Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Viernes, 26 de enero de 2007 - 12:51 GMT
Una vista al interior de Alcorcón
Elva Narcía
Elva Narcía
BBC Mundo, Madrid

Estación del metro de la comunidad de Alcorcón / E. Narcía
Algunas personas aseguran que en Alcorcón hay mala integración.
Alcorcón. Un viaje de unos 40 minutos en el metro desde el centro de Madrid en dirección al sur y se llega a este municipio de unos 165.000 habitantes.

Recorrí a pie una buena parte de Alcorcón: fui al Parque de la Paz, a la Plaza de la Hispanidad, al Centro Joven, a la escuela de circo, a la escuela de música.

Estuve hablando con vecinos de este municipio para que me contaran cómo se sienten después de los enfrentamientos del fin de semana pasado entre jóvenes españoles, latinoamericanos y de otras nacionalidades.

También conversamos sobre los "tintes de racismo y xenofobia" en las protestas del domingo pasado, las cuales señalaban a pandillas de latinos como responsables de la violencia.

¿Falta de integración?

Para Pablo Miranda, quien lleva 40 años viviendo en Alcorcón, los problemas comenzaron cuando llegaron los inmigrantes.

"No digo que todos los inmigrantes sean culpables porque hay gente que viene a trabajar, pero estos señores... Bueno, si no lo cortan ellos tenemos que cortarlo nosotros. Pienso que sus mismos compatriotas son los que debían ponerle el freno, ya que si quieren a este país y vienen a trabajar a él, lo menos que pueden hacer es respetar sus costumbres", comenta.

Parque de la Paz de Alcorcón / E. Narcía
Esto se veía venir porque hay mucha juventud, muchos no tienen trabajo, no van a los colegios, no estan integrados realmente y de una forma u otra esto iba a pasar.
Rosi, vecina de Alcorcón.

Rosi, también vecina de Alcorcón, dice que "esto se veía venir porque hay mucha juventud, muchos no tienen trabajo, no van a los colegios, no estan integrados realmente y de una forma u otra esto iba a pasar".

La situación en Alcorcón ha encendido las luces de alerta sobre brotes de xenofobia y problemas de integración social entre inmigrantes y españoles.

Sergio Montoya, un colombiano que vive desde hace casi seis años en este municipio y que preside la organización no gubernamental "Otra mano, otro corazón", dice que no existe una tendencia general en la población de rechazo hacia los inmigrantes.

"En Alcorcón, por lo que nos consta a nosotros como asociación, hay una gran aceptación hacia la diferencia pero, efectivamente, hay grupúsculos que tienen una manera muy particular de ver las relaciones entre culturas".

Educación y respeto

Aunque, por lo que ví y escuché, podría decir que Alcorcón no es un ejemplo típico de falta de integración.

Basta hacer una revisión en las páginas de internet, tanto de grupos de ultra derecha como de grupos de extrema izquierda, para ver cómo este municipio se ha convertido claramente en punto de polémica, de controversia, de debate sobre el tema de la migración y también, como me dice Soledad Alegre, vecina de Alcorcón, como un punto de reflexión sobre la educación de los jóvenes.

"Quizá por un problema de educación la juventud está degenerando un poco, en el sentido de que toman los parques y las zonas públicas, y ahí se crea un conflicto. Más que decir que en Alcorcón tenemos problemas de racismo o de no querer a la gente que viene de otros países, pienso que es un problema de educación juvenil".

Edificio cubierto de graffiti / E. Narcía
La Centro Joven ofrece a los vecinos actividades culturales y acceso gratuito a Internet
Y, mientras la policía refuerza la vigilancia ante la convocatoria que circula desde inicios de la semana en correos electrónicos y mensajes de texto para protestar contra las pandillas de latinos, otro grupo invita en el mismo lugar y a la misma hora a una marcha contra el racismo y por la convivencia pacífica.

Sin embargo, las autoridades de Alcorcón han prohibido concentraciones de masas que puedan degenerar en enfrentamientos violentos.

Según las autoridades, lo ocurrido en Alcorcón fue un hecho aislado, pero revisando la prensa me encontré varios casos de enfrentamientos entre jóvenes latinos y españoles registrados con anterioridad en otros municipios.

Alcorcón parece haberse convertido en estos días en un punto de reflexión sobre racismo, xenofobia, integración social y violencia juvenil.



NOTAS RELACIONADAS
España: historias de dos barrios
26 01 07 |  Internacional
Los nuevos vecinos de Nou Barris
26 01 07 |  Internacional
Ecos de xenofobia en Alcorcón
24 01 07 |  Internacional
"Ni un negro, ni un español"
23 01 07 |  Internacional
Madrid: conflicto por "latinos"
22 01 07 |  Cultura y Sociedad
Latin Kings, del mito a la realidad
27 09 06 |  Cultura y Sociedad

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen