Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Lunes, 7 de mayo de 2007 - 09:31 GMT
Un chapuzón en Arabia Saudita
Rachel Reid
BBC, Arabia Saudita

Hombres y mujeres saudítas con sus trajes tradicionales
Las mujeres de Arabia Saudita no sólo están escondidas detrás de un envoltorio de tela negra y caliente, sino que llevan vidas segregadas

En Riyadh se abre una nueva universidad para mujeres; sin embargo, Arabia Saudita sigue siendo un país en el que las mujeres no pueden votar, conducir, vestirse como quieran o ir a donde les plazca.

Hace seis meses, cuando me mudé al Medio Oriente, sabía que tenía que decirle adiós a mis brazos y mis piernas.

Pero estaba contenta de trabajar en la región, así que no me arrepiento de haber guardado mis faldas y mis vestidos.

Sin embargo, mientras me preparaba para mi primer viaje a Arabia Saudita, se me ponían los pelos de punta de sólo pensar que tendría que usar una abaya, la túnica que cubre el cuerpo por completo y que convierte a las mujeres del Golfo Pérsico en fantasmas luctuosos.

Quizá por eso llamé al hotel antes de llegar, para hacer una pregunta de la cual ya sabía la respuesta: ¿podría usar la piscina?

La respuesta fue un breve silencio, y después una risa desconcertada: "Eh... no, señora. La piscina, por supuesto es sólo para hombres. Lo siento mucho".

La felicito, madam, ¡creo que usted es la primera mujer en nadar en público en toda Arabia Saudita!

Las mujeres de Arabia Saudita no sólo están escondidas detrás de un envoltorio de tela negra y caliente, sino que llevan vidas segregadas, aisladas de todos los espacios públicos masculinos y enviadas a las llamadas áreas "familiares", escoltadas a todas partes por sus esposos o familiares varones, y se espera que obtengan permiso masculino para viajar.

De manera que la idea de que las mujeres naden en público era risible.

Sin arredrarme, escribí un correo ligeramente arrogante al administrador del hotel, protestando porque cualquier discriminación que esperase en el país, no la esperaba en un hotel internacional y pregunté cómo podía justificar cobrarme el mismo precio por recibir menos servicio.

Le sugería que dispusiera un horario de un solo sexo para que las mujeres nadaran. Incluso ofrecí nadar en mi abaya.

Sorpresivamente, accedió a mi solicitud. La piscina sería mía entre las seis y las siete de la mañana.

Así, deseando que alguien me viera nadar en bata y gafas acuáticas, llegué al alba.

Gran revolución

Gráfico de velos islámicos

El administrador nocturno del centro de descanso, Walid, me estaba esperando, en un estado de excitación nerviosa.

"Buenos días, madam", me dijo. "Tenemos todo listo para usted. Hemos acordonado la piscina y ubicado cubiertas alrededor.

"Así que si tiene usted todo lo que necesita, deberé encerrarla de manera que nadie la moleste".

Por un momento, hizo una pausa con sus llaves y me dio una mirada conspirativa.

"La felicito, madam, ¡creo que usted es la primera mujer en nadar en público en toda Arabia Saudita!".

Sonreí. "¿Una pequeña revolución?", le pregunté.

"No, una gran revolución. No creo que se de cuenta de cuán grande es", dijo, mientras movía su cabeza sorprendido.

"Dado que usted lo cubrió todo, ¿significa que no tengo que usar una abaya?", le pregunté.

"Puede usar lo que quiera", dijo sonriente. "Nadie puede verla".

No creí que ése fuera el momento de señalar que estaba nadando al aire libre, al pie del edificio más alto del país. Había un rascacielos de 41 pisos que podía ver este escándalo. No podía evitar echarle un vistazo y reír.

La primeras elecciones

Mujer con velo
Los líderes saudítas dicen que a las mujeres se les permitirá votar en 2009.

Más tarde, ese mismo día, conocía a una mujer impresionante del Golfo llamada Haya Rashed al Califa. Haya es una de las primeras abogadas de Bahrein, y actualmente es la presidenta de la Asamblea General de Naciones Unidas.

Se encontraba en Riyadh para dirigirse ante un encuentro de jefes de estado árabes, un raro evento en una región en la que las mujeres dedicadas a la política aún no son algo familiar.

Apenas hace dos años se realizaron aquí las primeras elecciones nacionales.

A las mujeres no se les permitió votar y mucho menos ser candidatas.

Pero Haya le dijo a las filas de mujeres sentadas ante ella que no se podría evitar el cambio por mucho más tiempo.

Ya era hora, le dijo a los líderes árabes, de que reconocieran a las mujeres como parte de la raza humana.

Más tarde, al encontrarme con Haya, le dije que estaba impresionada con su optimismo.

Lista de derechos

Esta represión de las mujeres, me dijo, no sólo tiene que ver con el Islam. Tiene que ver con la cultura. Sólo hay que ver cómo las interpretaciones del Islam cambian con la geografía.

En cuanto más cerca están los países de otras civilizaciones, son más progresistas.

El derecho de nadar está casi al final de una lista de demandas hechas por las mujeres de Arabia Saudita, mucho más abajo del derecho al voto o a conducir un automóvil.

Por ejemplo, Túnez, en el norte de África, en donde las mujeres han gozado de plenos derechos desde hace 50 años. Las ola del cambio ahora llega al golfo Pérsico.

Le conté de mi pequeña conmoción en el hotel. Quedó con la boca abierta. "¿Les pediste que te dejaran nada en Arabia Saudita? Jovencita, ¡eso es un hito mayor que el mío!", me dijo.

Por supuesto, no lo era. El derecho de nadar está casi al final de una lista de demandas hechas por las mujeres de Arabia Saudita, mucho más abajo del derecho al voto o a conducir un automóvil.

Sin embargo, los líderes sauditas están empezando a tener en cuenta esa lista.

Éstos dijeron que a las mujeres se les permitirá votar en las elecciones locales de 2009.

Si mantienen su promesa, ésta será una revolución.

Quizá las votantes sigan escondidas debajo de sus abayas, pero con seguridad, no parece que vayan a llevar a sus acompañantes varones dentro de las cabinas de votación. ¿O sí?.



NOTAS RELACIONADAS
Irán impone el velo a las mujeres
22 04 07 |  Internacional
En video: el "burkini" entra al agua
17 01 07 |  Aprenda inglés
El velo islámico en Europa
18 11 06 |  Internacional
Rechazan maratón con mujeres
28 01 06 |  Cultura y Sociedad

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen