Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Viernes, 29 de septiembre de 2006 - 19:17 GMT
Dudas sobre la ley de detenidos
Paul Reynolds
Corresponsal para asuntos mundiales, BBC

Prisión de Guantánamo
La norma busca establecer los lineamientos legales para el trato de los prisioneros en Guantánamo.

La ley aprobada por el congreso estadounidense define la forma en que ese país tratará y juzgará a los prisioneros de su llamada "guerra contra el terror", declarada por el presidente George W. Bush luego de los ataques del 11 de septiembre de 2001.

Hasta ahora, la situación ha sido bastante caótica.

El intento de Bush de establecer tribunales militares por cuenta de su propia autoridad fue rechazado por la Corte Suprema, los sospechosos en la cárcel de Guantánamo languidecían en un limbo legal, se utilizaron técnicas de interrogatorio que desde el punto de vista de muchos críticos eran equivalentes a tortura, y algunos prisioneros fueron ocultados en cárceles secretas.

El objetivo de la nueva ley es regular ese caos.

Quienes la apoyan, sostienen que en términos generales es consistente con los valores que busca defender, y que fortalecerá la "guerra contra el terror".

Los críticos alegan que institucionalizará prácticas que son malas en sí, y que afectarán negativamente a los intereses estadounidenses en todo el mundo.

"El submarino"

Centinela en prisión de Guantánamo
El presidente estadounidense defiende al interrogatorio coercitivo como parte de su "guerra al terror".

En lo referente a los tribunales militares, la ley se aparta de los lineamientos de la justicia penal estadounidense.

Define el término "combatiente enemigo ilegal" de una manera muy amplia, concede inmunidad por los interrogatorios realizados en el pasado y, si bien fija límites a los métodos para cuestionar a los detenidos, deja margen para aplicar interrogatorios rudos.

Específicamente tipifica algunos métodos prohibidos.

Estos incluyen homicidio, violación, y actos diseñados para causar sufrimiento "serio".

Según el senador Republicano John McCain, la práctica del "submarino", bajo la cual el prisionero es sometido a la sensación de ahogamiento, será prohibida.

También lo serán las prácticas que impiden el sueño por periodos prolongados.

Sin embargo, los interrogatorios coercitivos no estarán prohibidos.

El presidente podrá determinar qué métodos deben ser utilizados y sus decisiones serán publicadas.

A favor y en contra

El Senado de EE.UU. durante audiencia publica sobre Guantánamo.
Varios congresistas demócratas se oponen a la norma.

Para el gobierno encabezado por Bush, así como para el Senado y la Cámara de Representantes controlados por republicanos, las nuevas medidas son vitales.

"En esta nueva era de amenazas, en donde la dura realidad es que Estados Unidos debe confrontar a terroristas internacionales comprometidos con la destrucción de nuestra forma de vida, esta norma es absolutamente necesaria", dijo el senador republicano Saxby Chambliss.

Para sus oponentes, la ley es un error.

El senador demócrata Harry Reid, dijo que las medidas "pueden haber sido duras, pero ciertamente no fueron inteligentes... Estoy convencido que las generaciones futuras verán la aprobación de este proyecto de ley como un grave error".

El tema de discusión es hasta dónde puede equiparse una sociedad democrática con los métodos que considera necesarios para obtener resultados sin violar los mismos valores que busca proteger y sin generar mayor simpatía para sus enemigos.

Parte de la historia de la "guerra contra el terror" del presidente Bush ha sido la manera en que ese balance ha venido oscilando.

Bush ciertamente tuvo que hacer concesiones en el camino.

Pero también se ha mantenido firme en el concepto de someter a algunos detenidos a interrogatorios coercitivos y al principio de tribunales militares.

En esta ley ha conseguido bastante, pero no todo lo que quería.

El resultado es una serie complicada y a veces ambigua de reglas que deberán ser probadas en la práctica.

Contra Ginebra

Las normas prohibirán lo que llaman "graves faltas" al artículo común 3 de la Convención de Ginebra incluyendo, tal como lo afirmó el asesor de seguridad nacional Stephen Hadley, "tortura y trato cruel o inhumano".

Pero el hecho que el presidente será el que decida si otras conductas no constituyen "graves faltas", será un área de disputa.

El debate, así como la guerra misma, no ha terminado

En cuanto a los tribunales militares, no tendrán que seguir las reglas normales de evidencia aplicables a los procesos penales internos.

Ni se le permitirá a los prisioneros invocar el principio de habeas corpus para apelar contra su detención.

El habeas corpus es un antiguo derecho obtenido de la ley inglesa que establece que un prisionero debe ser llevado a un tribunal para que su detención sea justificada.

Esta norma, sin embargo, podría ser demandada ante la Corte Suprema estadounidense.

El debate, así como la guerra misma, no ha terminado.



NOTAS RELACIONADAS
EE.UU.: luz verde a ley de detenidos
29 09 06 |  Internacional
EE.UU.: avanza ley sobre interrogatorios
28 09 06 |  Internacional
EE.UU.: controversia al definir tortura
24 09 06 |  Internacional
Pactan sobre tribunales militares
21 09 06 |  Internacional
Tribunales militares: Bush insiste
15 09 06 |  Internacional
Guantánamo: desafío a Bush
15 09 06 |  Internacional

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen