Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Miércoles, 26 de julio de 2006 - 15:00 GMT
Roma discutió sin los protagonistas
Bombardeo israelí en el sur de Líbano
En Roma se conversó. En la frontera siguen los choques.

La reunión de alto nivel desde sobre la crisis en Medio Oriente concluyó este miércoles en Roma con un llamado a "trabajar por la paz" y sin acuerdos inmediatos, en momentos en que prosiguen los enfrentamientos entre el ejército israelí y los militantes de Hezbolá.

Representantes de 13 países y varios organismos internacionales acudieron a Roma a un llamado de la secretaria de Estado de Estados Unidos, Condoleezza Rice, para discutir sobre la crisis bélica.

Tras escuchar un reclamo del primer ministro libanés, Fouad Siniora, quien pidió un cese el fuego urgente, los participantes coincidieron en la necesidad de que una fuerza internacional con mandato de la ONU ayude a Líbano a establecer autoridad en el sur del país.

El secretario general de Naciones Unidas, Kofi Annan, dijo que era importante incluir a Siria e Irán -ausentes en Roma- en cualquier acuerdo sobre Líbano.

Annan igualmente llamó en Roma a que Israel detenga sus bombardeos y operaciones terrestres y a que Hezbolá pare sus ataques contra la población israelí.

El secretario general de Naciones Unidas, Kofi Annan, y la secretaria de Estado de EE.UU.,  Condoleezza Rice
Representantes de 13 países acudieron a la cita de Roma.
A su vez, el ministro italiano de Relaciones Exteriores, Massimo D'Alema, pidió que se efectúe una conferencia internacional de países donantes para ayudar a la reconstrucción de Líbano.

D'Alema enfatizó en que se debe presionar a aquellos que pueden influir en Hezbolá o en Israel para asegurar un cese el fuego.

Condoleezza Rice destacó que no se debe permitir que Líbano vuelva a la misma situación en que se encontraba antes de que estallara el conflicto.

Bloques y combates

El encuentro en Roma, al que no asistieron Líbano, Israel o representantes de Hezbolá, contó con dos posiciones encontradas.

Por un lado, la de países como EE.UU., Reino Unido, Alemania y Canadá que sostuvieron el derecho de Israel a defenderse de los ataques de Hezbolá.

Cumbre en Roma
Dos bloques trataron de encontrar consenso sin acuerdos inmediatos.
Por el otro, están países como Rusia, Francia e Italia, que alegaron lo que consideran "desproporción" de la respuesta israelí.

Entre los árabes, como Egipto, Arabia Saudita y Jordania, se destacó la solidaridad con los civiles libaneses que han muerto o han sido desplazados por el conflicto.

El encuentro permitió reunirse a países que se manejan como participantes en un posible despliegue de más tropas internacionales en la frontera de Líbano con Israel.

Entre los contribuyentes de esa fuerza se menciona a la Unión Europea, algunas naciones árabes y Turquía.

Mientras en Roma se busca el consenso en la discusión de un plan de paz, en la frontera israelo-libanesa continúan los combates, en las inmediaciones del poblado de Bint Jbail, considerado un bastión de Hezbolá.

Informes de prensa dan cuenta de entre ocho y 13 soldados israelíes muertos aunque Israel no lo ha confirmado, pero sí reconocido que hay bajas.

Entretanto, las últimas operaciones israelíes en la Franja de Gaza han dejado al menos 12 palestinos muertos, dos de ellos civiles, según fuentes palestinas.

Los ausentes

Aunque la cumbre de Roma aglutinó a países que podrían influir en el curso de los acontecimientos, también excluyó a los protagonistas: Israel, Líbano y representantes de la guerrilla de Hezbolá.

Otros actores regionales como Siria e Irán no fueron invitados.

En cuanto a Hezbolá, su ausencia se explica porque, como movimiento guerrillero, no tiene amplio reconocimiento internacional y Estados Unidos lo cataloga de "organización terrorista".

Israel no acudió a Roma debido a que Líbano no dialoga con su vecino.

Familia libanesa en funeral
Italia quiere una conferencia de donantes para reconstruir Líbano.
La analista de la BBC Magdi Abdelhadi indica que Líbano no tiene el poder de detener las acciones de Hezbolá por la naturaleza fracturada del estado libanés.

De los presentes en Roma, -explica Abdelhadi- Estados Unidos puede ejercer influencia sobre Israel, pero los que tendrían algún grado de influencia sobre Hezbolá, Siria e Irán, no acudieron a la cumbre.

Washington no dialoga con esos países debido a que los acusa de "auspiciar el terrorismo".

Según Abdelhadi, al menos que la ofensiva israelí logre desmantelar a Hezbolá, tarde o temprano los mediadores internacionales tendrán que hablar directamente con esa organización o tratar con Siria e Irán.

Estas complicaciones -señala Abdelhadi- significan que quizás pase un buen tiempo antes de que retorne la paz a la frontera entre Líbano e Israel.



NOTAS RELACIONADAS
Israel "desoyó" reclamos
26 07 06 |  Internacional
La esperanza puesta en Roma
26 07 06 |  Internacional
Israel bombardeó retén de la ONU
25 07 06 |  Internacional
Crearán franja de seguridad
25 07 06 |  Internacional
Rice busca un "nuevo Medio Oriente"
25 07 06 |  Internacional

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen