Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Martes, 4 de julio de 2006 - 18:01 GMT
M. Oriente: ¿cautela o confusión?

Karim Hauser
BBC Mundo, Medio Oriente

Tanques israelíes en la frontera con Gaza.
Los blindados aguardan. La situación es poco clara.

Este martes se cumplió el plazo de los secuestradores palestinos para intercambiar al soldado israelí Gilad Shalit con prisioneros; pero el gobierno de Hamas ha pedido una extensión para buscar una solución a la crisis.

Al mismo tiempo, Israel aumenta la presión, pero sin lanzar por el momento una ofensiva a gran escala.

Si bien los acontecimientos más recientes no permiten vislumbrar un luz al final del túnel, hay quien apunta hacia una cierta cautela de ambos lados.

Por ejemplo, las facciones palestinas señalaron este martes que no matarán a Shalit, mientras que Israel permitió la reapertura del cruce de mercancías el domingo.

Poco convencional

Crisis de Gaza
Gilad Shalit, soldado israelí retenido por extremistas palestinos
Domingo 25 de Junio: Soldado Gilad Shalit secuestrado en ataque fronterizo
Lunes 26 de Junio: Grupo extremista exige liberación de mujeres y niños presos por Shalit
Miércoles 28 de Junio: Tanques israelíes penetran Franja y bombardean por aire
Jueves 29 de Junio: Israel detiene docenas de funcionarios palestinos
Sábado 1 de Julio: Secuestradores exigen intercambio de 1.000 prisioneros adultos palestinos
Domingo 2 de Julio: Israel bombardea oficina de PM palestino con dos misiles
Lunes 3 de Julio: Los captores del soldado lanzan un ultimátum para las 03:00 GMT del martes
"Las cosas en Gaza están mal, pero podrían estar mucho peor. ¿Qué lograrían los israelíes con arrasar con Gaza? Israel se ha dado cuenta de que esta crisis no puede salirse más del control. Pero el bombardeo y la destrucción son serias", le dijo a BBC Mundo Hisham Ahmed, analista político de la Universidad Birzeit en Cisjordania.

"No es una cuestión de cautela por parte de Israel, que es más bien un Estado calculador. Sin embargo, el secuestro del prisionero ha dificultado el comportamiento de Israel. Sobre todo porque los militantes palestinos no se han comportado de forma convencional, es decir no han matado al soldado, no lo han mostrado, ni le han pedido que envíe un mensaje al publico israelí", explicó Ahmed.

"Creo que la idea es mantener la confusión y complicar la estrategia militar, y eso explica la actitud israelí, quieren saber más sobre la ubicación y el estado de salud del cautivo", aseveró el analista desde Ramala.

Y agregó que no sólo el gobierno de Hamas y el presidente Mahmud Abbas están bajo presión. "No olvidemos que esta crisis está vinculada a un tema muy sensible, o sea los 10.000 prisioneros palestinos en las cárceles israelíes. Los secuestradores están bajo presión de dos tipos".

"Hay una presión física de Israel y su aparato militar, pero la otra es igual o más fuerte y viene de la sociedad palestina, no sólo de las familias de los presos, y es de tipo moral. Si lo liberan, perderían credibilidad y quedarían como los militantes que no lograron nada a nivel político."

Gabinete civil

El nuevo liderazgo (israelí) es más civil, sin historial militar. Israel quiere demostrar que esta vez es autodefensa. No estaban ocupando Gaza
Aluf Benn, corresponsal diplomático del diario israelí Haaretz
Para Aluf Benn, corresponsal diplomático del diario israelí Haaretz, la composición y experiencia del nuevo gabinete israelí tiene mucho que ver con la forma de lidiar con la crisis. No sólo Ehud Olmert, sino el propio ministro de Defensa, Amir Peretz, carecen de experiencia militar.

"El nuevo liderazgo es más civil, sin historial militar. Israel quiere demostrar que esta vez es autodefensa. No estaban ocupando Gaza".

Y también entran en la ecuación otros factores, como la opinión pública internacional.

"Olmert quiere coordinar lo que sucede con el resto de la comunidad internacional y utilizar el bloqueo económico. Detuvieron a miembros de Hamas sin uso de la fuerza. La idea es no arriesgar la vida de nadie. Hasta el momento ha sido la operación menos violenta que cualquier otra", le dijo a BBC Mundo el periodista israelí.

Existe más de un objetivo en las actividades militares de Israel en la Franja de Gaza. "Recordemos que no sólo es para recuperar a Shalit, sino terminar con el lanzamiento de cohetes Qassam. Tampoco creo que quieran arriesgarse a un operativo de gran escala ante una clara falta de inteligencia", admitió Benn.

Para el columnista, tanto el presidente palestino Mahmoud Abbas como el gobierno de Hamas pretenden que no saben nada sobre Shalit y sus secuestradores. Pero según Benn, los israelíes sí carecen genuinamente de esa información.

"No tienen idea de dónde está el soldado. Así que no creo que arrasen con Gaza, los ataques están mucho más focalizados. Ya dejaron de atacar la infraestructura. Además, no sabemos ni siquiera quiénes son los secuestradores. Es algo que puede tomar mucho tiempo", concluyó Aluf Benn desde Jerusalén.

Escenarios posibles

Ismail Haniya y Mahmud Abbas revisan los daños causados por los ataques israelíes.
Ismail Haniya, primer ministro palestino, y el presidente Mahmud Abbas están bajo presión.
O todo o nada. O se intensifica la crisis o se recurre a la negociación. Esa es la opinión que comparten varios analistas en la región. Entre ellos, Hesham Ahmed, de la Universidad de Birzeit.

"Sólo veo dos escenarios, y ninguno es fácil. El primero es la extensión del ultimátum, al término del cual matarán al soldado e Israel atacará con todo y habrá mucho derramamiento de sangre. Eso desatará muchas operaciones suicidas", explicó el politólogo palestino.

"La segunda posibilidad es que se llegue a un acuerdo, multifacético. Es decir se administra la crisis, se intercambian prisioneros, se detienen los bombardeos. Ahora bien todo esto depende de Israel, ya que el balón está en la cancha israelí desde hace tiempo, es la fuerza ocupadora a fin de cuentas".

En todo este caos, parecería que el papel mediador de Egipto no ha arrojado ningún resultado.

"Los egipcios han tratado de desempeñar un papel principal tanto entre Israel y los palestinos, como entre facciones palestinas, pero aquí no ha tenido éxito por la naturaleza de estas facciones, que son mucho más clandestinas. No tienen suficiente información, sobre todo acerca de este Ejército del Islam. Y aún si los otros grupos son conocidos, no significa que los individuos que están detrás lo sean", concluyó Hesham Ahmad desde Cisjordania.



NOTAS RELACIONADAS
Soldado israelí "sigue con vida"
04 07 06 |  Internacional
Precaria situación humanitaria en Gaza
03 07 06 |  Internacional

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen