Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Lunes, 10 de abril de 2006 - 21:47 GMT
Improbable ataque nuclear a Irán
Paul Reynolds
Analista de Asuntos Internacionales, BBC

Un F-117A en un show aéreo. (Imagen: Fuerza Aérea de EE.UU.)
EE.UU. tiene la capacidad militar para lanzar un ataque.
El debate sobre si Estados Unidos atacará las instalaciones nucleares de Irán tomó impulso tras la publicación de un artículo que indica que Washington prepara un plan.

El veterano periodista Seymour Hersh asegura en un artículo de la revista New Yorker que EE.UU. considera la utilización de una bomba nuclear capaz de destruir instalaciones subterráneas.

Es una especie de secuela a una nota que publicó en enero de 2005, donde sugería que un ataque aéreo contra Irán era una posibilidad.

Lo que es nuevo es que dicho ataque podría ser no convencional.

Ese es el punto, que en la Casa Blanca hay personas que igual quieren tener una opción nuclear. Esto es lo que causa la controversia, no que lo hagan, sino que la Casa Blanca no lo descarta
Periodista Seymour Hersh
Sin embargo, los problemas que arroja la utilización de un arma nuclear podrían ser tan grandes que poca gente se lo ha tomado en serio. El ministro de Exteriores británico, Jack Straw, dijo que la idea era "completamente alocada".

El propio Hersh quitó vuelo a la propuesta. En una entrevista con la BBC dijo que el Pentágono advirtió al presidente George W. Bush que un ataque nuclear era la única forma de asegurar el éxito:

"Nadie lo estaba apoyando, es sólo la opción que brinda un 100% de garantías. Donde se vuelve interesante es que los comandantes querían retirar la opción nuclear del listado de caminos militares. Porque por supuesto es una locura, un arma nuclear en Medio Oriente, contra un país árabe (sic) musulmán, por Dios. Pero la Casa Blanca no retiró dicha opción".

"Ese es el punto, que en la Casa Blanca hay personas que igual quieren tener una opción nuclear. Esto es lo que causa la controversia, no que lo hagan, sino que la Casa Blanca no lo descarta".

Dos temas

Bushehr, Irán
El reactor nuclear de Bushehr. (Imagen: DigitalGlobe)
Uno debería separar los dos temas aquí. Uno es un posible ataque contra Irán. El otro es la naturaleza de dicho ataque.

Una acción ofensiva es una opción que la Casa Blanca nunca descartó. Nunca lo hace, de hecho.

Pero por ahora el camino seleccionado es la diplomacia, por el cual se busca que Irán abandone sus ambiciones nucleares. Por eso los funcionarios occidentales hablan de que "no está en la agenda"; la frase no lo descarta para el futuro.

Problemas con la opción nuclear

Hay tres razones que hacen un ataque nuclear poco probable:

  • Incluso un arma nuclear "destructora de casamatas" produciría grandes cantidades de radiación. Los muertos civiles podrían ser miles.

    La federación de científicos estadounidenses asegura que: "las bombas no penetrarían más que unos metros, no habría reducciones en el estallido ni en sus consecuencias. La mayor de este tipo puede causar un cráter de centenares de metros y generar una nube radiactiva enorme".

  • Las implicancias políticas son enormes: EE.UU. atacando un país en el mundo musulmán que no posee ese tipo de armamento y que declara no buscarlo.

  • EE.UU. está cambiando su doctrina sobre las bombas nucleares de penetración. Sólo tiene una, la B61-11, pero no es capaz de alcanzar mucha profundidad. El Congreso retiró en 2005 -a pedido de la Casa Blanca- los fondos para nuevas investigaciones.

    Bombas convencionales

    Técnicos nucleares iraníes.
    Las potencias occidentales dudan de las palabras de Irán.
    También se puede optar por el uso de armas convencionales en forma masiva. Se podría alcanzar el objetivo con menores consecuencias físicas y políticas. En la actualidad se desarrolla un artefacto llamado "Big Blu".

    El periodista Hersh asegura, además, que Estados Unidos ha infiltrado Irán con agentes que podrían seleccionar objetivos y hacer contacto con grupos disidentes.

    Una lectura de todo esto es que la Casa Blanca quiere amedrentar a Irán para que haga concesiones, o en todo caso fomentar la inestabilidad.

    Hersh asegura que Washington ve en el presidente Mahmoud Ahmadinejad "un Adolfo Hitler en potencia".

    Amenazas de EE.UU.

    De lo que nadie duda es que Estados Unidos está determinado a evitar que Irán logre fabricar la bomba.

    Teherán asegura que procura la tecnología con fines pacíficos, algo que puede hacer bajo el Tratado de No Proliferación Nuclear.

    Pero dicha tecnología puede ser desviada con fines militares.

    Consecuencias

    Podrán decir que estamos histéricos y que presagiamos el día del juicio final, pero temo que Washington ha perdido la confianza en la ONU o la Unión Europea para resolver el asunto. Y lo puede hacer por la vía militar
    Dan Plesch, investigador del instituto de Estudios Orientales y Africanos de Londres
    Si es atacado, Irán puede abandonar el Tratado con todo derecho, y buscar la bomba atómica, lo que lo expondría a sucesivos bombardeos.

    Y puede responder con ataques a los intereses de EE.UU. en el Golfo y contra Israel a través de la guerrilla de Hezbolá en el sur del Líbano.

    Dan Plesch, investigador asociado del Instituto de Estudios Orientales y Africanos de Londres, sostiene, como muchos, que la región puede arder.

    "EE.UU. tiene la capacidad de aparecer de la nada y destruir la infraestructura militar de Irán", dijo a la BBC.

    "Podrán decir que estamos histéricos y que presagiamos el día del juicio final, pero temo que Washington ha perdido la confianza en la ONU o la Unión Europea para resolver el asunto. Y lo puede hacer por la vía militar".

    Todo esto no quiere decir que vaya a ocurrir. Significa que se está debatiendo.

    ARMAS CONVENCIONALES vs. NUCLEARES
    Convencional (1)
    Armas como la GBU-28 o la GBU-37 pueden penetrar hasta seis metros de concreto reforzado o 30 metros de tierra. Son guiadas por láser o navegación satelital. Poseen un fusible "inteligente" que detona el arma en un punto predeterminado. No alcanzan para destruir búnkeres profundos.
    Nuclear (2)
    La bomba nuclear B61-11 sólo puede penetrar de dos a tres metros, pero una explosión nuclear es capaz de enviar un "golpe sísmico" a refugios construidos hasta 70 metros de profundidad. Pero no se puede evitar la nube radiactiva ni las consecuencias sobre la población.



  • NOTAS RELACIONADAS
    Irán advierte a la ONU
    03 04 06 |  Internacional
    "Mala idea" sancionar a Irán
    31 03 06 |  Internacional
    ONU dividida por Irán
    26 03 06 |  Internacional
    Confrontación con Irán: nueva etapa
    09 03 06 |  Internacional


    VÍNCULOS
    El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.


     

    BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


    Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
    Programación | En FM, AM, OC |
    banner watch listen