimen de Mahmoud Abbas, fueron para el israelí promedio, una verdadera pesadilla.

Pero ahora Israel no tiene más remedio que lidiar con una nueva realidad ante sus propias puertas: ya no un gobierno de unidad nacional que incluye a Hamas, sino una entidad palestina controlada exclusivamente, mediante las armas, por dicha organización.

Política y necesidades

El primer ministro israelí, Ehud Olmert, declaró ya días atrás que Israel no piensa intervenir en Gaza, entre "las fuerzas pragmáticas y las extremistas".

"No nos dejaremos arrastrar por la situación en Gaza", comentó por su parte el ministro de Defensa, Amir Peretz, "y tomaremos las medidas necesarias para que esto no suceda también en Cisjordania".

Pero la pregunta es si en esta situación Israel se verá obligado a cambiar posturas, aunque sea por el hecho de que en la Franja de Gaza reside un millón y medio de palestinos, cuyas necesidades humanitarias son atendidas en gran medida por Israel.

Es que Israel abastece a Gaza de agua, electricidad y de materias primas clave para su mantenimiento básico. Fuentes en la oficina del primer ministro dijeron que "no vamos a castigar a toda la población civil por lo que hace Hamas y está claro que no podemos dejarles sin agua".

De todos modos, todavía no hay una política general clara y ordenada acerca de cómo se actuará.

Responsabilidades

Israel recalca que aunque controla los pasajes que conectan Gaza con su territorio, hace ya casi dos años que se fue de la Franja de Gaza y ya no la ocupa.

La oficina del primer ministro, Ehud Olmert, señaló en un comunicado que el cuidado de la población civil de Gaza será desde ahora responsabilidad de Hamas.

Ehud Olmert
No seremos nosotros los responsables por el destino de los habitantes de la Franja de Gaza
Ehud Olmer, primer ministro de Israel

"Examinaremos la situación y decidiremos qué debe hacerse en la nueva coyuntura, recordando que Gaza se basa en Israel para sus necesidades humanitarias. Pero no seremos nosotros los responsables por el destino de los habitantes de la Franja de Gaza".

"Las necesidades deben ser atendidas, es verdad", dice por su parte Shlomo Dror, portavoz de la Oficina de Coordinación con los territorios, encargada del enlace con los palestinos para los requerimientos de la población civil.

"Pero la responsabilidad no es nuestra. El problema es que en estos momentos, en los pasajes fronterizos está Hamas y así no los podemos abrir".

De todos modos, en los últimos días, pese a la compleja situación, se han encontrado formas, que Dror no detalla, para pasar a Gaza, por ejemplo, 75 porciones de sangre y combustible.

"No puedo decir con quién lo coordinamos, porque no quiero que nadie muera", comenta a la BBC.

Mejor esperar

El analista de seguridad del periódico israelí "Yediot Ahronot", Ron Ben Yshai, escribió sobre las tres opciones que a su criterio tiene ahora Israel, aclarando que "una es peor que la otra".

Intervenir militarmente de alguna forma en la Franja de Gaza, decidir si mantener vínculos con Hamas, tal como lo hacía con la Autoridad Palestina, o mejor esperar.

"Aguardar a que las cosas se aclaren en la arena palestina y la árabe y luego elaborar una nueva estrategia", es su recomendación.

Oportunidad

No todo es negro necesariamente en la situación actual, desde el punto de vista israelí, aunque al ciudadano promedio le cueste hallar la luz.

Militantes de Hamas en Gaza
La división entre Hamas y Fatah permitirían a este último a acercarse a Israel.

El analista Calev Ben-Dor, del Instituto de Investigación "Reut", considera que "puede que esta nueva situación pueda ser utilizada para lograr un cambio".

En su opinión, ésta podría ser "la mayor oportunidad en años para romper el estancamiento político actual, facilitando la creación de una dirección efectiva en Cisjordania, con la que Israel pueda promover un proceso político".

En otras palabras: se seguiría boicoteando a Hamas, concentrado en la Franja de Gaza, pero se podría hablar en forma ordenada con el presidente Mahmud Abbas, ya sin las limitaciones que le imponía el estar vinculado a un gobierno de unidad nacional que incluía a Hamas.

"Israel debe considerar fortalecer a Abbas transfiriéndole fondos congelados, reanudando la libertad de movimiento y aliviando restricciones en la cooperación con miembros de Fatah", escribe Ben-Dor.

Desde la posición de Ben-Dor, aún si Israel boicotea sólo a Gaza y mantiene contactos con Cisjordania, los problemas no terminan, pero quizás esta opción, podría ser una oportunidad y una luz en medio de la oscuridad.



NOTAS RELACIONADAS
Fatah asalta parlamento palestino
16 06 07 |  Internacional
Liga Árabe condena violencia
16 06 07 |  Internacional
La doble división de los palestinos
15 06 07 |  Internacional
El sueño de Gaza se vuelve humo
14 06 07 |  Internacional
Hamas afianza control en Gaza
14 06 07 |  Internacional
Abbas: Gaza al borde del colapso
13 06 07 |  Internacional
Olmert: ofensiva continuará
27 05 07 |  Internacional

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen