Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Miércoles, 16 de agosto de 2006 - 23:50 GMT
"Cuando Udi esté en casa"
Jana Beris.
Jana Beris
BBC Mundo, Jerusalén

Karnit Goldwasser
Para nosotros la guerra terminará cuando Udi esté en casa

Karnit Goldwasser, de 30 años, es la esposa de Ehud (Udi), uno de los dos soldados capturados por el grupo radical islamista Hezbolá el 12 de julio, una operación realizada en territorio israelí que provocó el conflicto en Líbano.

Karnit y Udi están casados desde hace 10 meses, pero ya tienen nueve años como pareja. "Está vivo, yo sé, porque late dentro de mi corazón", asegura.

En Naharia, recibe a BBC Mundo y cuenta lo que siente, lo que hace y lo que espera.


Karnit ¿cómo se lidia con una situación así? Tu esposo, en la reserva, desaparece secuestrado por Hezbolá.

No es fácil, eso seguro. La familia tiene una misión muy difícil, devolver a Udi a casa. Pero es una misión en la que el resultado, cuando Udi vuelva, es un premio indescriptible.

Es difícil ir a dormir sola, es difícil levantarme sola. Pero vamos a sobreponernos. Si me dices que desde el secuestro pasaron dos días, te creeré. Y si me dices que pasaron dos meses, también, porque para nosotros, el tiempo se ha detenido.

Pero sé que tendremos éxito. El resultado final, estar con él, vale todo.

¿Hubo momentos en los que sentiste dudas acerca de cómo terminará todo esto, cómo volverá Udi?

No, jamás. Esto terminará con Udi de regreso en casa. No pensé otra cosa en ningún momento, ni lo pienso ahora ni lo pensaré. Tendré fuerzas hasta que él llegue. Y ahí, nos iremos de vacaciones a descansar un poco.

Udi me enseñó a ser optimista. Siempre me dijo que tengo que tratar de ser lo más optimista posible. Lo llevo en mis venas, así que no puedo actuar de otra forma.

En base a lo que lo conoces -y son muchos años- ¿cómo crees que está viviendo su cautiverio?

Udi es un muchacho inteligente. Es fuerte mentalmente. Tiene la cabeza bien puesta y confío que sabe cómo lidiar con esta situación, cómo poner las barreras mentales necesarias para facilitarse a si mismo las cosas.

Sé que le fortalece saber que yo estoy esperándolo y no tengo dudas de que sabe que daré vuelta al mundo para recuperarlo. Y lo que me da fuerza a mí es el premio que me espera al final: él.

Confío en que sabe qué hacer. No es un niño. Seguramente sabe cómo lidiar con esto.

¿La Cruz Roja cumple aquí algún rol?

Cuando Udi y Eldad fueron secuestrados, la Cruz Roja se comunicó con nosotros, lo hizo antes también con el secuestro de Gilad Shalit.

Karnit Goldwasser junto a su suegra
Todos tenemos que lidiar con varias cosas, con recuperar a un ser querido y con el desafío de sobrevivir
Hay algo que se llama "Red Cross message", una pequeña hoja en uno de cuyos lados se escribe nuestro mensaje y en el otro debe escribirse la respuesta del cautivo, de Udi.

En este caso lo enviamos por cierto a Udi. Eso se transmite al secuestrado. No se pone en un sobre, es totalmente abierto. Y lo escribimos en inglés.

Junto con eso enviamos una Biblia, sin ningún símbolo israelí de ningún tipo y pedimos que eso sea entregado junto con la hoja de la Cruz Roja.

Eso está en Beirut y la gente de Hezbolá lo sabe, pero no están dispuestos a recogerlo. No quieren ni llevar el mensaje de la Cruz Roja.

Lo escribimos en inglés, para que esté todo abierto, que no haya ningún problema. Pero no están dispuestos a tomar eso y transmitírselo a Udi.

Karnit, el riesgo de los cohetes se agregó aquí a vuestra difícil situación por el secuestro. Y resulta hasta simbólico que las familias de los tres secuestrados -Udi y Eldad por Hezbolá y Guilad Shalit en la frontera con Gaza- vivan en el norte de Israel, que estaba bajo la lluvia de los cohetes. ¿Cómo vivieron este mes?

No sólo vivo en Naharia y tengo a Udi secuestrado, sino que amigos nuestros fueron reclutados y, además, otro familiar resultó herido en los combates. Hay un yerno secuestrado y otro yerno herido.

O sea que todos tenemos que lidiar con varias cosas, con recuperar a un ser querido y con el desafío de sobrevivir.

El tema de los secuestrados aparece sólo en el preámbulo de la resolución 1701 del Consejo de Seguridad, no como parte integral de la misma. ¿Qué te parece eso? Supongo que no es lo que esperaban.

Nosotros no estamos satisfechos con que ese sea el lugar. Tendría que haber sido otro. Pero está, lo cual significa que el tema no quedó olvidado, y quiero pensar que desde aquí sólo podemos avanzar.
Yo quiero que Udi y Eldad vengan a casa mucho antes de que termine la retirada y venga el último soldado. (...) Y si no llega mucho antes, que venga con el último soldado a casa

La comunidad internacional concuerda en que los secuestrados deben volver a casa, por lo cual aunque el tema está sólo en el prólogo, puede convertirse en algo operativo.

Eso es lo que tratamos de lograr. También los diputados, el gobierno, están unidos, tengo entendido. Y el primer ministro nos dijo explícitamente que harán todo para traerlos a casa. Y creo que harán todo.

Pero quiero ver que las palabras se conviertan en acciones y quiero verlos marchar en dirección a Israel. Todos los que creen que tienen que estar en casa, deben actuar para ello.

¿Cuándo crees que volverá?

Yo quiero que Udi y Eldad vengan a casa mucho antes de que termine la retirada y venga el último soldado.

Me alegrará si se logra que Gilad Shalit venga antes todavía, pero ese es otro frente.

Y si no llega mucho antes, que venga con el último soldado a casa.

Más de una vez, pensando en el secuestro y cómo lo viven las familias, pensé que quizás la incertidumbre, la duda, la espera en la que viven, que de hecho no se sabe cuándo terminarán, quizás es peor que saber que el ser querido murió. ¿Es así?

Al principio, después del secuestro, durante unas horas, creíamos que estaba muerto pero no se sabía nada. Decíamos que ese no saber era terrible, que mejor saber ya cuál fue el resultado final del ataque.

Pero hoy sabemos que está secuestrado, al parecer en Líbano y al parecer está con vida.

Yo siento adentro mío que Udi late dentro de mi corazón, como siempre. Sé que está esperando que lo saquemos de allí.

Claro que la falta de señales de vida es difícil, pero yo lo siento. Sé que con eso no basta. Pero lo traeremos a casa.



NOTAS RELACIONADAS
Israel suspende ataques a Líbano
31 07 06 |  Internacional
Israel rechaza pedido de tregua
29 07 06 |  Internacional
Europa: "Israel está equivocado"
27 07 06 |  Internacional
Israel "desoyó" reclamos
26 07 06 |  Internacional

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen