Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Jueves, 19 de octubre de 2006 - 16:11 GMT
"Pan y libertad"
Redacción BBC Mundo

Una bandera simbólica ondea frente al parlamento húngaro para conmemorar la Revolución de 1956.
Una bandera simbólica ondea en Budapest para conmemorar la Revolución de 1956.

El 23 de octubre de 1956, los estudiantes de la Universidad Técnica de Budapest toman las calles para manifestar su solidaridad con un levantamiento obrero ocurrido en Poznan, Polonia.

Hungría, 1956
Los eventos se precipitaron con rapidez y concluyeron con un ataque masivo del Ejército Rojo soviético el 4 de noviembre de 1956, que quebró la resistencia de los sublevados
En pocas horas no eran sólo los estudiantes los que protestaban.

Miles de personas de todos los sectores de la sociedad salían a las calles y un levantamiento a gran escala tomaba Budapest al grito de "Pan y libertad" y "Fuera los rusos".

La Revolución Húngara, llamada contrarrevolución por el lenguaje oficial del régimen comunista, estaba en marcha.

Los eventos se precipitaron con rapidez y concluyeron con un ataque masivo del Ejército Rojo soviético el 4 de noviembre de 1956, que quebró la resistencia de los sublevados y puso fin a la revolución.

Antecedentes

Tras la muerte en marzo de 1953 del líder soviético José Stalin -quien dominó con mano de hierro los destinos de la Unión Soviética por casi 30 años- aires de cambio se extendieron por los países aliados de la URSS.

Hungría, 1956
En pocos meses hubo revueltas obreras en Bulgaria, Checoslovaquia y una especialmente intesa en Alemania Oriental, que fue conjurada por los tanques soviéticos luego de varios días de duras luchas callejeras.

En junio de 1956, los trabajadores de polacos pusieron Poznan bajo control obrero.

Ese mismo año, un dramático "discurso secreto" pronunciado por el nuevo líder soviético, Nikita Kruschev, denunciaba durante el XX Congreso del Partido Comunista "los errores y crímenes de Stalin", derivados del "culto a la personalidad".

El discursó despertó nuevas esperanzas en el movimiento mundial comunista, y muchos veían en él indicios de una apertura democrática.

Fuego

El 23 de octubre de 1956, la dirección comunista de Hungría primero prohibió y luego autorizó la celebración de la manifestación de los estudiantes de la Universidad Técnica de Budapest que desencadenó los hechos.

Estatua de Stalin derribada durante la Revolución Húngara
Los revolucionarios derribaron símbolos oficiales.
Al principio de la marcha no se manifiestan reclamos específicos aunque, cada vez son más las personas que acuden en masa.

Pocas horas después, cerca de 300.000 personas reclaman ante el parlamento libertad de expresión y de prensa, elecciones libres e independencia de la Unión Soviética.

Parte de los manifestantes se dirige a una cadena estatal de radiodifusión para leer sus reinvindicaciones. Desde la emisora se abre fuego contra los manifestantes. Una huelga general se extiende por todo el país. La policía y los soldados ponen armas a disposición de los sublevados.

Un hombre posa junto a estatua de Imre Nagy
Un hombre posa junto a estatua de Imre Nagy, figura clave de la Revolución de 1956.
Imre Nagy, quien estaba al frente del Comité Central del Partido Comunista Húngaro, negoció la retirada de las tropas soviéticas y declaró la independencia del país con respecto a Moscú.

Nagy anunció la salida de Hungría del Pacto de Varsovia, declaró la neutralidad del país y solicitó la protección de Naciones Unidas.

Pero Moscú tenía otros planes para Hungría.

Tanques soviéticos

El Comité Central del Partido Comunista de la Unión Soviética toma la decisión política de la intervención armada en Hungría, país que, según consideraron, no podía abandonar su esfera de influencia.

Estudiantes sobre un tanque en Budapest
La policía y los soldados ponen armas a disposición de los sublevados.
El 24 de octubre entraban los tanques soviéticos en Budapest para encontrar una resistencia férrea por parte de los sublevados que en la mayoría de los casos portaban armas ligeras y cocteles Molotov y en ocasiones utilizaban los "ataques sopresa".

En la madrugada del 4 de noviembre, 19 divisiones con mas de 200.000 soldados del Ejército Soviético atacaron a la población civil de Budapest. Tres días después la revolución había terminado.

En los meses posteriores al aplastamiento de la revolución, aproximadamente 200.000 refugiados abandonaron Hungría.

Una bandera simbólica ondea frente al parlamento húngaro para conmemorar la Revolución de 1956
A partir de la década de los años 80, Hungría volvió a debatir públicamente sobre la revolución.



NOTAS RELACIONADAS
Hungría: victoria de la oposición
02 10 06 |  Internacional
Hungría: la mayor de las protestas
23 09 06 |  Internacional
Vuelve la violencia a Budapest
20 09 06 |  Internacional

EN OTROS SITIOS BBC

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen