Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Miércoles, 4 de octubre de 2006 - 22:54 GMT
Demanda a nombre de hijos de inmigrantes
Javier Aparisi, corresponsal de la BBC en Miami
Javier Aparisi
BBC Mundo, Miami

Karenina Sánchez y su hija Hellen
Mi esposo es nicaragüense. Él se está acogiendo a la ley de ajuste cubano, pero aún así la fiscal de inmigración le está pidiendo deportación
Karenia Sánchez, residente legal cubana

Organizaciones defensoras de los derechos de los inmigrantes entablaron este miércoles una demanda colectiva ante el tribunal federal de Miami para tratar de impedir que las autoridades deporten a los padres indocumentados de menores nacidos en Estados Unidos.

"Estimamos que serían unas tres millones de personas de los 12 millones de ilegales que están en la calle que deben tener un hijo que es ciudadano americano", señaló a BBC Mundo el abogado Michael Feldenkraist, uno de los representantes legales de Fraternidad Nicaragüense.

Sesenta niños fueron incluidos en la petición inicial.

Si la justicia acepta el planteamiento de los abogados, esta sería una demanda colectiva abierta a la cuál podría sumarse cualquiera que comparta las circunstancias de ser ciudadano e hijo de padres indocumentados.

Varios padres y sus hijos comparecieron a la sede de Fraternidad Nicaragüense en el barrio de Sweetwater para sumarse a la caravana que acompañó los abogados al centro de la ciudad para presentar la demanda.

"Para que no me lleven a mi mami", señaló en llanto Stephany al tratar de explicar el motivo de su presencia en el acto.

Madre con orden de deportación

Michael Feldenkraist, abogado de inmigración
La demanda colectiva fue entablada este miércoles en Miami.
A su lado se encontraba la madre de la niña de 11 años, una colombiana que tiene una orden de deportación pendiente desde que intentó cruzar la frontera de México con EE.UU. ilegalmente en 1987.

La familia se inquieta ante noticias como la firma de la ley para la construcción de un muro fronterizo, o la promulgación este miércoles de una ley local en el condado de Suffolk, Nueva Jersey, que requiere certificar la situación migratoria de cualquier contratista gubernamental.

"Mi vida había sido normal hasta hace unos dos años. Ahora empiezan las noticias con todos los tratos que tienen contra nosotros los indocumentados. A mis hijas les está comenzando a afectar, sobretodo a ella", señala la madre soltera, que también tiene una hija de 16 años.

"Lo que sucede es que hay veces que se levanta y pregunta, ¿Mami, vas a estar? Le digo que tengo que salir a trabajar, pero ahí empiezan las dificultades para saber si vamos a regresar a la casa o no", explica en medio de suspiros los sobresaltos que ha vivido la familia últimamente ante el temor de que sea detenida por agentes de inmigración.

Situación legal compleja

La situación legal de los indocumentados es tan compleja que en muchos casos ni siquiera los que están casados con residentes legales tienen la opción de regularizar su situación migratoria.

"Mi esposo es nicaragüense. Él se está acogiendo a la ley de ajuste cubano, pero aún así la fiscal de inmigración le está pidiendo deportación", señaló Karenia Sánchez, una joven madre cubana con su hija Hellen, de dos años, en brazos.

"No quieren darle sus papeles ya que a la hermana de él la deportaron, aún estando casada con un ciudadano. Está en el mismo caso y quieren deportarlo también", agregó.

Milagros Pérez, inmigrante cubana
Llevo 47 años en este país. Yo vine legal, pero con esta injusticia yo no estoy de acuerdo. Contra los niños, no
Milagros Pérez, inmigrante cubana
La situación de los niños con padres indocumentados también conmueve a personas que resolvieron sus trámites migratorios hace varias décadas, como el caso de Milagros Pérez, una abuela con cuatro hijos y cinco nietos.

"Yo vine legal a este país en 1959 con mi residencia legal. Llevo 47 años en este país. Yo vine legal, pero con esta injusticia yo no estoy de acuerdo", señala con un suspiro. "Contra los niños, no".

La demanda de Fraternidad Nicaragüense está respaldada por otras organizaciones de inmigrantes y se basa en un precedente en la historia reciente.

"En 1998 hubo una demanda colectiva de niños americanos, de padres hondureños y nicaragüenses. Llegamos a un arreglo extrajudicial con la aprobación de estatus de protección temporal, con el beneficio de no ser deportados y de tener un permiso de trabajo", señaló a BBC Mundo el presidente de Unidad Hondureña, José Lagos.



NOTAS RELACIONADAS
Senado de EE.UU. aprobó el muro
30 09 06 |  Internacional
México contra el muro
29 09 06 |  América Latina
Quejas por proyecto de muro
16 09 06 |  Internacional
El Salvador en debate migratorio
14 09 06 |  América Latina
Frenan cruce de indocumentados
18 08 06 |  Internacional
El dilema de la migración
14 09 06 |  Internacional

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen