Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Lunes, 25 de junio de 2007 - 16:27 GMT
"Ahora quiero cambiar"
Jana Beris
Jana Beris
Enviada especial a Ashkelon, Israel

Mutaz e-Shajs
Y de repente sacaron sus armas y granadas y comenzaron a atacarnos. Seis esquirlas me entraron al cuerpo y sufrí una herida nada fácil en el ojo.
Mutaz e-Shajs

Mutaz e-Shajs, de 22 años, no olvida lo que ocurrió.

Es imposible olvidarlo", dice a la BBC, y cuenta sobre uno de los incidentes que más quedaron grabados en la gente de Al-Fatah, en el marco de la guerra interna en la Franja de Gaza.

"Trabajé durante seis años con Samih el-Madhun" cuenta Mutaz, refiriéndose a su primo y uno de los jefes del Tanzim de Al-Fatah.

"Trataron de matarlo varias veces y nosotros, todos sus guardias y ayudantes, intentamos protegerlo. Pero fue en vano".

Guarda silencio por unos segundos, y continúa: "Al final lo mataron. En medio de la calle. Le metieron 400 balas en el cuerpo y le cortaron la cabeza. Luego se la pisaron y arrastraron el cuerpo atado a un jeep".

Da la impresión de que Mutaz se contiene para no gritar. "Eso no es actuar en nombre del Islam. Eso no es creer en Alá. Esa gente no cree en nada".

Mutaz no se hace ilusiones. Desde el hospital "Barzilai" en la ciudad israelí de Ashkelon, se dice seguro de que Hamas seguirá persiguiéndolo, esté donde esté.

No voy a volver a Gaza, porque muero apenas entro.
Mutaz e-Shajs

Ya trataron cuatro veces de matarlo y da por seguro que aún cuando esté en la Muqataa en Ramallah, adonde esperaba llegar estos días, estará de hecho en peligro.

A pesar de ello, ante la sorpresa de algunos de sus compañeros palestinos internados al igual que él en el "Barzilai", acepta entrevistarse dando su nombre verdadero y permitir que se le fotografíe.

"Yo tengo miedo sólo a Alá, que es el único que puede decidir"- dice señalando hacia arriba. "Pero eso no quiere decir que esté dispuesto a seguir con la vida que he llevado hasta ahora. No, ahora quiero cambiar".

Violencia incomprensible

Mutaz e-Shajs
Los enfrentamientos entre Fatah y Hamas provoca decenas de muertos y heridos en los territorios palestinos.
Mutaz, un joven alto y delgado, resultó herido hace pocos días cuando hombres armados de Hamas llegaron al puesto de Erez, el punto de contacto entre la Franja de Gaza e Israel.

Allí numerosos palestinos habían entrado desde el jueves último para tratar de pasar a Israel y de allí a Cisjordania.

Lo principal: salir de la Franja de Gaza, donde Hamas ya había tomado el poder.

"Los vi cuando llegaron, varios hombres de Hamas. Traían bolsos y valijas para hacerse pasar por civiles que querían escapar de Gaza, como todos los que estábamos esperando en Erez infructuosamente.

Antes habían hecho problemas, para que Israel no nos pueda dejar pasar, pero ahí se ve que decidieron directamente venir y matarnos"-cuenta Mutaz.

"Y de repente, de las valijas y bolsos simulados, sacaron sus armas y granadas y comenzaron a atacarnos. Seis esquirlas me entraron al cuerpo y sufrí una herida nada fácil en el ojo".

"Me quieren matar porque soy de Fatah"

Este palestino, que espera ansiosamente poder irse a Cisjordania, también territorio palestino, tiene claro que a su tierra natal no podrá retornar.

"Me la tienen jurada. Me quieren matar, aunque yo no maté a nadie. Me quieren matar porque soy de Fatah".

Mutaz e-Shajs
Hamas, lo único que quiere, es imponer la ideología de Irán, de los chiítas, mientras nosotros tenemos la nuestra.
"Cuando estalló la guerra con Hamas, me vi obligado a tomar un arma, porque tenía que defenderme"- cuenta a la BBC. "Y está claro que si me disparaban, tenía que responder, pero no maté a nadie".

Asegura que "cuando estaba de guardia y venían los de Hamas a atacar, les disparaba a las piernas para ahuyentarlos, aunque podría haber matado a varios, pero no lo hice".

Toda su familia está en Gaza, pero su vida en general, especialmente en los últimos tiempos, fue un desorden total.

Hasta llegar al puesto de Erez, durante diez días no durmió, temiendo que si no estaba atento, "no me despertaría". Tomó pastillas para mantenerse despierto, siempre alerta.

Mutaz ve todo en términos bastante categóricos, de negro y blanco, sin muchas medias tintas.

"Hamas, lo único que quiere, es imponer la ideología de Irán, de los chiítas, mientras nosotros tenemos la nuestra"- dice.

Asegura que él reza a Dios "mejor que ellos, que no respetan nada y que prometieron en vano, en nombre de Alá, perdonar a gente de Al-Fatah y después la colgaron en público".

A sus ojos, los líderes de Al-Fatah sólo se han dedicado a la lucha "por la causa, por el estado palestino que tiene que nacer". De su lado, cree que todo es dedicación al pueblo palestino.

A quienes ve en términos ambivalentes, es a los israelíes."Siempre han sido mi enemigo número uno y daría hasta mi último aliento para luchar contra el enemigo.

Sin retorno

"Pero he aquí que llegué al puesto de Erez, y los soldados de ese ejército, que me mataban y a quienes nosotros también matábamos, me ayudaban, me trataban bien y no me amenazaban como Hamas".

Mutaz está cansado. Sabe que cuando le den de alta, llegará al fin a otro territorio palestino, a Ramallah. Espera "dejar de luchar con todas estas cosas nacionales y empezar a vivir, a tener una vida normal, una casa, quizás una familia..."

Pero es un poco ambivalente. Quería salir de la Franja a toda costa, y al mismo tiempo, resume con tono triste: "No voy a volver a Gaza, porque muero apenas entro".

"Pero sé que aunque esté en otro territorio palestino, en Jenin, Ramallah, donde sea, nunca será como estar en mi casa. Nada sustituye nunca, la tierra en la que uno nació".



NOTAS RELACIONADAS
Bush, Olmert y la crisis palestina
19 06 07 |  Internacional
EE.UU. e Israel apoyan a Abbas
19 06 07 |  Internacional
Washington levanta embargo palestino
18 06 07 |  Internacional
Mensaje claro de la UE
18 06 07 |  Internacional
UE reanuda ayuda a palestinos
18 06 07 |  Internacional
Desafíos del nuevo gobierno palestino
18 06 07 |  Internacional
Entre la lucha de poder y la venganza
12 06 07 |  Internacional




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen