Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Martes, 31 de octubre de 2006 - 04:56 GMT
"Aumenta hambre en el mundo"
Mano con espiga de cereal
El número de personas con hambre es menor, pero el problema sigue lejos de resolverse.

Naciones Unidas pidió a líderes mundiales que cumplan con la promesa efectuada en 1996 y reduzcan a la mitad el número de personas hambrientas de aquí a 2015.

La Organización de la ONU para la Agricultura y la Alimentación (FAO) indicó que, lejos de conseguirse ese objetivo, existe más hambre hoy que hace 10 años.

Según el informe anual de la FAO, titulado "El estado de la inseguridad alimentaria en el mundo", actualmente hay más de 820 millones de personas subnutridas, comparado con cerca de 800 millones en 1996.

"Lejos de reducirse, el número de personas hambrientas en el mundo actualmente está creciendo a un ritmo de cuatro millones por año", advirtió Jacques Diouf, director de la FAO.

Por lo tanto, queda muy lejos el objetivo de 31 millones de hambrientos menos por año, fijado en la Cumbre Mundial de la Alimentación celebrada en Roma hace 10 años.

Brasil esperanzador

En América Latina y el Caribe, la falta de alimentación se ha reducido, aunque de una manera desigual, agrega el informe.

Mientras en Centroamérica el hambre ha aumentado, en Sudamérica ha habido un avance importante en la lucha contra ese fenómeno.

Según declaraciones a BBC Mundo de Benjamin Davis, de la División de Desarrollo Agrícola de la FAO, en Centroamérica el problema se ha agravado debido a dos factores: es el área más pobre de América Latina y además la región ha sido afectada por una serie de desastres naturales en la última década.

Brasil aparece como un caso esperanzador. En el período 2001-2003, ese país tuvo 4,1 millones de personas menos con hambre en relación a 1990-92.

(Lula) tuvo la voluntad política al decir que reducir el hambre era una de sus prioridades
Benjamin Davis, FAO

La FAO opinó que el programa "Hambre Cero" del gobierno de Luiz Inácio Lula Da Silva, que benefició a 44 millones de brasileños, debería ser un modelo a seguir por el resto de los países de América Latina para tratar de combatir el problema.

"(Lula) tuvo la voluntad política al decir que reducir el hambre era una de sus prioridades. Tiene dos vertientes que lo hacen muy importante: trasferencias en efectivo que han crecido en los últimos años. Y por otra parte, una serie de políticas de apoyo a los pequeños productores", dijo Davis.

Davis dijo que el estancamiento "en parte viene de una falta de voluntad política". Es una cuestión de que los gobiernos y los actores políticos pongan ganas en atacar el problema.

Por otro lado, también se necesitan estrategias dirigidas a dar más acceso a la comida de una forma inmediata, añadió el funcionario de la FAO.

NOTAS RELACIONADAS
Un arma contra el hambre
17 10 06 |  Ciencia y Tecnología
Bolsa Familia, proyecto estrella de Lula
27 09 06 |  América Latina
Niños con hambre
02 05 06 |  Internacional
Un grado más, "millones con hambre"
14 04 06 |  Ciencia y Tecnología

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen