Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Domingo, 17 de junio de 2007 - 04:49 GMT
Gates presiona a Irak
Soldados iraquíes y estadunidenses en patrulla.
Todo está listo para aplicar la nueva estrategia de seguridad en Irak.

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Robert Gates, mantuvo conversaciones con el primer ministro de Irak, Nuri al-Maliki, con el fin de presionarlo a realizar mayores esfuerzos para reconciliar a las diversas comunidades del país.

Si bien se conocieron pocos detalles acerca de dichas discusiones, Gates dijo a los corresponsales que EE.UU. estaba decepcionado con el progreso alcanzado hasta ahora.

Informes indican que funcionarios estadounidenses son críticos con respecto a lo que consideran una dilatación tanto de las leyes sobre distribución de los réditos petroleros y como del llamado a elecciones provinciales.

Por su parte, al-Maliki declaró a la revista estadounidense Newsweek que los tiempos y la presión que establece EE.UU. no son de gran ayuda para Irak.

Estrategia de seguridad

Por otro lado, las fuerzas armadas de Estados Unidos anunciaron que las tropas adicionales que se enviaron a la región como parte de la estrategia de seguridad están sus puestos.

Hay cerca de 28.500 soldados, sobre todo en Bagdad, que tratarán de mejorar la seguridad y de impedir actos de violencia sectaria.

Gates declaró a la prensa que las tropas de su país están comprando tiempo para que el gobierno iraquí siga tratando de reconciliar a los bandos opuestos.

Presiones en Irak y en Washington

El militar estadounidense de más alto rango en Irak, general David Petraeus, y el embajador Ryan Crocker deben informar al Congreso sobre el resultado de su misión en septiembre, bajo una intensa presión de la mayoría Demócrata que busca terminar la guerra.

Tanto el general como el diplomático deben demostrar que este operativo, que cuenta con el apoyo del presidente George W. Bush, está funcionando, y convencer a los legisladores que debaten la siguiente partida de fondos para financiar a las fuerzas armadas en Afganistán y en Irak.

Una mujer huye durante un enfrentamiento en Bagdad.
Estados Unidos confían en que su estrategia gane la confianza de los civiles.

El teniente coronel Christopher Garver dijo a la BBC que sólo ahora podría comenzar a funcionar esa estrategia, aunque todavía se necesitan entre 30 y 60 días para que la última brigada, que llegó esta semana, esté en condiciones operativas.

La idea es concentrarse en la seguridad de Bagdad y desalojar a los insurgentes hacia otras partes de la ciudad o del país donde no puedan recibir apoyo de la población.

Los militares estadounidenses confían en que sus esfuerzos contribuirán a ganar la confianza de las comunidades y permitirá que se sientan más dispuestas a informar sobre los insurgentes que busquen refugio entre los civiles.

NOTAS RELACIONADAS
Un templo clave para los chiitas
22 02 06 |  Internacional
Un año de desastre sectario en Irak
22 02 07 |  Internacional
Irak: mal día para EE.UU. y R. Unido
29 05 07 |  Internacional
Irak: riesgo de guerra civil
22 02 06 |  Internacional

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen