Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Viernes, 5 de enero de 2007 - 12:01 GMT
"La esperanza es lo único que nos queda"

La portada de un periódico anuncia la muerte de Saddam Hussein.
La portada de un periódico anuncia la muerte de Saddam Hussein.

Para los opositores a la pena de muerte, los expertos en leyes internacionales o los seguidores de Hussein, el juicio y ajusticiamiento del ex presidente iraquí sólo puede ser repudiable.

Pero más allá de la aplicación de la ley internacional, o de discusiones morales sobre lo que es un castigo justo o no, para miles de víctimas de quien fuera considerado un sistemático violador de los derechos humanos, su deceso tuvo otro significado.

BBC Mundo contactó a uno de ellos. Ali Alkhafaji viene del sur de Irak, una zona abatida por la tiranía de décadas de Saddam Hussein.

El empobrecimiento de su región, las limitaciones, el secuestro por parte de milicias que ahora operan en en país tras el derrocamiento de Hussein, son algunos de los momentos que ya hacen parte de su historia.


Ali Alkhafaji
Ali Alkhafaji y su hijo Ahmed.

Mi nombre es Ali Alkhafaji tengo 30 años y soy de Nasaría en el sur de Irak.

Al oír las tragedias de las víctimas uno termina simpatizando y afectándose con sus emociones y sus sentimientos y uno acaba excusando lo que paso con la ejecución.

Una cosas puedo decir, estar aquí en Irak, ver lo que pasó es diferente. Yo simpatizo con esta gente que fue torturada, yo no era parte directa del problema pero ahora lo soy, soy iraquí.

Esta nación sufrió más de treinta años de opresión y tiranía, yo trabajo en periodismo, yo supuestamente no debo alinearme con nadie pero, ¿no se trata el periodismo de hallar la verdad y defender al necesitado?, aquí murieron casi millones de personas.

Cuando ejecutaron a Hussein, encontré a mi hermana llorando, y me dijo que ella no hubiera querido verlo morir así, yo le dije que no llorara por ese ser, porque no le diría humano, y después le dije que sí, que estaba bien que llorara porque nosotros somos seres humanos y él no, por eso sufrimos por ese ser, por ser humanos, él nunca se preocupó por nosotros. Esta persona no merece que nadie llore por él. Nosotros vivimos aquí en el sur. Yo estoy seguro que él vio a gente morir y no derramó una lagrima.

El pasado

Durante su régimen no se podía hablar, no se podía hacer nada, éramos monitoreados, por el partido, las fuerzas de seguridad, las fuerzas de inteligencia, hasta en nuestra propia casa. Yo se de gente que perdió su familia por Hussein, se de gente que perdió la cabeza por Hussein.

Fosa Común en Irak
Irak es el único país que tiene un mapa de masacres, tenemos cerca de 400 fosas comunes descubiertas, y quizás hay más por descubrir
Ali Alkhafaji

No podíamos viajar si es que no le pagábamos al gobierno, y sólo era a Jordania. No podíamos ir a Bagdad si vivíamos afuera. Estuve casado dos años y en esos dos años no pude llevar a mi esposa a cenar sino dos veces por el temor a que hubiera una explosión.

Irak es el único país que tiene un mapa de masacres, tenemos cerca de 400 fosas comunes descubiertas, y quizás hay más por descubrir.

La ejecución no va a borra el dolor.

El presente

Ahora es aún peor, tenemos un peor dolor. Ahora los iraquíes tenemos más presiones que antes, hay incluso nuevas formas de asesinar, las cosas se están deteriorando aún más que durante el gobierno de Hussein.

Antes nunca se hablaba de escasez de gas, de vegetales caros, ahora sí.

Sobre la forma en que murió no se qué decir, pero la ejecución, su muerte en si, quizás puede ser el punto de partida para la reconciliación de Irak, quizás esto podría ser el comienzo de la unidad del país.

Un iraquí recostado en una pared baleada
Ahora es aún peor, tenemos un peor dolor. Ahora los iraquíes tenemos más presiones que antes, hay incluso nuevas formas de asesinar, las cosas se están deteriorando aún más que durante el gobierno de Hussein
Ali Alkhafaji

Había muchas especulaciones de que los estadounidenses podían volver a poner a Hussein en el poder para que enfrente a los chiitas, otros decían que los estadounidenses lo iban a traer para que pelee con los iraníes, había temor, incertidumbre, entonces creo que la gente ya quería ponerle fin a esta incertidumbre.

Tengo reservas sobre la forma en que fue ejecutado pero no sobre la ejecución. La gente ya perdió interés en el juicio y hasta en la ejecución. El comportamiento de la gente que estaba a su lado momentos antes de su muerte puede hacer que la ejecución se perciba como una venganza chiita.

Yo quería que esta ejecución fuera una revancha de los iraquíes, yo quería que esta muerte trajera justicia para los iraquíes, yo soy chiita pero esto no tenía que ser sectario.

Quizás un juez o un fiscal eran chiitas y sectarios, pero lo que se discutió en el juicio fueron hechos, comprobados. Se que hubo limitantes y errores, este es un nuevo sistema legal, claro que van a haber errores, a pesar de su limitada experiencia los jueces era iraquíes, este no fue un tribunal internacional.

El futuro

Pensé que me iba a sentir mejor si esta muerte de Hussein traía paz para todos los iraquíes. Quiero tener esperanzas.

Un hombre sentado al atardecer
Pero como soy un ser humano no puedo perder la esperanza, no importa lo que pase. No tenemos nada más, eso es lo único que nos queda. Si pierdo el optimismo mi única opción es el suicidio o perder mi humanidad y yo no quiero perder mi humanidad
Ali Alkhafaji

Cuando Zarkawi murió dije lo mismo y no pasó nada, lo mismo con Hussein y no pasa nada y este es el sentimiento de muchos iraquíes, yo hablo con mucha gente y eso sienten, pero no nos acercamos para nada a la paz, por el contrario, nos alejamos más.

No quiero perder la esperanza y esto va más allá de ser sunita o chiita. Chiitas son asesinados, sunitas son asesinados, árabes son asesinados, pero todos son iraquíes, yo soy un ser humano, cerca de 100 iraquíes mueren cada día, ¿se pueden imaginar?, esto no sucede en otro lado.

Pero como soy un ser humano no puedo perder la esperanza, no importa lo que pase. No tenemos nada más, eso es lo único que nos queda. Si pierdo el optimismo mi única opción es el suicidio o perder mi humanidad y yo no quiero perder mi humanidad.






 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen