Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Viernes, 21 de abril de 2006 - 08:23 GMT
Isabel II festeja sus 80 años
Princesas Isabel y Margarita en 1933
La futura reina posa con su prima, la princesa Margarita.

La monarca británica, Isabel II, celebra este viernes sus 80 años.

El especialista de la BBC en temas de la realeza, Peter Hunt, analiza la personalidad de esta monarca que, para muchos de sus compatriotas, representa un bastión de estabilidad y tradición.

Ella tiene una personalidad pública con la que todos estamos familiarizados y una personalidad privada celosamente guardada.

Aquellos que son admitidos a lo que un autor llamó "el círculo mágico", rara vez comentan acerca de la reina que conocen en la informalidad. Hacerlo podría resultar en su exclusión del próximo almuerzo o la excursión de caza reales.

Al resto de nosotros se nos ofrecen migas de la mesa de Windsor.

Escuchamos, por ejemplo, que nuestra monarca tiene buen humor.

Pero aparte de detalles como éste, no es sorprendente que la mujer que adorna nuestras estampillas sea frecuentemente descrita como un "enigma".

Margaret Rhodes, la prima de la reina, recuerda una niñez idílica jugando con las princesas Isabel y Margarita.

"Cuando eran muy pequeñas, principalmente jugábamos a ser caballos".

"Éramos caballos de circo, o cualquier otra cosa, pero involucraba relinchar y galopar".

Esa forma de vida sencilla cambió con la crisis de la abdicación en 1936.

Sonia Berry recuerda que, a partir del momento en que su "mejor amiga" se convirtió en heredera al trono, ella debió hacerle una reverencia y llamarla princesa.

Todos los que conocen a la monarca desde que era una niña hablan de su naturaleza ligeramente seria, especialmente al compararla con su hermana menor.

Momentos de informalidad

El Duque de Edimburgo, la princesa Isabel y sus hijos Carlos y Ana en 1951.
Algunos sostienen que el príncipe Carlos nunca creyó tener la aprobación de sus padres.

Ha habido momentos en los que ella pudo escapar a la rígida formalidad de la existencia palaciega.

Una de esas ocasiones fue el día de la victoria de las fuerzas aliadas en Europa durante la Segunda Guerra Mundial, en 1945.

Junto con Jean Woodroffe, una de sus primeras damas de compañía, la joven princesa se escabulló del Palacio de Buckingham para unirse a los millones que abarrotaban las calles de Londres.

Su experiencia sigue siendo una vívida memoria para Woodroffe.

"Lo que fue divertido es que entramos al Hotel Ritz por una puerta y salimos por la puerta opuesta, bailando la conga".

"Y lo extraordinario es que nadie pareció ponerle mucha atención".

"Y después estuvimos a las afueras del Palacio de Buckingham con la multitud, y todas gritamos 'Queremos al rey' con todos los demás, hasta que el rey y la reina se asomaron al balcón".

Destino real

Coronación de Isabel II.
Isabel fue coronada en 1953.

Pero ese momento de la princesa bailando sin preocupaciones fue muy breve. El destino llamó a su puerta en 1952, cuando apenas tenía 25 años.

Su reinado ha sido examinado en detalle considerable.

Lo más alabado ha sido su deber y consistencia, mientras que los puntos más bajos han sido los rompimientos maritales, su annus horribilis y la reacción inicial de la familia real frente a la muerte de Diana.

Un importante ex asistente de la reina dijo recientemente que la familia aprendió una dura lección en esa semana de 1997 acerca del dolor "público" y la necesidad de comunicar tristeza.

Lo que es sorprendente acerca de la larga vida de la monarca británica es que las críticas siempre han sido de baja intensidad.

Incluso los republicanos aceptan que deben aguardar su oportunidad.

Relación crucial

Reina Isabel II
Muchos dudan que la reina tenga planeado abdicar.

Mucho se ha escrito acerca de los traumas de la familia real.

Graham Turner, un respetado autor real, cree que Isabel II ha sido una monarca muy destacada y un símbolo de estabilidad y buen comportamiento.

No obstante, encuentra fallas de la reina en el ámbito doméstico.

El autor argumenta que, junto con el príncipe Felipe, ella comparte parte de la responsabilidad por las dificultades de sus hijos.

Según Turner, el príncipe Carlos nunca sintió que tenía la aprobación de sus padres.

Amigos y seguidores de la reina insisten en que la crucial relación entre el heredero y la monarca ha mejorado.

Uno de los que conoce bien a la reina sostiene que la brecha entre ellos ha sido enormemente exagerada.

Son caracteres distintos, afirma, pero hay afecto.

Abdicación es improbable

Esta ocasión especial -los 80 años de Isabel II- inevitablemente llevará a especulaciones en algunos estamentos acerca de las intenciones de la reina en el largo plazo.

Para decirlo sin rodeos, ¿se retirará alguna vez?

Reina Isabel II
Al parecer, en esta celebración no hay nubes en el horizonte.

Todas las señales en este momento indican que la opción no está siendo considerada.

La abdicación traumatizó a sus padres y a la nación en la década de 1930, y debilita uno de los principios de la monarquía hereditaria.

Y es por esa misma razón que la idea de "saltarse una generación" para que el príncipe Guillermo herede el trono tiene pocas posibilidades de obtener respaldo en círculos reales.

No obstante, el hecho de que los funcionarios al menos contemplaron tal opción en la década de los 90 antes de rechazarla, sirve para recordar qué tan mal llegaron a estar las cosas en aquella época.

La abdicación puede no estar en la agenda, pero es probable que haya cambios sutiles en el status quo. Al fin y al cabo, una persona de 80 años, sin importar qué tan saludable sea, no puede estar viajando a todas partes.

Es probable que la reina siga asistiendo a "grandes" eventos.

Su hijo, y otros familiares, continuarán asumiendo -como lo han venido haciendo hasta ahora- la responsabilidad por algunas de las otras tareas.

Celebración sin nubarrones

Para la reina, su cumpleaños es una ocasión para celebrar sin ninguna nube obvia en el horizonte.

Los problemas del pasado de pronto parecen volverse un recuerdo distante. La familia real habría llegado a aguas más tranquilas.

La reina continuará haciendo todo lo que pueda, tal como siempre lo ha hecho, hasta el último de sus días
Margaret Rhodes

Tal como sostiene alguien que la conoce bien, "ella es increíblemente popular y está aproximándose a la santidad".

La reina Isabel II, de acuerdo con su prima, Margaret Rhodes, ha florecido en años recientes.

"Creo que de una manera extraña tal vez, la muerte de Isabel -la Reina Madre- tuvo un enorme efecto sobre la soberana", comenta.

"No solo de tristeza, pero de un modo en el que ella pudo asumir su papel como cabeza de la familia y como la dama de mayor edad en la familia real".

Rhodes está representando las opiniones de muchos de aquellos que han conocido a Isabel II a lo largo de las décadas cuando dice que "la reina continuará haciendo todo lo que pueda, tal como siempre lo ha hecho, hasta el último de sus días".

NOTAS RELACIONADAS
No quieren a Camila
05 04 06 |  Cultura
Australia, ¿un largo adiós?
17 03 06 |  Internacional
La reina habla de fe y tragedia
25 12 05 |  Internacional


VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.


 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen