Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Miércoles, 18 de abril de 2007 - 14:35 GMT
Los suburbios claman venganza
Gerardo Lissardy
BBC Mundo

Candidato conservador francés Nicolas Sarkozy.
Sarkozy es favorito en las encuestas, pero en los suburbios es otra historia.
En Argenteuil, un suburbio parisino de mala fama que se ha propuesto derrotar al candidato conservador Nicolas Sarkozy en las presidenciales del domingo 22, se respira cierto aire de venganza.

Sentado bajo los bloques grises de apartamentos de Argenteuil, un joven de origen árabe que sólo se identifica como Mohamed explica sin ambages su impulso cívico en estos comicios.

"Estamos obligados a hacerlo. Sarkozy, él es quien nos abrió los ojos, entonces vamos a votar este año", afirma este veinteañero que cubre su cabeza con una sudadera.

"Racailles"

La enemistad entre Sarkozy y los habitantes de este suburbio, al noroeste de París, data de octubre de 2005, cuando el entonces ministro del Interior francés lo visitó y prometió limpiar el sitio de "escoria" ("racailles" en francés).

Al mes siguiente, una revuelta estallaba en Argenteuil y otros suburbios de Francia, donde las minorías étnicas son mayoría.

Los jóvenes salieron a las calles a quemar vehículos y a enfrentarse a la policía, dirigida por Sarkozy.

Manifestaciones en suburbios de París
Los recuerdos sobre las manifestaciones del año pasado en los suburbios de París se mantienen vivos.
Hoy, Sarkozy, de la oficialista Unión por un Movimiento Popular, es el candidato favorito en las encuestas, pero en los suburbios es otra historia.

Sólo en Argenteuil, hay más de cinco mil nuevos votantes registrados, un aumento superior a 10 por ciento en el padrón electoral.

La socióloga Marie Carmen García, autora de un libro titulado "Cultura hip hop, jóvenes de los suburbios y políticas públicas", dijo a BBC Mundo que el fenómeno se atribuye al hecho de que Sarkozy sea candidato.

"Comentándolo con otros sociólogos, sí, hay como una, no diría venganza, pero algo que va por ahí", indicó. "Son votos en oposición a este candidato".

Arma decisiva

García observó también que detrás del fenómeno hay varias organizaciones no gubernamentales que en los últimos tiempos salieron a registrar nuevos votantes casa por casa en varios suburbios.

Amar Benoun, presidente de una de esas organizaciones denominada CIVIC, arremete contra Sarkozy:

"Él no puede venir a Argenteuil, donde los jóvenes están excluidos, e insultarlos con un discurso violento", protesta.

Benoun, ciudadano francés nacido hace 60 años en Argelia, explica ahora a los jóvenes que "el voto es un arma decisiva, es el único medio que nos da la democracia para mejorar nuestro futuro".

"No hay otro; la violencia no lo es", advierte.

Un candidato ausente

En Argenteuil, los problemas económicos son notorios, con comercios cerrados y una tasa de desempleo que por lo menos duplica la media nacional, que supera el 16%, y es aún más alta entre los jóvenes.

Sarkozy había prometido volver a Argenteuil durante la campaña electoral, pero hasta ahora no lo ha hecho.

Él canceló una visita después de que la policía encontrara un depósito de cócteles molotov en un edificio del lugar.

Para un candidato ex ministro del Interior, su ausencia en Argenteuil puede ser un flanco débil.

Esto ha sido criticado incluso por el candidato de extrema derecha, Jean-Marie Le Pen, que sí visito fugazmente el suburbio con una fuerte custodia.

Sarkozy contestó que Le Pen buscaba provocarlo y que no le respondería. "La campaña electoral no es un mercado de pulgas", dijo al asistir la semana pasada a otro barrio periférico, Meaux, en las afueras de París.

"Kamikazes"

Camel
Todo el mundo aquí se volverá kamikaze si Sarkozy pasa al balotaje
Camel, joven de origen marroquí
En Argenteuil, un joven de origen marroquí que se identifica como "Camel, del grupo de rap Alianza Étnica", no podrá votar el domingo por tener antecedentes penales.

Pero desde ahora advierte que un triunfo de Sarkozy implicaría "la guerra".

"Todo el mundo aquí se volverá kamikaze si Sarkozy pasa" al balotaje, advierte, y agrega: "Kamikaze quiere decir irrumpir en una comisaría con un auto robado, no importa que vayamos a prisión".

Los encuestadores desconocen el impacto que el tema de los suburbios tendrá sobre el electorado en general a la hora de votar este domingo. Pero muchos se preguntan si Francia puede darse el lujo, en este momento, de tener un presidente divorciado de una parte de la sociedad.



VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen