Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Lunes, 30 de abril de 2007 - 18:14 GMT
Como Platero, pero con tuercas
Elva Narcía.
Elva Narcía
BBC Mundo, Madrid

Maggie la robot.
Maggie cumple tres años en estos meses.
Maggie parece un muñeco de dibujos animados: tiene unos enormes ojos negros que parpadean con frecuencia, mide aproximadamente un metro cuarenta, levanta los brazos, gira, rueda.

Reconoce gestos y voces humanas.

También puede conectarse a internet y leer las noticias, y -con la ayuda de etiquetas de radiofrecuencia- identifica cajas de medicinas y su modo de empleo, algo que podría ser de ayuda para personas invidentes.

"Nació" en la primavera española de 2005 en el Robotics Lab de la Universidad Carlos III de Madrid y cuando fue presentado recientemente en el II Congreso Internacional sobre Domótica, Robótica y Teleasistencia para Todos, causó sensación.

En los titulares de la prensa Maggie llegó a ser el "robot para ciegos", el "robot capaz de sentir cosquillas", "el robot amable", "el robot lazarillo", y hasta el "humanoide".

Plataforma y juguete

Maggie es uno de varios proyectos de robótica que se desarrollan en España.

Lo que vamos buscando es que Maggie se perciba como un ser vivo, que se vea como algo que tiene sus propias emociones, que el usuario, en el caso de que sea un niño, piense que es un ser vivo
Miguel Ángel Salichs, Universidad Carlos III de Madrid
No es un humanoide, ni un enfermero, ni un lazarillo, sino una plataforma de investigación, dirigida sobre todo a la interacción con las personas explicó a BBC Mundo Miguel Ángel Salichs, catedrático de ingeniería de sistemas y automática de Universidad Carlos III de Madrid.

No es un robot comercial, es un prototipo de laboratorio y continuamente se le están incorporando nuevas funciones.

Según el profesor Salichs, primero podría entrar a las casas como un juguete sofisticado.

"Lo que vamos buscando es que Maggie se perciba como un ser vivo, que se vea como algo que tiene sus propias emociones, que el usuario, en el caso de que sea un niño, piense que es un ser vivo", comentó el profesor Salichs.

Al profesor le gustaría algún día ver a Maggie en nuestros entornos cotidianos "saludando a la gente por el pasillo, ayudando a las personas o dándoles información", pero para llegar a ello hay un largo camino de investigación y mucho trabajo por hacer.

Y con investigación constante se busca que los robots se parezcan cada vez más a los seres humanos, dotarlos de más autonomía, que tomen sus propias decisiones.

Mucho camino por delante

Los progresos de Maggie en las computadoras del laboratorio de la Universidad
Llegar a lo que muestran las películas llevará años de trabajo.

"Una de las cosas que tenemos que tener cuidado es, por una parte transmitir nuestra ilusión pero por otra transmitir que hay que trabajar mucho para tener lo que se vé en las películas de la ciencia ficción", agregó Salichs.

Los expertos se refieren a la sociedad del siglo XXI como una "sociedad robotizada".

Dicen que en este siglo veremos "una masiva intervención de robots en todos los aspectos de la vida cotidiana y productiva", así lo señala el libro blanco de la robótica, publicado recientemente por el Comité Español de Automática.

El libro añade que "los robot no solamente estarán localizados en las factorías y con aspecto de brazo manipulador, sino también saldrán al asfalto y al campo para realizar multitud de tareas de servicios e industriales que hoy en día son efectuadas manualmente".

NOTAS RELACIONADAS
Preocupa el futuro robótico
24 04 07 |  Ciencia y Tecnología
Robots: una historia de familia
13 04 07 |  Cultura y Sociedad
En video: la revolución de los robots
11 04 07 |  Aprenda inglés
A control remoto y desde el aire
03 04 07 |  Ciencia y Tecnología
Código ético para robots
07 03 07 |  Ciencia y Tecnología

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen