Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Martes, 26 de junio de 2007 - 18:12 GMT
Claves: Caos en Gaza
Redacción BBC

Niños palestinos juegan con la bandera de Hamas en la playa de Gaza
Gaza se ha convertido en el campo de la batalla por la supremacía entre Fatah y Hamas.
La Franja de Gaza es escenario de una de las luchas más cruentas entre las facciones palestinas armadas.

El corresponsal de la BBC Martin Asser explica qué factores han llevado la situación a estos extremos y cuáles podrían ser las consecuencias.


¿Quién se ha involucrado en los enfrentamientos y por qué?

Gaza se ha convertido en el campo de la batalla por la supremacía entre Fatah -un partido nacionalista y secular que ha monopolizado el poder desde la década de 1960- y Hamas, un grupo islamista y radical que por primera vez entró en la política electoral en enero de 2006, al ganar los comicios parlamentarios.

Desde esas elecciones, las fuerzas de seguridad oficiales de la Autoridad Nacional Palestina -mayoritariamente partidarias de Fatah- junto a grupos armados simpatizantes, se han enfrentado en una lucha de poder contra los militantes de Hamas, que por su parte conformaron una suerte de "fuerza ejecutiva" paralela para patrullar Gaza.

Una mujer palestina llora la muerte de su esposo en un bombardeo israelí contra Gaza
Israel se mantuvo al margen cuando el caos engulló a Gaza; pero ahora Hamas está acorralado.

A pesar de numerosos esfuerzos para negociar una solución pacífica a sus diferencias, su rivalidad se volvió cada vez más violenta, vengativa y destructiva.

Esto pudo apreciarse con claridad en los choques entre la "fuerza ejecutiva" de Hamas y la guardia "preventiva" de uno de los hombres fuertes de Fatah, Muhammad Dahlan.

Las fuerzas de Dahlan eran más numerosas, pero demostraron falta de coordinación y baja moral.

Los hombres de Hamas estaban más organizados y mucho mejor armados.

Ahora Hamas parece haber empujado a Fatah fuera de Gaza y domina los puntos estratégicos de Fatah en la zona.

El telón de fondo de la crisis es la pobreza, el aislamiento y la aparente desesperanza de los palestinos en una Franja superpoblada.


¿Qué ocurrirá ahora que Hamas quedó en control de Gaza?

Ismail Haniya, el premier de Hamas destituido por Abbas
Ahora quienes dictan la agenda son hombres armados, pero los políticos podrían volver.

No está del todo claro que el conflicto entre Fatah y Hamas haya llegado al punto en el que ya no se pueda dar marcha atrás.

En este momento, quienes dictan la agenda son hombres temperamentales con armas al hombro, pero los políticos están a tiempo de regresar para devolver los territorios palestinos al poder compartido de un gobierno de unidad.

Hamas ha declarado la victoria en Gaza y cedió el control de Cisjordania a Fatah, considerando que buena parte de este territorio aún se encuentra bajo control israelí.

Si esta división -política y geográfica- se consolida, ambos territorios podrían comenzar a recorrer caminos distintos.

Esto sería un fuerte golpe para quienes quieren ver un estado palestino establecido tanto en Gaza como en Cisjordania.

De todos modos, es igualmente posible que Hamas se afane para reestablecer el orden en Gaza -una región sin ley y sedienta de paz- y recién después se comprometa con Fatah, pero ya afirmado en el poder.

Los aliados occidentales de Israel consideran que Hamas es un grupo "terrorista", e impusieron un bloqueo a las ayudas cuando su partido político llegó al poder.

La cuestión clave será cómo financiará Hamas su mini-estado y cómo se las arreglará para aliviar la crisis humanitaria de sus habitantes.

Sus principales respaldos serán Arabia Saudita y los Hermanos Musulmanes egipcios. Irán ha prometido ayuda financiera, pero no está claro cuánto efectivo llegará hasta Gaza.


¿Cuáles son las opciones que maneja Fatah?

Un hombre lee un afiche en un puesto en Ramala, Cisjordania
La división es un fuerte golpe para quienes quieren vivir en un sólo estado palestino.

Si la Franja de Gaza y Cisjordania se dividen, el presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahomud Abbas -quien a la sazón es líder de Fatah-, podría aprovecharse de sus buenas relaciones con el gobierno israelí para mejorar las condiciones de vida de los palestinos bajo su égida.

Abbas ha descartado la posibilidad de volver a formar un gobierno de coalición, como aquel en el que se unió a Hamas para poner fin a la lucha por el poder y para esquivar el embargo occidental.

En estos momentos parece estar implementando políticas de mano dura, fomentadas sin duda por la posibilidad real de que le levanten el embargo económico, tal como propuso EE.UU.

Abbas emitió un decreto que permite al nuevo primer ministro, Salam Fayyad, gobernar sin necesidad de la anuencia del parlamento controlado por Hamas.

Podría convocar a elecciones, pero resulta difícil imaginar cómo se implementarían dadas las circunstancias. Además, los sondeos de opinión indican que los resultados beneficiarían a los mismos que en 2006.


¿Cuál es la posición de Israel en este nuevo escenario?

Israel se mantuvo al margen en los días en que el caos envolvió a Gaza, y las facciones palestinas chocaron provocando un baño de sangre.

Pero ve con buenos ojos al nuevo gobierno de Fayyad.

Un tanque israelí cerca de la frontera, al amanecer
Hay pocas posibilidades de que el poderoso ejército israelí intervenga en favor de Abbas.

El primer ministro Ehud Olmert dijo que las perspectivas de paz cobran fuerza en el nuevo escenario, y su gobierno recibió al gabinete como a un igual.

Israel tiene historial -plagado de fracasos, en los últimos tiempos- de estar abierto al diálogo con Fatah, mientras que siempre ignoró a Hamas por su intención manifiesta de destruir el Estado judío.

Sin embargo, hay pocas posibilidades de que el poderoso ejército israelí intervenga en favor de Abbas, tanto por los riesgos que representaría un reingreso en Gaza como por el hecho de que sería el beso de la muerte política de Abbas.

Paradójicamente, la situación podría reducir el conflicto. Pero Israel siempre se ha quejado de que no haya una "dirección" unificada cuando intenta dirigirse a los palestinos.

Si Hamas reina sin problemas en Gaza, las conversaciones de paz podrían reiniciarse, orientadas hacia su antigua propuesta de llegar a una tregua si Israel se retira de los territorios ocupados.

Pero por otro lado, puede que Hamas no tenga intenciones de aparecer como "colaboracionista" con Israel, una de las acusaciones que ha esgrimido contra Fatah.

Si Israel encuentra irreparablemente dañado el camino de diálogo con los palestinos, podría iniciar conversaciones bilaterales con Siria, y dar comienzo así a una nueva era en el proceso de paz de Medio Oriente.



NOTAS RELACIONADAS
Hamas en la encrucijada
26 06 07 |  Internacional
Hamas acusa a Israel de extorsión
25 06 07 |  Internacional
Israel libera fondos palestinos
24 06 07 |  Internacional
Preparan cumbre de respaldo a Abbas
21 06 07 |  Internacional
Radiografía de Hamas
25 06 07 |  Internacional
Gaza: viviendo con Hamas
22 06 07 |  Internacional

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen