Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Martes, 15 de mayo de 2007 - 16:12 GMT
En busca de Madeleine
La policía de Portugal investiga al primer sospechoso de la desaparición de la niña británica Madeleine McCann, quien se cree que fue raptada, hace 12 días, mientras dormía junto con sus hermanitos gemelos, en un apartamento de un lujoso complejo turístico de Algarve.

Afiche de búsqueda de Madeleine McCann
Los medios apoyan una intensa búsqueda de más de diez días.
Se trata del británico Robert Murat, quien vive con su madre, Jennifer, de 71 años, en un chalet de Praia da Luz, muy cercano al lugar donde se cree que Madeleine fue secuestrada.

Se informó además que otras dos personas son interrogadas en relación con el caso, mientras expertos de la policía judicial realizan pericias en la casa del sospechoso, que incluyeron el vaciado de la piscina.

Mientras tanto, personas acaudaladas y famosas siguen sumando sus voces reclamando la aparición con vida de "Maddy", así como su aporte al fondo de recompensa que se creó, que ya asciende a unos US$5 millones.

Una de las últimas en agregarse a la lista fue la escritora J.K.Rowling, creadora de Harry Potter. Junto a ella aparecen también empresarios, los futbolistas David Beckham, Cristiano Ronaldo y Wayney Rooney, así como figuras de la televisión británica.

Conmoción

El caso conmocionó en un primer momento a la opinión pública de Portugal y Gran Bretaña, pero a medida que pasaron los días fue trascendiendo las fronteras de Europa.

El 3 de mayo, los padres de Madeleine, Kate y Gerry McCann (ambos médicos) decidieron dejar a la niña y a sus dos hermanitos gemelos durmiendo en el apartamento que alquilaban, turnándose para verlos mientras cenaban en el restaurante del complejo turístico, según dijeron.

Gerry y Kat McCann junto a sus hijos gemelos en Algarve
Los McCann no volverán a su casa si no llevan a su hija.
Pero en una de estas oportunidades se encontraron que la niña había desaparecido de la habitación, lo que originó un amplio operativo de búsqueda que ha dado pocos resultados.

Hasta el momento todas las hipótesis de la investigación hacen pensar que Maddy podría haber sido víctima de una red internacional de pedófilos, por lo que las autoridades británicas colaboran con sus pares portugueses en la investigación.

La niña cumplió cuatro años el sábado pasado y sus padres, que han conmovido al público con sus apariciones en los medios, prometieron no abandonar Portugal si no regresan con su hija a su hogar en el Reino Unido.

La familia del padre, oriundo de Glasgow, Escocia, inició un movimiento para recaudar fondos para la recompensa y habilitó un sitio en internet para pedir información que pueda conducir al rescate.

Nuevo giro

Cuando la policía portuguesa había decidido comenzar a disminuir la búsqueda luego de diez días de infructuosa búsqueda, una periodista británica dio un nuevo giro a la investigación.

En efecto, Lori Campbell, del diario Sunday Mirror habló con los representantes de la embajada británica en Portugal y oficiales de la policía de ese país sobre la sospechosa presencia de Robert Murat.

Jenny y Robert Murat
Los Murat viven muy cerca del complejo turístico en Praia da Luz.
Durante la cobertura periodística del caso, Campbell se había topado en varias oportunidades con este hombre quien se presentó a veces como portavoz de la familia de la niña y otras veces como su intérprete.

Murat también se había convertido en una figura familiar para todos los periodistas ante quienes se describía como mitad portugués y mitad inglés ayudando a la policía portuguesa con sus servicios de traducción.

Pero, según Campbell, cuando comenzó a indagar sobre Murat, descubrió que nadie lo había designado en ninguna función.

Sospechoso

Según la televisión portuguesa, se sabe que Murat, de 32 años vive desde hace tres años con su madre Jenny, una enfermera jubilada de 71 años, que decidió radicarse en Portugal hace cuatro décadas.

"Jenny es una persona muy conocida aquí. Ha pasado casi toda su vida aquí y la familia tiene una muy buena reputación y muy buen nombre", comentó Catherine Roberts, una amiga de los Murat.

Un tío del sospechoso, Ralph Eveleigh, le dijo a la BBC que la noche del secuestro de Madeleine, su sobrino estuvo toda la noche en el chalet de Praia da Luz, en compañía de su madre y descartó cualquier posible vínculo con el supuesto rapto.

En tanto un amigo de la familia, Geoffrey Livock, de 71 años, dijo que Maddy podría ser la hermana melliza de la hija que Murat tiene con su ex esposa Dawn, de quien se separó hace tres años y quien aún vive en Norfolk, Gran Bretaña.

Los investigadores del caso interrogaron por más de 12 horas a Robert Murat, quien abandonó las oficinas de la policía en la mañana del martes con rumbo desconocido.

Nada claro aún

La agencia de noticias portuguesa Lusa indicó que una alemana y un portugués también rindieron declaración ante los agentes.

Según la legislación portuguesa, Murat o cualquier otro sospechoso no puede ser detenido, sino tratado como testigo, hasta tanto se presenten pruebas en su contra.

La investigación avanza pero no puedo garantizar ningún resultado
Alipio Ribeiro, director de la policía de Portugal
De todos modos, la denuncia de Campbell permitió que se inicie la pesquisa que incluyó además la confiscación temporal de computadoras y videos de la propiedad del sospechoso.

El procurador general de Portugal, Fernando Pinto Monteiro, se negó a hacer comentarios sobre la situación de Murat.

"Ninguna teoría se ha descartado todavía. La policía está trabajando muy bien", declaró.

Pero el director de la policía nacional portuguesa, Alipio Ribeiro, comentó durante un seminario en Lisboa, que a pesar de que "la investigación progresa, no puedo garantizar ningún resultado".

NOTAS RELACIONADAS

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen