Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Miércoles, 19 de julio de 2006 - 15:31 GMT
La polémica por la Batalla de España
Ramón Goñi
Nueva York

Foto de combatientes en la Guerra Civil española.
La guerra enfrentó a nacionalistas y republicanos.

Al conmemorarse 70 años de su inicio, la Guerra Civil española sigue provocando polémica.

Y uno de los debates más recientes sobre el tema ha sido generado por un libro publicado en 1982, pero recientemente actualizado y reeditado con datos de los archivos soviéticos de la época.

Se trata de La Batalla por España, del historiador inglés Anthony Beevor, autor de conocidas obras como Stalingrado o La Caída de Berlín.

Uno de los puntos más polémicos del libro es su evaluación del papel cumplido por las legendarias Brigadas Internacionales, los grupos de milicianos extranjeros que combatieron en España del lado republicano.

La batalla de las ideas y las responsabilidades

Según Beevor, los documentos encontrados en los archivos soviéticos sirven para matizar, tanto "el gran mito de la República, un icono de heroicidad" como el sentido de la lucha de los brigadistas internacionales.

En entrevista con BBC Mundo, Beevor dijo que fue el miedo a la expansión del comunismo lo que condujo al conflicto, un miedo "provocado por la terrible influencia de la revolución rusa y la guerra civil rusa".

Moe Fishman, ex combatiente republicano.
Moe Fishman se unió como voluntario al bando de los republicanos.
Una influencia que incidió tanto en las causas como en el desarrollo de la guerra, sostiene el historiador.

"La mezcla entre revolución y democracia es una de las paradojas clave que deben ser abordadas, una de las confusiones básicas de la propaganda republicana", agrega Beevor.

Se enviaban dos mensajes, señala el académico: "uno al mundo exterior diciendo que somos una democracia como la vuestra, y otro interno, de lucha por los derechos de los trabajadores y las personas y de creación de una nueva sociedad. Pero, o representas una fuerza revolucionaria o representas a la democracia".

Habla un brigadista

Moe Fishman, quien formó parte de la brigada Abraham Lincoln, compuesta por 2.800 voluntarios estadounidenses que lucharon en el bando republicano desde 1937, no está de acuerdo con el profesor Beevor.

Fishman afirma que tanto el escenario previo a la guerra como su posterior desarrollo "no se trataba de una revolución sino de una lucha contra la política de apaciguamiento hacia el fascismo por parte de las democracias".

Además, Fishman sostiene que la responsabilidad de la guerra es de quien rompió la legalidad entonces vigente.

Combatientes en la Guerra Civil española
La Guerra Civil española se inició en 1936.
"El 52% de la población española votó por la República, una mayoría. ¿Cuántos votaron por los fascistas? Un puñado de gente, hablando en términos relativos".

Sin embargo, Beevor insiste en que las responsabilidades hay que ponerlas en perspectiva.

Asegura que el ambiente de miedo, tensión y confrontación previo al estallido del conflicto tuvo su origen en ambos bandos.

Beevor se pregunta: "Si la derecha hubiera ganado las elecciones de 1936, ¿habría aceptado la izquierda el resultado legitimado? Uno sospecha que no. Pues el líder socialista Largo Caballero amenazó abiertamente antes de las elecciones que, si la derecha ganaba, esto supondría la guerra civil".

Brigadistas: ¿internacionales o soviéticos?

Beevor afirma haber admirado siempre las motivaciones de los 35.000 voluntarios de diferentes países que combatieron en España.

Sin embargo, "lo que se extrae de los archivos rusos es el modo en que ese idealismo y ese sacrificio fue explotado de la manera más cínica posible por los asesores del Komintern [la internacional comunista] que estaban dirigiendo las brigadas internacionales", agrega.

A lo que Fishman replica que "probablemente Largo Caballero llegó a un acuerdo con el Komintern, pero lo que pretendía era atraer a gente de varios países para que estimularan a sus compatriotas a oponerse a la política de no intervención de Francia, Gran Bretaña y EE.UU.".

Anthony Beevor
Beevor ha generado polémica con su obra.
Beevor también se refiere al asesinato de 500 brigadistas bajo sospecha de espionaje, por parte de sus propios camaradas, aunque señala las versiones contradictorias sobre el hecho.

Fishman alega que la ideología dominante entre los milicianos no llegó a expresarse hasta esos extremos, y justifica la razón por la que muchos combatientes eran de izquierda -él mismo pertenecía a la Liga de Jóvenes Comunistas.

"La prensa de izquierdas era la única que nos mantenía informados y que advertía que si la política de no intervención se mantenía, tendríamos una Segunda Guerra Mundial", recuerda.

Fishman también afirma que la investigación del historiador inglés se posiciona claramente a favor de uno de los bandos.

"Aporta todo tipo de interpretaciones incorrectas, en muy pocas ocasiones respaldadas por hechos, raramente por material de archivos y sirviéndose de las malas interpretaciones de otros historiadores que no entienden que se trataba era de una guerra mundial contra el fascismo, porque, si no hubiera sido así, no habría habido voluntarios".

El escritor inglés responde a las críticas de los brigadistas señalando que "estos papeles no son falsos, están en los archivos. Puede ser molesto para ellos pero el problema es que es la verdad, y ésta pone en cuestión la gran mitología de esa gran última causa que rodea a las brigadas internacionales".

NOTAS RELACIONADAS
España: 70 años de una guerra
18 07 06 |  Internacional
¿Es peligroso "borrar" el pasado?
18 03 05 |  Internacional
No más estatuas de Franco en Madrid
17 03 05 |  Internacional
España compensa a "niños de la guerra"
22 01 05 |  Internacional

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen