Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Miércoles, 10 de enero de 2007 - 15:55 GMT
Bush: la última oportunidad en Irak
Jonathan Marcus
BBC

Soldados estadounidenses en Irak
Los soldados adicionales estarán basados mayormente en Bagdad.
El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, reveló su nueva estrategia para Irak, que incluye el envío de al menos 20.000 tropas adicionales a Bagdad y a la provincia de Anbar, en el oeste del país.

De alguna manera, ésta es la última oportunidad de Bush en Irak.

Al decidir incrementar el número de soldados estadounidenses -particularmente en Bagdad- de forma significativa, el mandatario está admitiendo que los iraquíes no pueden alcanzar la paz, ni siquiera en la capital.

El objetivo es crear una ventana de oportunidad.

Si se puede lograr estabilidad en Bagdad, existe la esperanza que el gobierno iraquí pueda iniciar, seriamente, un proceso de reconciliación nacional.

Un gobierno iraquí más efectivo -gracias a una mayor ayuda económica- puede quedar mejor posicionado para enfrentar el problema de la seguridad.

Y esto, en última instancia, puede abrir el camino hacia una reducción significativa de la presencia militar estadounidense, lo cual, a su vez, puede traducirse en un retiro paulatino de las tropas en Irak.

Pero es una gran apuesta que pone en peligro más vidas estadounidenses y el resultado es incierto.

Escepticismo

Nouri Maliki, primer ministro de Irak
El éxito de la estrategia de Bush depende en gran medida del premier iraquí, Nouri Maliki.
La decisión de Bush choca contra la visión general que prevalece en el Congreso y en la opinión pública.

Incluso muchos de sus simpatizantes dentro del Partido Republicano -al que pertenece Bush- se han mostrado escépticos.

Aún no está claro cuál será el objetivo de los las tropas adicionales en Irak.

¿Serán los encargados de tomar el control de las calles de Bagdad, de las manos de las milicias sectarias?

¿Irán allí para contrarrestar, en particular, a las fuerzas del clérigo chiita Moqtada Sadr?

El éxito de la estrategia de Bush depende primordialmente de dos hombres.

Uno de ellos es el carismático nuevo comandante en Irak, General David Petraus, un hombre que muchos consideran capaz de cumplir con su misión, pese a que las circunstancias le sean desfavorables.

Pero el otro es el primer ministro iraquí, Nouri Maliki.

Hay objetivos que él y su gobierno deben alcanzar. Pero si no lo logran, ¿qué pasará entonces?

Según los críticos, la insistencia de Bush en lograr una victoria en Irak se ha vuelto más problemática que nunca.

NOTAS RELACIONADAS
Demócratas advierten a Bush
10 01 07 |  Internacional
50 "militantes" muertos en Bagdad
10 01 07 |  Internacional
ACNUR replantea su trabajo en Irak
09 01 07 |  Internacional
Khalilzad, de Irak a la ONU
08 01 07 |  Internacional
EE.UU./ONU: ¿nuevo embajador?
05 01 07 |  Internacional
Bush: "progresan" planes para Irak
29 12 06 |  Internacional
EE.UU. planea expansión militar
20 12 06 |  Internacional
EE.UU. cede poder en Irak
20 12 06 |  Internacional

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen