Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Martes, 3 de julio de 2007 - 21:01 GMT
Los niños vs. George Bush
José Baig
José Baig
BBC Mundo

Elvira Arellano junto a su hijo Saúl en una iglesia de Chicago. Saúl Arellano (dcha.), de nacionalidad estadounidense por nacimiento, apoya a su madre en su lucha para no ser deportada.
Los padres y madres indocumentados son recluidos en centros de detención o deportados.

Los representantes legales de cientos de niños estadounidenses, hijos de indocumentados, introdujeron una demanda en la Corte Suprema de Justicia para intentar forzar al presidente George Bush a que suspenda temporalmente las medidas contra los indocumentados.

Las redadas y deportaciones que han estado ejecutando hasta ahora las autoridades de inmigración han significado la desintegración de cientos de familias en todo Estados Unidos.

Los padres y madres indocumentados son recluidos en centros de detención o deportados, mientras sus hijos -ciudadanos estadounidenses- se quedan bajo el cuidado de familiares o de organismos del Estado.

Nora Sándigo, presidenta de la organización defensora de los inmigrantes Fraternidad Americana, tiene la custodia legal de decenas de niños en esa situación. Por eso, la demanda contra el presidente Bush lleva su nombre.

"En un país que se jacta a nivel internacional de defender los derechos humanos de los niños, ¿cómo es posible que en su propia casa se les violen los derechos humanos más elementales?", se pregunta la señora Sándigo.

Sin papeles y sin esperanzas

Las esperanzas de los más de 12 millones de indocumentados que viven en Estados Unidos de regularizar su situación se desplomaron la semana pasada cuando fracasó en el Senado un intento de aprobar una nueva ley de inmigración.

"Uno está acá, pero no sabes hasta cuándo. Todos los planes, los proyectos que tenés, de un momento para otro se te esfuman.
Adriana, inmigrante argentina
Para los detractores del proyecto fue un triunfo, pues consideraban que la ley no desalentaba el ingreso de indocumentados y significaba una amnistía para los que violaron las leyes migratorias del país.

Adriana, una argentina que ha vivido indocumentada durante más de seis años le dijo a BBC Mundo que la noticia del fracaso de la llamada reforma migratoria la afectó profundamente.

"Me puse muy mal, porque uno está acá, pero no sabés hasta cuándo. Entonces todos los planes, los proyectos que tenés, de un momento para otro se te esfuman", dice.

Para Hernán, un colombiano con casi ocho años sin papeles en Estados Unidos, la perspectiva de volver a su país significaría que sus hijos perderían mucho más que las comodidades de su vida aquí.

"Si me devuelvo para mi país, mis hijos perderían el inglés. Y un ciudadano americano sin inglés va a ser un ciudadano de segunda categoría", comenta Hernán.

Que los escuchen

Marcha de inmigrantes en Chicago
Las redadas y deportaciones han significado la desintegración de cientos de familias.
Los hijos de Hernán y las hijas de Adriana forman parte de los más de 500 niños que se han incorporado hasta ahora a la demanda contra el presidente Bush.

"Una vez que se escuche a los niños (en los tribunales) podríamos conseguir que ese clamor llegue al presidente y que, en lugar de ser llamado a testificar, le pida a sus abogados que den una orden ejecutiva y suspendan las redadas", explica Nora Sándigo.

Para la presidenta de la Fraternidad Americana, esta demanda es la única esperanza que tienen los indocumentados de esta país hasta que vuelva a haber un clima político propicio para negociar una nueva ley de inmigración.



NOTAS RELACIONADAS
Nueva ley migratoria en Arizona
03 07 07 |  Internacional
Bloquean reforma migratoria en EE.UU.
28 06 07 |  Internacional
Duro golpe para Bush
28 06 07 |  Internacional
Reviven reforma migratoria
26 06 07 |  Internacional
Reforma migratoria: prueba clave
26 06 07 |  Internacional

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen