Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Jueves, 28 de junio de 2007 - 04:45 GMT
Brown: "Un nuevo gobierno británico"

Gordon Brown y su esposa Sarah frente al Nº 10 de Downing Street
He escuchado la necesidad de un cambio... y esta necesidad de cambio no puede ser enfrentada con la vieja política
Gordon Brown

El recién posesionado primer ministro británico, Gordon Brown, inició la tarea de formar un nuevo gobierno luego de la salida de Tony Blair, y se dispone a efectuar cambios importantes en el gabinete ministerial.

La ministra de Relaciones Exteriores, Margaret Beckett, será una de las integrantes del gabinete que deja su puesto.

La ministra de Salud, Patricia Hewitt, también será reemplazada.

Se espera que Brown anuncie los primeros nuevos nombramientos el jueves al mediodía, hora británica.

Entre tanto, miembros de la oposición le pidieron a Brown convocar a elecciones generales anticipadas.

El dirigente del partido Conservador, David Cameron, dijo a la prensa, que creía que "la gente debería tener la oportunidad de votar por el cambio".

El primer ministro no está obligado legalmente a llamar a elecciones generales antes de 2010.

Gordon Brown se convirtió el miércoles en primer ministro del Reino Unido, sucediendo a su correligionario laborista Tony Blair, a quien acompañó diez años en el gobierno como titular de la cartera de Economía.

El escocés, de 56 años, tomó posesión de las llaves del número 10 de Downing Street, la residencia oficial del jefe de gobierno británico, tras cumplir la formalidad que marca la tradición monárquica del país.

En efecto, acompañado por su esposa Sarah, había acudido al Palacio de Buckingham, donde la reina Isabel II, quien poco antes había recibido la renuncia formal de Tony Blair, le encargó la formación de un nuevo gobierno.

"Habrá un nuevo gobierno con nuevas prioridades", fueron sus primeras palabras a los periodistas al llegar a Downing Street procedente de la residencia de la monarca en Londres.

"He escuchado la necesidad de un cambio... y esta necesidad de cambio no puede ser enfrentada con la vieja política", añadió.

Horas después, su oficina anunció que la primera cabeza que rodaba del gabinete que dejaba Blair, era la de la jefa de la diplomacia británica, Margaret Beckett, aunque sin anticipar quién será su reemplazante.

El mensaje (interpretado por los analistas como una rápida señal internacional a su promesa de cambio), fue complementado con el anuncio de la aceptación de la renuncia de la ministra de Salud Pública, Patricia Hewitt, una señal para los ciudadanos británicos, entre los que crece el descontento por el sistema de salud.

Cambios

De todos modos, la oficina de Brown dijo que habrá que esperar quizás un par de días más para el anuncio formal del nuevo gabinete.

Tony Blair y su esposa Cherrie ingresan al Palacio de Buckingham

A pesar de esto, el nuevo primer ministro ya confirmó una serie de designaciones de funcionarios que, a pesar de ocupar segundos niveles, constituyen sus allegados más directos para cuestiones claves.

Entre estos, figura el jefe de estrategias y políticas interiores, Jeremy Heywood, quien fuera el principal secretario privado de Tony Blair hasta el año 2003, en que se fue a trabajar a un banco del centro financiero de Londres.

También cambió a Simon McDonald, quien venía manejando la política para Irak en la cancillería, al puesto de jefe de política exterior y de defensa.

Michael Ellam, por su parte, se convirtió en el director de comunicaciones y el portavoz oficial de Brown a quien acompañó hasta el momento como jefe de las políticas del Tesoro nacional.

Irak, protesta y ovación

Manifestaciones contra la Guerra en Irak en Londres
Manifestantes contra la guerra en Irak despidieron a Blair.
Las expectativas por conocer el equipo ministerial de Brown corren paralelas a cuál será la posición de este "nuevo gobierno" con respecto a Irak, tema que -según coinciden los analistas- deslució el final del gobierno de Tony Blair.

Precisamente, familiares de soldados británicos muertos en Irak, despidieron con una protesta al primer ministro saliente cuando abandonaba junto a su familia la residencia oficial, al tiempo de entregar una solicitud para mantener una audiencia con el nuevo jefe de gobierno.

"Lo que queremos es que admitan que han creado una terrible situación en Irak y por cierto también en Afganistán. Necesitamos que busquen una solución", dijo una de las manifestantes, Lindsey German de la campaña Stop de War (detengan la guerra).

Pero poco antes de dejar por última vez Downing Street, sin hacer comentarios a la prensa, Tony Blair, había recibido una gran ovación en la Cámara de los Comunes del parlamento británico, donde volvió a defender su política exterior y el papel del Reino Unido en Irak y Afganistán.

También se dio tiempo para hablar de su nuevo trabajo en la diplomacia internacional (confirmado oficialmente poco después) como representante del Cuarteto para la Paz en el Medio Oriente.

Por la tarde concurrió a su distrito electoral de Sedgefield, en el norte de Inglaterra, para presentar su renuncia como diputado y anunciar formalmente sus planes futuros.



NOTAS RELACIONADAS
Tony Blair, enviado para Medio Oriente
27 06 07 |  Internacional
De Blair a Brown
27 06 07 |  Internacional




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen