Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Viernes, 8 de junio de 2007 - 13:27 GMT
EE.UU: se hunde reforma migratoria

Marcha pro inmigrantes en Manhattan, en marzo de 2007
El tema migratorio ha desatado protestas en todo EE.UU.
La reforma migratoria quedó estancada en Estados Unidos, luego de que el Senado de ese país no lograra avanzar en la aprobación de un proyecto de ley que hubiera significado la legalización de millones de indocumentados.

El líder de la Cámara Alta, Harry Reid, retiró la propuesta, luego de que no pudo convencer a sus colegas de suspender el debate y votar directamente por la aprobación o el rechazo de la ley.

De esta manera, la discusión de una reforma a las leyes migratorias, podría quedar pospuesta hasta después de las elecciones presidenciales de 2008.

La propuesta de ley, respaldada por el propio presidente George Bush, fue presentada ante la cámara alta el 17 de mayo por una comisión mixta de senadores demócratas y republicanos, pero recibió críticas muy duras tanto de los defensores de los inmigrantes como de los grupos que se oponen a la entrada de indocumentados.

José Baig, corresponsal de asuntos hispanos de la BBC, señaló que, ahora, los casi 12 millones de trabajadores indocumentados que se calcula que hay en este país van a seguir esperando un camino hacia su legalización.

"Ese camino se puede demorar todavía hasta finales de 2008, principios de 2009, es decir, después de las elecciones legislativas y presidenciales del año que viene", dijo.

"Hay que recordar que por los tiempos políticos y por los tiempos que tiene el Senado para hacer su trabajo es probable que el debate no se retome en un plazo inmediato", añadió.

Nadie contento

Aunque las organizaciones de defensa de los inmigrantes no están contentas con la decisión del Senado, es cierto que tampoco estaban satisfechas con el mismo proyecto de ley que se estaba debatiendo.

Nos estamos rindiendo muy rápido. Le recomiendo al líder de la mayoría que retome este tema lo más pronto posible, aunque mientras más tiempo pase las cosas serán más difíciles.
Mitchel McConnell, líder de la minoría republicana en el Senado
Decían que éste perpetuaba muchos de los abusos e irregularidades que ocurrían con las actuales leyes de inmigración.

Tampoco estaban contentos con la ley los grupos que se oponen a la entrada de trabajadores y de inmigrantes indocumentados a Estados Unidos.

"Ése era el argumento que usaban los senadores para decir que el proyecto de ley era una buena solución de compromiso entre estos dos extremos", señaló Baig.

El instrumento propuesto establecía que los trabajadores indocumentados que están en Estados Unidos deben regresar a sus países de origen y solicitar su reingreso con una visa por la que deberán pagar US$5.000.

A partir de allí podrían comenzar el proceso para hacerse ciudadanos mediante un sistema de puntos. El 50% de los puntos dependerán de la evaluación que hagan los patronos de cada trabajador y el otro 50% estará relacionado con el aprendizaje del idioma inglés y otras condiciones.

Sesiones maratónicas

La sesión de este jueves cerró de dos semanas de discusiones en las que los senadores de los partidos Republicano y Demócrata debatieron y votaron una serie de enmiendas propuestas al proyecto de ley.

Harry Reid
El líder de la mayoría demócrata decidió retirar el proyecto para que el Senado se ocupe de otros temas.
El líder de la mayoría, el demócrata Harry Reid, del estado de Nevada, promovió dos votaciones para que los senadores cesaran el debate de las enmiendas y votaran a favor o en contra del proyecto de ley.

En ninguno de los dos casos obtuvo los votos necesarios para avanzar hacia el siguiente paso y decidió retirar el proyecto para que el Senado se ocupe de otros temas.

"Hicimos un compromiso con mis colegas -otros senadores demócratas- para aprobar esta ley. No sé cuando será eso, pero estamos comprometidos a darle a mucha gente un camino hacia su legalización", dijo Reid poco después de la segunda votación.

"Nos estamos rindiendo muy rápido. Le recomiendo al líder de la mayoría que retome este tema lo más pronto posible, aunque mientras más tiempo pase las cosas serán más difíciles", dijo el republicano Mitchel McConnell, el líder de la minoría en el Senado.

La decisión significa también un grave revés para el presidente George Bush, quien había apostado por esta ley como el principal aporte político en su segundo periodo en la Casa Blanca.



NOTAS RELACIONADAS
"Nuestro crimen: querer trabajar"
28 05 07 |  América Latina
España: el poder de extranjeros
25 05 07 |  Internacional
Incidente en penal de inmigrantes
24 05 07 |  Internacional
EE.UU.: suspenden ley antiinmigrante
22 05 07 |  Internacional
Inmigración: sinuoso debate en EE.UU.
21 05 07 |  Internacional
Bush, dudas e inmigración
19 05 07 |  Internacional

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen