Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Jueves, 8 de febrero de 2007 - 18:06 GMT
Refugiados iraquíes: foco rojo
Karim Hauser
Karim Hauser
BBC Mundo, El Cairo

Negocio de comida iraquí
Muchos iraquíes han sobrevivido instalando negocios de comida.

El éxodo de iraquíes es el mayor movimiento de personas en Medio Oriente en el presente. Dentro y fuera del país de los dos ríos, unos cuatro millones han dejado sus hogares.

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados, ACNUR, advirtió esta semana que el número de refugiados iraquíes está causando un problema de dimensiones dramáticas.

Su jefe, Antonio Guterres, quien visitó Arabia Saudita, Kuwait, Jordania y Siria describió la situación como un desastre humanitario.

Las capacidades para absorber a los refugiados están fuera de proporción, por lo que Guterres instó a ayudar a los países receptores, como Jordania y Siria.

"Es crucial ayudar a estos países con su sistema de salud, de educación, con los problemas de vivienda. Hay que apoyar a las comunidades que están recibiendo a estos refugiados," señaló Guterres a la BBC.

Y es que las escuelas y hospitales de los países vecinos de Irak, como Jordania y Siria, no se dan abasto ante la cantidad de iraquíes que han llegado.

Pero, ¿cómo viven estos desplazados y cuáles son sus principales preocupaciones?

BBC Mundo investigó la situación en Egipto.

"No estamos cómodos"

Según el ACNUR, se estima que entre 20.000 y 80.000 iraquíes han llegado a Egipto. La mayoría se ha instalado en el plácido suburbio 6 de octubre, a una hora del Cairo, la capital.

Mahmud acomoda pan
Mahmud tenía una tienda en Irak, ahora trabaja en una panadería.

Como en otras partes del mundo, la red social hace que otros iraquíes se pongan en contacto con sus conocidos o familiares ya instalados.

Mahmud, un refugiado iraquí que llegó a 6 de octubre hace tres meses, solía ser dueño de su propia tienda en Bagdad.

Hoy trabaja doce horas en una panadería, donde el dueño le deja dormir gratis.

"No estamos cómodos aquí. Los egipcios nos han recibido bien, pero las posibilidades de mejorar mi vida son muy limitadas. Espero poder regresar a Irak pronto, donde me ubico bien", dijo Mahmud mientras acomodaba hileras de rosquillas en una bandeja.

Su sueldo apenas le alcanza para cubrir sus gastos, pero su hermano fue asesinado hace unos meses en Irak y por ello insiste en que la única razón que lo hace permanecer en 6 de octubre es la seguridad.

El alquiler sube

Egipto no es el primer destino de los iraquíes. Pero su llegada al país del río Nilo ha tenido un impacto, como también lo ha tenido en otros países de la región.

Por ejemplo, los alquileres han subido con la llegada de los refugiados, como se lo hizo saber a la BBC el corredor inmobiliario Esam Al Hasani.

"Las familias iraquíes han llegado en grandes números desde finales de agosto del año pasado. Eso ha afectado al mercado de bienes raíces. El departamento que se alquilaba en 400 libras ahora cuesta 1000. Y además muchos de ellos no tienen residencias de largo plazo o permisos de trabajo", dijo el corredor.

La falta de papeles en regla no ha impedido que muchos de estos iraquíes compren propiedades o hagan negocios. De hecho, muchos de los iraquíes que llegan a Egipto vienen con recursos económicos, luego de haber vendido sus posesiones en Irak.

Cinco años más

Omar Hamed es hijo del propietario de la cafetería iraquí Shako Mako ("Qué hay de nuevo", en dialecto iraquí), que abrió hace dos meses. Si bien admitió ser un privilegiado, reiteró a BBC Mundo que no está en Egipto por gusto.

Refugiados iraquíes tomando café
Shako Mako ("Que hay de nuevo") es un punto de encuentro para los iraquíes en Egipto.

"En realidad todos queremos regresar a nuestro país. Mi padre tiene un doctorado y yo soy contador, pero aquí hay que trabajar en un café y no validan nuestros estudios. Por ahora habrá que quedarnos, por lo menos unos cinco años antes de que las cosas se mejoren en Irak", dijo Omar a BBC Mundo.

Por ahora, Naciones Unidas sólo ha podido reunir el 15% de los fondos necesarios para estos refugiados, cuyas condiciones se deterioran día a día. Y lo recabado será destinado a los casos más desesperados y no a los casi 4 millones de afectados.

Antonio Guterres, de ACNUR, señaló que a pesar de que "la situación política y militar en Irak es bien conocida, la comunidad internacional no es completamente conciente de la dramática situación de los iraquíes que han sido desplazados".

Entretanto, la presión sigue en aumento sobre los recursos limitados y, por ello, las puertas de los países receptores se están cerrando.



NOTAS RELACIONADAS
ACNUR replantea su trabajo en Irak
09 01 07 |  Internacional
Khalilzad, de Irak a la ONU
08 01 07 |  Internacional
EE.UU./ONU: ¿nuevo embajador?
05 01 07 |  Internacional
EE.UU.: cambios claves en el gobierno
05 01 07 |  Internacional
Bush: "progresan" planes para Irak
29 12 06 |  Internacional

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen