Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Sábado, 19 de agosto de 2006 - 09:14 GMT
Líbano: "deben evitar otro Srebrenica"
Soldado de la ONU, de Gana, patrullan un camino en el sur de Líbano.
Según la ONU, la fuerza de paz debe tener carácter multilateral.
La Organización de las Naciones Unidas (ONU) hizo un nuevo llamado para que los países concreten su contribución de tropas para la fuerza de paz en el sur de Líbano lo más rápido posible.

El vicesecretario general de la ONU, Mark Malloch Brown, dijo que la fuerza necesita tener carácter multilateral para poder gozar de la confianza de ambas partes en el conflicto.

El corresponsal de BBC en la ONU, Mike Sergeant, indicó que además de las interrogantes en torno al mandato exacto de la fuerza, existe incertidumbre sobre su equilibrio político.

Sobre este tema, BBC Mundo conversó con el ex coordinador humanitario de la ONU para toda la ex Yugoslavia (1990-1991), José María Mendiluce.


¿Por qué es tan difícil ponerse de acuerdo en la ONU sobre el despliegue de tropas en Líbano?

Porque el conflicto que hemos vivido este último mes -pero que ya lleva muchos años entre Israel y los países vecinos árabes- trasciende las fronteras de esos territorios.

Frente a ese conflicto las grandes potencias, los miembros permanentes del Consejo de Seguridad, han tenido -y creo que tienen- puntos de vista diferentes y quizás agendas diferentes. Y eso hace que una organización como Naciones Unidas, que es una organización gubernamental que depende de la voluntad de los Estados y fundamentalmente de los miembros del Consejo de Seguridad, tenga dificultades para llegar a acuerdos con rapidez y eficacia cuando esas agendas de los países que mandan en la ONU no coinciden.

¿No es extraño que estos países que mandan, como usted dice, se pusieran de acuerdo para una resolución, pero ahora no se pongan de acuerdo para saber cuántos soldados van a enviar, por ejemplo?

Cuando se aprobó la resolución con un mes de retraso sobre el inicio de las hostilidades, él (Kofi Annan) dijo: "no nos podemos felicitar por llegar a este acuerdo porque deberíamos haberlo logrado mucho antes".

El acuerdo se ha agarrado con pinzas, se ha hecho un poco tarde y desde luego estos acuerdos que se toman en Nueva York en la sala del Consejo de Seguridad, dejan siempre lagunas importantes que hay que interpretar.

Se necesita un mandato de uso de la fuerza. Similar al mandato que utiliza la OTAN bajo el mandato de la ONU en Afganistán
Esa interpretación a veces se convierte en dramática cuando uno está sobre el terreno, tiene un responsabilidad concreta y lo que sabe es que cualquier decisión que haya que tomar en una situación compleja que se pueda producir después de un despliegue de tropas, va a volver a chocar con las dificultades de acuerdo en la ONU.

Es muy peligroso embarcarse en una misión de paz, que no tiene objetivos claros, que no tiene reglas para intervenir militarmente o para usar la fuerza, contra quién, cómo y cuándo.

Todo esto deja con muchas preocupaciones a los países que quieren contribuir en la misión de paz, también conociendo los actores que intervienen en este conflicto.

Usted habla de que las agendas de cada país obstaculizan las negociaciones, ¿a qué se refiere?

Hay evidentemente una forma simplista de explicarlo. Hay, digamos, los amigos de Israel y los de Hezbolá, de los palestinos, de los países árabes, o del mundo islámico. Eso se nota en el seno de la ONU y se nota en la realidad cotidiana que los ciudadanos viven según donde vivan.

Reunión de Naciones Unidas
Naciones Unidas llegó a una resolución luego de un mes de violencia.
Esa polarización creciente a la que nos está llevando por un lado el terrorismo islamista ciego y criminal que está ganando lamentablemente más y más adeptos en el mundo musulmán, y por otro lado la guerra global contra el terrorismo sin que esté claro quién es el enemigo, cuantos son, cómo se les combate, está llevándolos a una polarización que se expresa con particular crueldad en Oriente Medio.

Si esa fuerza de paz no tiene credibilidad, estamos en una situación muy delicada.

¿Cuál es el marco jurídico en el que operan las fuerzas internacionales de paz en un territorio? ¿Cambian según el caso o hay normas establecidas?

Hay normas establecidas en la Carta de la ONU y hay fundamentalmente dos normas: si actúan con un mandato de uso de la fuerza o si son sólo fuerzas de interposición.

Colocar fuerzas en ese territorio en esta situación, sin un mandato de legítimo uso de la fuerza bien especificado, significa dejarlas abandonadas a su suerte y esto es lo que no está claro en este momento.

¿Qué garantías se les ofrece a las tropas cuando van al territorio?

Muy pocas. En principio, el casco y la bandera azul y el símbolo de la ONU, es un elemento de protección frente a todos y así debería serlo, pero lamentablemente hace muchas guerras ya que no lo es. Por lo tanto tienen que tener un respaldo clarísimo de los países que las envían y de los países que han votado su envío, aunque no manden tropas, como será el caso de EE.UU. y el Reino Unido.

¿Cómo se decide cuántas tropas se necesitan en una situación determinada?

En principio es la ONU la que hace un plan técnico, logístico y militar de despliegue y de tropas necesarias.

Yo creo que ninguna de las dos partes que intervienen en este conflicto se van a sentir amedrentadas a la hora de llevar a cabo acciones no tolerables porque haya cascos azules
Después entre eso y lo que los países se comprometen a contribuir hay siempre una gran distancia, y luego entre lo que los países se comprometen a contribuir y lo que envían realmente hay otra gran distancia.

En general, las tropas de la ONU tienen muchos menos efectivos de los que serían necesarios para el cumplimiento de su misión y casi siempre con un mandato insuficiente.

¿Quién suele pagar por estas tropas?

En principio paga la ONU, de los fondos generales para operaciones de mantenimiento de la paz.

En el contexto de Líbano, ¿qué se espera que consigan estas tropas?

Se debería esperar que controlen la frontera para que no haya agresiones ni hacia Israel ni de Israel hacia Líbano.

Para eso necesitan recursos y, conociendo a los actores, necesitarían un mandato muy claro para poder utilizar la fuerza en caso de violación del alto el fuego y de los acuerdos que permitirían el despliegue de esas tropas.

Pero hemos visto en este conflicto, por ejemplo, el lanzamiento de cohetes. ¿Cómo podrían tropas estacionadas en tierra evitar ese lanzamiento de misiles?

Las tropas pueden detectar de dónde se lanzan, y cuando se lanzan denunciarlo, avisar al ejército de Líbano para que se neutralicen estos ataques, más la diplomacia que sea necesaria para frenar estos ataques.

La situación que se vivió en Srebrenica (donde ocho mil niños, ancianos y hombres musulmanes fueron asesinados por tropas serbias en 1995, dos años después de que Srebrenica fuera declarada zona segura por la ONU) fue probablemente uno de los ejemplos más terribles de estas misiones de paz en territorio ajeno, en la que las tropas no tenían mandato para intervenir y quien sufrió fue la población civil. ¿Qué lecciones dejó?

Tenían un mandato relativo y podrían haber impedido en parte lo que sucedió y no lo hicieron. Esto fue una responsabilidad en este caso de las tropas holandesas.

Un clérigo chiita señala un lugar destruido en Líbano
La ONU paga por el mantenimiento de las tropas de paz.
No se pueden mandar tropas de mantenimiento de la paz cuando no hay paz que mantener, cuando lo que hay es que imponer la paz.

Para ello hace falta otro modelo de tropas, con otro mandato con más capacidad agresiva de repeler cualquier violación de las normas básicas de derecho humanitario internacional.

¿En Líbano, entonces, qué es lo que se necesita?

Evitar otro Srebrenica. Evitar que la ONU se quede allí como una especie de cómplice pasivo y testigo mudo de acontecimientos que ojalá no se produzcan, pero que en principio yo no veo que haya ninguna garantía de que no puedan producirse.

¿Qué mandato se necesitaría?

Se necesita un mandato de uso de la fuerza. Similar al mandato que utiliza la OTAN bajo el mandato de la ONU en Afganistán.

NOTAS RELACIONADAS
Israel cuestiona fuerzas de paz
18 08 06 |  Internacional
Líbano despliega tropas
17 08 06 |  Internacional
¿Quién financia la reconstrucción?
17 08 06 |  Internacional
Enorme reto para ejército libanés
17 08 06 |  Internacional
Frágil tregua en Líbano
15 08 06 |  Internacional

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen