Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Sábado, 29 de julio de 2006 - 14:53 GMT
"Desaloja tu casa o morirás dentro"
Marta Miera
Franja de Gaza

Mohamed Al Sheij Dib con su familia
Me dijeron (por teléfono) que en una hora tenía que evacuar mi casa porque iba a ser bombardeada
Mohamed Al Sheij Dib, agente de la policía de la Autoridad Nacional Palestina
El Ejército israelí ha empezado a lanzar panfletos sobre la Franja de Gaza explicando que, si regresa el soldado capturado por grupos palestinos y cesan los ataques de las milicias contra Israel, pactará un alto el fuego.

"En los últimos días -dice el mensaje- hemos atacado a los terroristas y sus colaboradores que esconden armas y cohetes. Estos ataques seguirán mientras sigan los lanzamientos de cohetes y no vuelva Guilad Shalit".

La difusión de panfletos entre la población palestina es en general una medida poco utilizada por el Ejército israelí, pero durante las últimas semanas ha "bombardeado" con papeletas a la población de la Franja de Gaza.

Esta campaña de operaciones psicológicas, mejor conocida como "psy-ops", ha alcanzado una nueva fase. Ahora el Ejército dedica tiempo a llamar individualmente a los palestinos para advertirles que sus casas van a ser bombardeadas.

Una llamada anónima en hebreo o en árabe. Una orden: desaloja tu casa en una hora. Una amenaza: tú y tu familia morirán dentro.

Una hora para evacuar

"Me llamaron desde un número anónimo a las 11:45 de la noche. 'Mi nombre es Dani y soy miembro de los servicios secretos israelíes', me dijeron. Y preguntó: '¿Eres Mohamed Al Sheij Dib?' Le contesté que sí. Me dijo que en una hora tenía que evacuar mi casa porque iba a ser bombardeada".

Una vez que su casa fue destruida, la familia de Mohamed Al Sheij Dib regresa con los muebles que se habían llevado
El hogar de la familia Dib sufrió graves daños, pero volvieron pues no tienen otro sitio adonde ir.
Así lo cuenta Mohamed Al Sheij Dib, un palestino de 31 años, padre de cinco niños y agente de la policía de la Autoridad Nacional Palestina (ANP).

La familia Dib fue la primera en ser sometida a la nueva iniciativa del Ejército israelí.

Hasta el momento, Israel nunca había recurrido al uso de teléfonos para llamar directamente a los residentes de las casas que tiene intención de bombardear.

Dib y su familia dudaron ante la llamada. Les parecía extraño y barajaron la posibilidad de que se tratase de un engaño.

Pero cuando tu vida y la de toda tu familia se ve amenazada ante la posibilidad de morir bajo los escombros de tu propia casa es mejor ser precavido.

Y en efecto una hora después, un helicóptero Apache sobrevoló la casa y lanzó cinco cohetes, tres de los cuales hicieron blanco en la vivienda de la familia Dib.

"Nueva estrategia"

El hogar de los Dib ha sufrido graves daños pero ellos han regresado porque no tienen otro sitio adonde ir.

"No nos importa que nos maten", dice.

Y agrega: "A esto se le llama terrorismo de Estado. Se trata de una nueva estrategia del Ejército israelí que intenta confundir y asustar a la gente".

Abu Hekmat, tiene 30 años y es miembro de los Comités de Resistencia Popular, una facción armada palestina.

Miliciano palestino en la Franja de Gaza
Me llamaron desde un número privado y me dijeron que eran de los servicios de inteligencia israelíes. Ignoré la llamada. Por la noche volvieron a telefonear. O evacuas o matamos a la gente que vive dentro, me dijeron
Abu Hekmat, miembro de una facción armada palestina
No suelta su rifle en ningún momento, como tampoco oculta que su objetivo es la lucha contra la ocupación.

Cuando se le pregunta porque piensa que ha recibido una llamada del Ejército israelí para que desaloje su casa sonríe y contesta lo que es evidente: "Porque soy miliciano".

Rodeado de todos sus vecinos, que le tratan con deferencia, explica la conversación que tuvo con los servicios secretos israelíes.

"Me llamaron desde un número privado y me dijeron que eran de los servicios de inteligencia israelíes. Ignoré la llamada. Por la noche volvieron a telefonear. O evacuas o matamos a la gente que vive dentro, me dijeron".

Al día siguiente el teléfono volvió a sonar: "Sabemos que estás evacuando. Es lo mejor que podías hacer. Pero por qué no estás desalojando tú las cosas. Lo están haciendo otras personas, ¿tienes miedo?".

Así se jactaba el oficial israelí de hasta que punto tenían la zona controlada.

Colaboracionistas

El Ejército conoce cada movimiento de las familias "sospechosas". Sabe cuánta gente vive en las viviendas, cuántos niños, mujeres y hombres.

Una de las casas dañadas por el bombardeo
La mayor parte de la población ignora los panfletos, llamadas por teléfono y los anuncios en la radio.
Entre la población surge la alarma de quién puede ser el que informa a Israel y se extienden los rumores de que el vecino de al lado pudo llamar al Ejército.

Si un palestino quiere salir a estudiar al extranjero, por ejemplo, necesita un permiso especial del Ejército. Y muchas veces el permiso tiene un precio: que el palestino o algún miembro de su familia se convierta en colaboracionista.

"Estos individuos están distribuidos de una manera especial para supervisar a los miembros de la resistencia y sus movimientos. Advierten en qué casas se guardan armas. Son un número limitado pero muy activo", explica Hekmat.

"El castigo por traición se cumple en prisión. Algunos han sido asesinados pero sus familiares dicen que fallecieron en un accidente de coche", asevera Hekmat.

Explicación israelí

Una portavoz del Ejército israelí señaló: "Realizamos llamadas porque atacamos casas en las que puede que haya gente que no está personalmente implicada en actividades terroristas. No queremos herir a nadie, pero al mismo tiempo tenemos que resolver la presencia de las armas en las viviendas".

No obstante, según reconoce la propia portavoz, la mayor parte de la población ignora los panfletos, las llamadas por teléfono y los anuncios en la radio en los que el Ejército advierte a la población palestina que sus vidas corren peligro.

"Entendemos que algunos civiles que tienen armas no lo han hecho voluntariamente y por lo tanto les avisamos para que desalojen sus casas y evitar que sean heridos", concluye.



VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen