Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Lunes, 10 de julio de 2006 - 11:46 GMT
"Pensaba en mi hija"

"Me gusta mucho esta foto, porque retrata los dos lados, la guerra y la compasión".


En esta imagen, ganadora del concurso World Press Photo en el año 2003, no se ven balas ni personal militar. Sin embargo, para muchos representa como ninguna la humanidad siempre subyacente a los tanques y bombas.

Los lectores han estado enviando sus comentarios sobre la foto, que fue tomada en un improvisado campo de prisioneros en el desierto iraquí.

La imagen, que registra la compasión no sólo de un padre, sino de un soldado, fue captada por el fotógrafo francés Jean Marc Bouju, de la agencia Associated Press, ganador también en dos ocasiones del premio Pulitzer.

La imagen aún me habla, todavía puedo escuchar a aquel padre hablándole en árabe a su hijo y los llantos del niño
Jean Marc Bouju

Desde su casa en Los Angeles, donde se recupera de un accidente, Bouju habló con BBC Mundo sobre su imagen, con la que reconoce tener un fuerte vínculo emocional.


¿En qué circunstancias tomó la foto?

Jean Marc Bouju
Bouju ganó dos veces el Pulitzer, por fotos del genocidio en Ruanda y del atentado contra la embajada de EE.UU. en Kenia.
Yo era uno de los periodistas "incorporados", embedded con una brigada del ejército estadounidense durante la invasión a Irak en 2003.

Después de ingresar a territorio iraquí, prácticamente no hicimos más que esperar en el desierto durante dos semanas. Para mi era muy frustrante.

Un día me informaron que estaban recibiendo prisioneros. Cuando llegué al lugar vi dos camiones que traían cerca de 30 prisioneros, y vi que también había un niño, lo que me pareció muy extraño.

Los soldados decían que de acuerdo a sus regulaciones debían encapuchar a todos los prisioneros y atar sus manos. Cuando colocaron la capucha en el padre, el niño entró en un ataque de pánico, estaba aterrorizado y empezó a gritar y llorar sin parar, aferrándose desesperadamente a su padre.

Aún así los trasladaron al interior del perímetro del campo de prisioneros improvisado, que no era más que un trozo de desierto delimitado con alambre de púas.

Cuando colocaron la capucha en el padre, el niño entró en un ataque de pánico, estaba aterrorizado y empezó a gritar y llorar sin parar, aferrándose desesperadamente a su padre
El padre tenía las manos atadas por detrás de su espalda con esposas de plástico. Se sentó con su hijo en la arena, y el niño todavía estaba llorando y gritando y en un determinado momento un soldado estadounidense se dirigió a ellos y cortó las esposas de plástico para liberar las manos del padre.

De modo que el padre pudo abrazar a su hijo y tratar de calmarlo. En ese momento tomé la foto.

¿Qué estaba haciendo exactamente el padre cuando tomó la fotografía?

En un determinado momento un soldado estadounidense se dirigió a ellos y cortó las esposas de plástico para liberar las manos del padre
Yo estaba a unos 10 metros de distancia, no me permitían ingresar al perímetro, pero podía escuchar al padre tratando de calmar al niño, no entendía lo que decía, porque eran palabras en árabe.

Desde antes el padre hablaba a su hijo, pero cuando liberaron sus manos pudo tomarlo en sus brazos, y eso inmediatamente calmó al niño.

La imagen representa para muchos una dura crítica a las acciones militares estadounidenses. ¿Cómo pudo tomar esa foto? ¿Lo hizo casi a escondidas?

Tomé la foto muy rápido. No quería que viniera nadie a decirme qué podía o no podía fotografiar, así que sólo capté dos imágenes muy rápidamente. No se si me lo hubieran impedido o no, nadie me vio tomar las fotos.

Ante la duda, trate de ser muy rápido y discreto.

Yo sentí la oportunidad de la foto cuando vi el soldado caminando hacia el padre, y supe que iba a suceder algo. No tuve tiempo de ajustar el foco, calculé simplemente que estaría a unos diez metros y regulé el foco para esa distancia. Y cuando el soldado aún estaba cerca del padre, rápidamente disparé dos veces y tome las fotos justo cuando el padre pudo abrazar a su hijo.

¿Qué pasaba por su mente en ese momento?

Pensaba en mi hija, que tenía la misma edad que ese niño, cuatro años
Pensaba en mi hija, que tenía la misma edad que ese niño, cuatro años. Hacía un mes que no veía a mi hija y siempre la estaba extrañando. Pensé mucho en ella especialmente cuando el niño lloraba y cuando colocaban la capucha en el padre.

Pensaba, ¿qué sucedería si fuera a mí a quien le estuvieran colocando esa capucha? Me imaginaba lo asustada que estaría, lo terrible que sería.

Algunas personas ven en su imagen el horror de la guerra. Otros, a pesar del horror, la compasión, no sólo del padre sino del soldado que desató sus manos para que pudiera abrazar a su hijo.

¿Qué ve usted en su foto?

Me gusta mucho esta foto, es una de mis favoritas entre todas las que he tomado. Porque retrata los dos lados, la guerra y la compasión.

No se necesitan armas y explosiones para retratar la guerra.

Creo que es una imagen fuerte, porque genera emociones muy variadas. Uno siente la soledad. El padre no podía hacer nada, primero sólo podía hablarle a su hijo a través de su capucha. Luego por lo menos pudo abrazarlo. Pero aún así, no podía hacer mucho. En esas condiciones era incapaz de proteger a su hijo.

Cuando miro esta foto, me emociona, aún hoy en día, aunque hayan pasado tres años y haya hablado muchas veces sobre ella a raíz del premio.

Háblenos un poco más del tipo de emociones que le despierta la imagen

Esto es lo que despierta la guerra, sentimientos diferentes a los de tiempos normales. Las expresiones de alegría o de desesperación llegan a extremos que no se ven otros momentos.

En la guerra no hay mucho tiempo, así que tanto los momentos de tristeza como de alegría son muy intensos
Alguien ha dicho que la guerra trae a la superficie lo mejor y lo peor en los seres humanos, y por eso estas situaciones son tan poderosas para un fotógrafo.

Se pueden hacer imágenes de extrema tristeza, o a veces de enorme alegría. En la guerra no hay mucho tiempo, así que tanto los momentos de tristeza como de alegría son muy intensos.

¿Qué sucedió finalmente con el padre y el niño?

No pude saber ni siquiera su nombre. Uno de los oficiales que hablaba árabe me dijo que el niño tenía cuatro años.

No pude saber ni siquiera su nombre
Diez minutos después de tomar la foto tuve que regresar a la base. Cuando uno está incorporado a una unidad del ejército es como si uno formara parte de esa brigada. Así que cuando ellos se trasladan uno tiene que trasladarse con ellos.

Yo intenté luego comunicarme por radio para intentar averiguar qué había sucedido con el padre y el niño, pero la división se desplazó, y además, estamos hablando de la guerra, no podía insistir demasiado en ello.

¿Recuerda qué equipo utilizó?

Claro, tenía solamente dos lentes y dos cámaras. Tenía dos Canon EOS-1D, de las viejas, y dos lentes, el que usé para esa foto era 70-200. Aunque en las cámaras digitales uno puede ver en la pantalla atrás de la cámara cómo ha quedado la foto, yo no veía nada porque debido a la arena, había envuelto las cámaras en unas bolsas.

Era como en la época de los viejos negativos, tuve que esperar a descargar la imagen en el computador para ver si estaba bien enfocada.

Muchos dicen que las fotos tienen vida propia y cada vez que uno las mira es como si encontrara una nueva capa, nuevos significados.

Cuando mira hoy su foto de Irak, tres años después, ¿le encuentra significados diferentes?.

A veces hasta me parece que el alambre de púa se ha movido, debe ser que la he mirado muchas veces.

A veces hasta me parece que el alambre de púa se ha movido, debe ser que la he mirado muchas veces
La imagen aún me habla, todavía puedo escuchar a aquel padre hablándole en árabe a su hijo.Y recuerdo los llantos del niño.

Todavía me habla esta foto a un nivel muy personal. Para mí, como fotógrafo, la foto no es sólo una imagen, representa todo lo que sucedía cuando la capté, lo que muchas veces es más interesante que la foto.

Su foto fue la primera tomada con una cámara digital en ser premiada como World Press Photo del año. ¿Cuáles son las ventajas de este tipo de cámaras en su trabajo?

Es estupendo. Me encantan estas cámaras. Especialmente cuando uno trabaja como fotógrafo de agencia de noticias, como Associated Press, lo que significa que cada hora puede haber un plazo que cumplir.

La tecnología digital me permite tomar más imágenes, antes debía dejar de tomar fotos en un determinado momento para tener tiempo de procesar mis negativos, escanear mis fotos y enviarlas.

Ahora simplemente uno coloca la tarjeta de memoria en el laptop y lo conecta al teléfono u otro medio. Eso significa que uno puede dedicar muchas más horas a captar imágenes.

¿Qué toma en cuenta principalmente a la hora de tomar una foto?, ya que trabajando para una agencia no debe haber demasiado tiempo para consideraciones de estilo

Cuando uno trabaja para una agencia, se hace lo que se puede con lo que hay. Uno no trabaja para National Geographic ni puede pasar dos semanas esperando por el atardecer adecuado.

Cuando uno trabaja para una agencia, se hace lo que se puede con lo que hay
A veces es muy frustrante, que justo cuando las condiciones de luz están cambiando y se vuelven ideales, uno tiene que dejar de fotografiar para mandar el material y cumplir un plazo.

Uno trabaja contrareloj, pero por otra parte, si no se cumplen ciertos plazos, los periódicos no reciben las imágenes a tiempo.

Muchas veces he debido interrumpir el trabajo en medio de disturbios o manifestaciones violentas, y eso es muy duro.

¿Cómo se compara esta situación de estar "incorporado" a una unidad militar para cubrir una guerra, con la libertad que tenían los periodistas en guerras como la de Vietnam, cuando cruzaban de un frente al otro sin restricciones?

Yo había estado antes durante siete años en África, cuando trabajaba siempre sólo y me desplazaba en mi propio auto alquilado. Y podía decidir si seguir tropas del gobierno, o grupos rebeldes.

Cuando se está incorporado, es como si uno formara parte de un regimiento. En Vietnam, los fotógrafos se subían a los helicópteros con las misiones y tomaban las imágenes que querían. Aquí la situación era totalmente diferente, no había otra opción.

Usted ha cubierto situaciones muy duras como el genocidio en Ruanda

Ya estaba basado en Ruanda meses antes del genocidio.

Mucha gente muere en este trabajo
En lugares como Haití, Liberia y Sierra Leona, es como si uno no existiera. Es muy extraño. En Liberia, por ejemplo, en el 96, estaban matando gente, y yo sacaba fotos, cruzaba de un lado a otro del frente de combate varias veces al día, tenía información de uno y otro lado, pero es como si no hubieran notado que estaba allí, nadie se metía conmigo.

La situación más peligrosa que viví fue en el Congo, había balas volando por todas partes, y me secuestraron y casi me ejecutan. Mucha gente muere en este trabajo. Uno evalúa los riesgos, pero el deseo de ser un testigo e informar es más fuerte.

Yo no busco deliberadamente esas situaciones. La mayoría de las veces, las fotos más potentes no son de gente disparando, sino de los civiles que sufren.

En muchas de mis fotos del genocidio en Ruanda no se veían cuerpos.

¿Cómo ve usted su misión como fotógrafo, el sentido de lo que hace?

Siento que alguien debe ser testigo de lo que ocurre e informar sobre ello, de lo contrario las cosas no se saben y pueden cometerse muchos abusos.

Yo no me intereso por la política, yo no fui a la guerra de Irak para estar a favor o en contra de Estados Unidos, mi trabajo es registrar lo que ocurre, veo mi trabajo como el de un testigo, es lo que soy.

Soy un periodista con una cámara.

¿Cómo comenzó su trabajo de fotoperiodista? Tengo entendido que antes usted enseñaba francés en la Universidad de Texas

Nunca había tenido una cámara hasta los 26 o 27 años, pero amaba la historia y la idea de ser testigo mientras están ocurriendo las cosas. Había estudiado para ser profesor de francés, pero ya estaba cansado de la enseñanza.

Nunca había tenido una cámara hasta los 26 o 27 años, pero amaba la historia y la idea de ser testigo mientras están ocurriendo las cosas
Fui por un año de intercambio de mi universidad francesa hasta Texas, donde la universidad tenía un periódico y vi lo que hacían los estudiantes de fotografía.

Podría haberme dedicado a escribir o a la radio, pero pensé que una cámara sería más fácil. En un viaje por Nicaragua tomé muchas fotos, y un año después tuve la suerte de conseguir un trabajo con Associated Press. Todo pasó muy rápido.

En una de sus misiones, siguió a los rebeldes durante siete meses en una marcha en lo que es hoy RDCongo. ¿Cómo puede compatibilizar su vida con estar casado y tener una hija pequeña?

No tenía una hija entonces, pero la mujer que se convirtió en mi esposa estaba conmigo casi todo el tiempo. Ella es periodista, y coincidíamos todo el tiempo en lugares como Ruanda durante el genocidio y la ex Zaire. Y acabamos casándonos, a pesar de la situación, todo fue muy romántico.

Sus fotos han sido premiadas en varias ocasiones. Además del World Press Photo ha ganado el premio Pulitzer dos veces. ¿Pero cuál es el mensaje que usted intenta transmitir a quienes ven sus imágenes?

Tengo la esperanza de que vean en mis fotos algo de lo que yo sentí cuando las tomé, sea tristeza, alegría...No soy un artista, sólo estoy interesado en mostrar momentos y emociones.

¿Le sorprendió la reacción del público cuando se publicó su foto?

Muy pocas personas me acusaron de ser poco patriota. La mayoría de la gente se mostró conmovida por la compasión, por ese padre que intentaba proteger a su hijo en las más difíciles de las circunstancias.

En algunos eventos, algunas personas se me acercaron llorando, fueron momentos muy intensos para mi. Cuando uno trabaja para agencias es muy anónimo, la mayoría de las veces la foto se publica sin el nombre del autor.

¿En qué medida cree que fotos como la suya contribuyen a cambiar la realidad?

Es difícil decirlo, esta foto, por ejemplo, fue usada por grupos en Líbano en volantes para reclutar insurgentes para combatir a las tropas estadounidenses.

Es un uso muy extraño del trabajo de uno.

Uno debe ser serio respecto a su trabajo, y muy honesto.

Pero hay fotos, como la que Nick Ut tomó de la niña en Vietnam, que aunque no por sí solas, pueden haber cambiado el curso de la guerra.

Mi foto no es ese tipo de imagen, pero algunas personas que la vieron me dijeron: "Antes apoyaba la guerra, pero ahora no sé que pensar".

Sé que está pasando por un momento difícil. ¿Cuál es su situación ahora?

Tuve un accidente de auto. Estaba trabajando en Los Angeles, y me dirigía a tomar fotografías, unos retratos, cuando me chocó otro vehículo por detrás.

El accidente afectó seriamente mi columna, ya he tenido cuatro operaciones, ahora me estoy recuperando de la última(...)Sólo puedo seguir adelante gracias al amor de mi familia, de mi esposa y mi pequeña hija
El accidente afectó seriamente mi columna, ya he tenido cuatro operaciones, ahora me estoy recuperando de la última, todavía siento mucho dolor y no he podido volver a trabajar desde que ocurrió el accidente.

Ha sido muy frustrante. El accidente ocurrió un mes después de haber regresado de Irak. Ya han pasado tres años, y extraño el viajar en misión y tomar fotos.

Espero volver a tomar fotos algún día. Ahora estoy en una batalla cuesta arriba, y es muy duro.

Sólo puedo seguir adelante gracias al amor de mi familia, de mi esposa y mi pequeña hija.



NOTAS RELACIONADAS
Soldado EE.UU. acusado de homicidio
03 07 06 |  Internacional
EE.UU./Irak: acusan a más soldados
30 06 06 |  Internacional
Irak: acusan a soldados de EE.UU.
20 06 06 |  Internacional
"Siempre quiso ser soldado"
12 06 06 |  A fondo
EE.UU: no hubo "matanza" en Ishaqi
02 06 06 |  Internacional
Indicios de otra "matanza" en Irak
02 06 06 |  Internacional
Haditha: un abuso más
31 05 06 |  Internacional

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen