Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Lunes, 9 de julio de 2007 - 09:33 GMT
"Willkommen" a Chinatown
Sergio Correa
Sergio Correa
BBC Mundo, Alemania

Pagoda china
En el "Chinatown Oranienburgo" habrá pagodas como ésta.

Poco se puede conciliar la imagen de exóticos diseños y relucientes pagodas con la desolada apariencia de Oranienburgo, una pequeña ciudad de 40.000 habitantes al norte de Berlín.

Desde la caída del muro de Berlín poco ha cambiado en esta localidad de la ex Alemania comunista: sus fachadas son grises, su población algo retraída, su futuro incierto.

¿Qué les habrá llevado a un poderoso grupo de inversionistas chinos la idea de levantar, con un costo de cerca de US$1.000 millones, todo un barrio chino en medio del triste paisaje urbano de la ex Alemania comunista?

Por mucho que uno pregunte en Oranienburgo, se obtienen menos respuestas que comentarios de estupor.

Unos sí y otros no

Algunas muchachas comentan que será extraordinario para su ciudad, que atraerá turismo, que la hará más abierta al mundo.

Mapa "Chinatown Oranienburgo"
Un barrio chino instantáneo.
Otros, algo mayores y desconfiados, me dicen que será una competencia extrema para los comerciantes de la ciudad, sin hablar ya de cómo afectaría la llegada súbita de 2.000 inmigrantes chinos en una población que no llega a los 40.000.

La "Chinatown Oranienburgo", su nombre oficial, deberá comenzar a construirse el próximo año.

Dentro de sus 78 hectáreas rodeadas por un remedo de la Gran Muralla China, habrá casas de té, pagodas, tiendas de yerbas medicinales y de artesanías tradicionales, centros de salud, restaurantes, un parque asiático, un circo chino, y dos grandes y espectaculares portones, a la manera de la Ciudad Prohibida de Pekín.

El mundo al instante

Las autoridades de Oranienburgo ya dieron su aprobación para los planes de esta Chinatown en medio del este alemán.

Entrada del Chinatown en Londres
Londres y San Francisco ya tienen su barrio chino.

Sería el primero de estos barrios chino, a diferencia de los ya famosos de Londres o Nueva York, que se crearán por así decirlo, instantáneamente.

La idea de los inversionistas es que se muden a esta ciudad personas de origen por lo menos asiático, para que vivan según el estilo de vida oriental.

Muchos sospecharán un aire de Disneylandia oriental en el proyecto.

Katrin Weiss, encargada de políticas de integración del estado de Brandenburgo, es una de ellas.

"¡Imagínese que un alemán va a Estados Unidos, Inglaterra o no sé dónde, y lo meten en una especie de pueblo bávaro del medioevo y le hacen poner esos pantalones cortos de cuero y tiene que pasar su vida como un objeto de exhibición! ...", comentó a BBC Mundo:

Uno piensa de nuevo en que el antiguo nombre de esta parte de Alemania, Alemania Oriental, quizás ahora podría justificarse más que nunca.



NOTAS RELACIONADAS
Alemania: innovar o morir
15 09 05 |  Internacional
El muro de Berlín se "desvanece"
11 04 07 |  Internacional
Cartas sobre el muro
21 10 06 |  Cultura y Sociedad
Alemania: 15 años de Wesis y Osis
03 10 05 |  Internacional
Un muro que no termina de caer
05 11 04 |  Internacional

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen