Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Martes, 29 de mayo de 2007 - 18:20 GMT
Nuevas sanciones contra Sudán

Refugiado de Darfur - foto de archivo
Unos 2,4 millones de personas han dejado sus hogares por el conflicto de Darfur.
El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, anunció nuevas sanciones económicas contra Sudán por la violencia persistente en la provincia de Darfur.

Las sanciones están dirigidas principalmente a las empresas del gobierno sudanés involucradas en la industria petrolera.

Con esta medida, más empresas e individuos relacionados con la violencia en Darfur tendrán prohibido realizar operaciones comerciales o bancarias con EE.UU.

Bush dijo también que EE.UU. promoverá una nueva resolución en las Naciones Unidas que fortalezca la presión sobre el gobierno de Sudán.

"La gente de Darfur ha sufrido por un tiempo demasiado largo en las manos de un gobierno que es cómplice del bombardeo, las muertes y la violación de civiles inocentes", dijo Bush.

"Mi administración llama a estas acciones por su nombre correcto: genocidio", añadió el mandatario estadounidense.

Advertencia china

Sudán calificó la ampliación de las sanciones como medida malintencionada e injusta.

SANCIONES A SUDÁN
George Bush en conferencia de prensa
Contra 30 empresas sudanesas
La mayoría son de la industria petrolera
Hay tres individuos en la lista
Se les prohíbe operaciones bancarias con EE.UU.
Se les prohíbe hacer negocios con EE.UU.
Un asesor del presidente, Omar al-Bashir, señaló que Sudán no se doblegará ante estas presiones y que se estaba trabajando duro para resolver la crisis de Darfur.

Las sanciones impuestas por EE.UU. en 1997 impidieron a compañías sudanesas usar dólares estadounidenses, lo que complicó su comercio internacional.

Sin embargo, los efectos de estas medidas se han visto limitadas por China, país que se ha convertido en uno de los principales socios comerciales, proveedor de armas y comprador de más de la mitad del petróleo sudanés.

Ya antes del anuncio de Bush, China advirtió que imponer más sanciones sobre Sudán sólo haría más difícil la solución del problema.

El enviado chino a Darfur afirmó que la solución estaba en atender la pobreza, no en imponer sanciones.

El conflicto de Darfur entre el ejército rebelde y las fuerzas gubernamentales ha durado cuatro años, causando alrededor de 200.000 muertes y cerca de 2,4 millones de desplazados.

NOTAS RELACIONADAS
Darfur: ONU denuncia matanza
18 05 07 |  Internacional
Protesta mundial por Darfur
29 04 07 |  Internacional
Gadafi: "no" a la injerencia
29 04 07 |  Internacional
ONU: grave acusación contra Sudan
19 04 07 |  Internacional
El drama de Darfur
18 04 07 |  Multimedia

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen