Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Jueves, 4 de enero de 2007 - 04:09 GMT
EE.UU.: ¿esperanza para inmigrantes?
Javier Aparisi
Javier Aparisi
BBC Mundo, Miami

El presidente George W. Bush se dirige al Congreso
El nuevo Congreso de mayoría demócrata podría favorecer una reforma migratoria.

El nuevo Congreso estadounidense que asumió este jueves tendrá una mayoría demócrata por primera vez desde 1994, un hecho que podría favorecer a los que desean revivir un proyecto de ley de reforma migratoria.

En 2006 sólo se aprobó la financiación parcial de un muro en la frontera con México, pero inclusive eso podría revertirse en el nuevo Congreso.

Se anticipa que en los próximos días la Comisión de Asuntos Judiciales, presidida por el senador demócrata Edward Kennedy, presentará un borrador de la reforma migratoria que apuntaría a regularizar la situación legal de la mayoría de los 12 millones de inmigrantes indocumentados en Estados Unidos.

Sin embargo, la activista Nora Sándigo, directora ejecutiva de la organización American Fraternity, dijo a la BBC en Miami que la afiliación partidista no será un indicador fiel de la posición de los legisladores sobre el tema.

"En los dos partidos hay personas que abogan en contra o a favor de los inmigrantes. O sea, no es blanco o es negro", señaló la activista, que piensa mudarse temporalmente a Washington para poder influir en el proceso legislativo.

"Aliados" de los inmigrantes

"Pero yo creo que en este Congreso que se acaba de elegir es donde tenemos el mayor número de congresistas o senadores que están a favor de los inmigrantes. Yo creo que nunca antes en la historia habíamos tenido tantos aliados a favor de los inmigrantes", agregó.

Nora Sándigo, directora ejecutiva de American Fraternity
Hay quienes aseguran que el nuevo Congreso favorece a los inmigrantes.
El presidente estadounidense, George W. Bush, ha sido un firme proponente de la reforma de las leyes migratorias, pero la mayoría de los legisladores de la cámara baja de su propio Partido Republicano se opusieron el año pasado a cualquier medida para regularizar la situación de los indocumentados.

La inmigración empieza a surgir entre los demócratas como un tema que podría influir en la campaña presidencial de 2008.

El gobernador de Nuevo México, Bill Richardson, uno de los presidenciables demócratas, fue una de las primeras figuras nacionales de su partido en abordar el tema en días recientes.

Tras ser nombrado el Enviado Especial de la OEA para Asuntos Hemisféricos en diciembre, Richardson dijo que sus prioridades serían abogar por "primeramente, un plan de legalización para los 12 millones de inmigrantes que están en los EE.UU. Y sí creo que es importante incrementar la seguridad en la frontera, pero no con muros".

Debate migratorio

El rechazo de Richardson al muro en la frontera con México marcó la reanudación del debate migratorio tras la derrota republicana en las elecciones del pasado 7 de noviembre.

El presidente Bush recientemente reiteró su compromiso con la reforma migratoria e hizo hincapié en la necesidad de lograr un consenso bipartidista.

Yo creo que en este Congreso que se acaba de elegir es donde tenemos el mayor número de congresistas o senadores que están a favor de los inmigrantes
Nora Sándigo, directora ejecutiva de American Fraternity,

El portavoz de la Casa Blanca, Tony Snow, inclusive ya adelantó algunas propuestas.

"Hay preocupaciones en torno a quienes son lo que están aquí ilegalmente. Necesitamos saberlo. Por eso, el presidente ha hablado de la posibilidad de un documento de identidad a prueba de falsificación", señaló Snow en una rueda de prensa reciente.

Pese a la retórica de Bush a favor de la reforma migratoria, su gobierno incrementó sustancialmente las deportaciones de centroamericanos en 2006.

Cifras proporcionadas por el gobierno salvadoreño a la BBC indican que las deportaciones de sus ciudadanos desde EE.UU. aumentaron de 7.239 en 2005 a más de 13.000 en 2006.

Casi 1.300 presuntos inmigrantes indocumentados fueron recientemente detenidos por autoridades migratorias en redadas llevadas a cabo en diciembre en seis plantas frigoríficas de la empresa Swift & Company.

Queda por verse si los demócratas y republicanos lograrán ponerse de acuerdo en un tema que podría ser clave para atraer la lealtad de muchos votantes hispanos en las elecciones presidenciales de 2008.



NOTAS RELACIONADAS
EE.UU.: todos pendientes de senador
15 12 06 |  Internacional
EE.UU.: demócratas dominan el Senado
10 11 06 |  Internacional
Bolton: ¿próximo en salir?
10 11 06 |  Internacional
Demócratas cerca de controlar el Senado
09 11 06 |  Internacional
EE.UU.: cambios en el gobierno
08 11 06 |  Internacional
Novedades en el Congreso
08 11 06 |  Internacional

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen