Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Jueves, 22 de marzo de 2007 - 17:20 GMT
"Siria con todos, menos con al-Qaeda"
Karim Hauser
Karim Hauser
BBC Mundo, enviado especial a Siria

Mohsen Bilal, ministro de Información de Siria
Bilal asegura que Siria continúa abierta a colaborar con el gobierno iraquí.
No es ningún secreto que los países que colindan con Irak están preocupados por la posibilidad de que la inestabilidad del vecino les afecte. El desplazamiento de los refugiados iraquíes, junto con la encarnizada lucha sectaria, inquieta a la región.

Hace menos de un mes, se reunieron en Bagdad los países vecinos de Irak y los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad para discutir cómo prevenir el deterioro de la situación.

Entre ellos destaca Siria, que comparte una frontera de 630 kilómetros con Irak y ha recibido más de 1,2 millones de refugiados, y al que se le acusa de permitir la entrada de insurgentes a Irak. BBC Mundo habló de su postura con Mohsen Bilal, ministro de Información sirio.

Escuche la entrevista


¿Cómo define la relación entre sirios e iraquíes?

Somos dos pueblos hermanos, dos pueblos gemelos. Hemos establecido relaciones diplomáticas, hemos recibido al presidente iraquí, Jalal Talabani, hace una semana.

Nosotros sin duda hacemos todo lo posible para conseguir un nuevo Irak, libre, soberano, sin soldados extranjeros en su territorio. Siria no ha cambiado su actitud.

Pero, ¿qué ofrece Siria concretamente en la mediación con la insurgencia?

Todos estamos contra el terrorismo, y estamos de acuerdo los estadounidenses, ingleses, iraquíes. Hoy en día, el símbolo del terrorismo es al-Qaeda, y estamos de acuerdo en condenar a este fenómeno criminal, brutal, atroz.

Hay iraquíes que luchan contra la ocupación, es una lucha de resistencia, coronada de legitimidad por Naciones Unidas. Antes Washington nos prohibía interferir en Irak, ahora nos lo piden.

Y lo haremos, no por Estados Unidos, sino para ayudar a nuestros hermanos iraquíes. Y es que Siria está traumatizada por el comportamiento del gobierno del presidente estadounidense George W. Bush.

¿Cuán fácil es distinguir entre la insurgencia y el terrorismo?

Es el mal más tremendo (el riesgo de extensión de la violencia sectaria) (...) Por eso Siria está firmemente a favor de una inmediata pacificación y reparación de las lagunas de la constitución iraquí
Mohsen Bilal, ministro de Información sirio

El problema no es distinguir. Hay un grave problema en Irak provocado por la ocupación. Bajo la Convención de Ginebra, los ocupantes son responsables de la ocupación dentro de Irak; si no pueden, si son incapaces, entonces que dejen el país.

El problema fue que con la invasión de EE.UU., cuando Paul Bremer (antiguo administrador de estadounidense en Irak) remplazó a las autoridades iraquíes, decidió desmantelar al ejército, eliminiar el partido Baath (antiguo partido gobernante iraquí) y eso fue un error.

Siria ha dicho claramente que hay que reconstruir el ejército, abolir la ley de erradicación del partido Baath y atreverse a crear nuevos procedimientos políticos. Y, como dijo a la BBC el vicepresidente iraquí, Tarek al Hashemi, se puede hablar con todos, menos con al-Qaeda. Estamos de acuerdo con esa teoría.

Analicemos la relación entre Irán y Siria, países que responden a dinámicas distintas. Irán una república islámica, Siria un país laico.

¿EE.UU. tiene que ser marxista para tener amistad con China, por ejemplo? No lo creo. Cada país tiene intereses recíprocos. Nosotros con Irán, ante todo somos de mayoría musulmana, y tenemos intereses económicos y políticos muy vastos.

Desde 1979 hasta hoy, Irán ha apoyado la causa árabe: el problema de Jerusalén, la cuestión palestina, el problema de Líbano. Nosotros vivimos una vida regional, nadie quiere permanecer encerrado en sus fronteras.

Pero, ¿por qué Siria es más amiga de Irán que de Arabia Saudita? ¿Tienen ambos una visión común sobre el futuro de Irak?

Insurgentes iraquíes al norte de Bagdad
EE.UU. acusa a Siria de permitir el ingreso de insurgentes a Irak.
Los dos fueron invitados a participar en la conferencia de Bagdad y serán invitados a la próxima conferencia a nivel ministerial. Hemos respondido positivamente y estamos listos para colaborar con esos países, mano a mano, para salvar a Irak.

Ambos países tienen intereses comunes y con Irak, que son legítimos y limpios. ¿Por qué EE.UU. puede tener intereses en Irak y nosotros no? Es imposible imaginarlo.

Por último, ¿existe peligro que se extienda la lucha sectaria a Siria, que también tiene un crisol de confesiones?

Es el mal más tremendo, como consecuencia de la guerra anglo-estadounidense, se ha convertido en un mar contagioso. Por eso Siria está firmemente a favor de una inmediata pacificación y reparación de las lagunas de la constitución iraquí.

Hay que construir un verdadero gobierno de unidad nacional en Irak. Exceptuando a los criminales de al-Qaeda, hay que abrir el corazón al resto para crear un Irak sin sangre, sin lucha sectaria.



ESCUCHE/VEA
BBC MUNDO HOY, 22.03.07
Entrevista con Mohsen Bilal, ministro de Información sirio



NOTAS RELACIONADAS
Irak tiende la mano a "ex amenaza"
22 03 07 |  Internacional
Irak: vicepresidente llama al diálogo
20 03 07 |  Internacional
Refugiados iraquíes: la crisis oculta
20 03 07 |  Internacional
Irak: ejecutaron a ex vice de Hussein
20 03 07 |  Internacional
Irak: a cuatro años, crece el pesimismo
19 03 07 |  Internacional
Negativa opinión mundial de EE.UU.
23 01 07 |  Internacional
Redford exige disculpa por Irak
20 01 07 |  Cultura y Sociedad
Congresistas buscan frenar a Bush
19 01 07 |  Internacional
¿Apoya el uso de la tortura?
19 10 06 |  Internacional
Estrategia de Bush "trágico error"
12 01 07 |  Internacional

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen