Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Miércoles, 7 de febrero de 2007 - 15:10 GMT
Reino Unido: otra carta bomba
Policía vigila la zona acordonada
Tres de las misivas explotaron en empresas relacionadas con el control del tránsito.
Es la cuarta carta bomba en cinco días. Tres tenían como destinatarias a personas relacionadas con el control del tránsito en el Reino Unido.

La nueva misiva explosiva hirió a una mujer que trabajaba en la Agencia de Licencias de Conductor y Vehículos (DVLA, por sus siglas en inglés), en la localidad de Swansea.

La víctima se encuentra fuera de peligro en el hospital Morriston.

El martes, otra carta bomba fue enviada a una empresa contable que administra las cuentas de Speed Check Services, que fabrica cámaras de control de velocidad para la policía.

El lunes la carta bomba tuvo como objetivo a la empresa Capita, que se encarga del sistema de cobro de peaje (el llamado impuesto a la congestión) para ingresar al centro de Londres.

La policía también investiga el caso de un hombre de 53 años que el sábado abrió su correo y resultó herido por una pequeña explosión en su casa en Folkestone, Kent.

El vínculo entre las tres explosiones en empresas y la carta bomba de Kent está bajo estudio de la Unidad Nacional de Extremismo Doméstico, que se especializa en estos temas.

Investigan

Un camión con expertos en explosivos retira la evidencia
Cabe la posibilidad de que el remitente de las cartas sea algún conductor "contrariado".

Un oficial retirado de Scotland Yard, Peter Power, dijo a la BBC que la policía estudia la posibilidad que los remitentes -o el remitente- de las cartas bomba sea algún conductor "contrariado".

Aparentemente, los tres destinatarios están relacionados con operadoras de tránsito.

En cambio, un grupo militante clandestino que desde hace años destruye las cámaras de control de velocidad a lo largo y ancho de Inglaterra, llamado Conductores Contra la Detección (CCD), negó su vinculación con los incidentes de esta semana.

Desde 2004, CCD ha destruido al menos 200 cámaras que fotografían coches y comparando su distancia con un punto fijo calculan a qué velocidad circulan.

La reparación de las cámaras representó un gasto extra de unos US$20 millones a las autoridades del transporte, excluyendo las multas perdidas y sin contar los costos de los posibles accidentes de tránsito ocasionados.

Pero uno de los organizadores de esta campaña criminal de destrucción -que aclara que CCD ha destruido más de 700 cámaras en los últimos años- negó a la BBC que su grupo tenga que ver con las cartas bombas.

"El gobierno y la policía nos ha calificado de terroristas, aunque no lo pueda creer, pero nosotros sólo aplicamos el terror contra las cámaras, y por la noche", aseguró "Capitán Gatso", el alias del líder de CCD.



NOTAS RELACIONADAS
Los chocolates bomba de los nazis
05 09 05 |  Internacional
Ola de bombas en España
06 12 04 |  Internacional
UE: jornada explosiva
05 01 04 |  Internacional
Alerta por ántrax en EE.UU.
07 11 03 |  Internacional
España: un muerto en explosión
21 08 01 |  Internacional

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen