Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Martes, 15 de agosto de 2006 - 00:37 GMT
Líbano: el cese el fuego según Bush
Lourdes Heredia
Lourdes Heredia
BBC Mundo, Washington

Bandera libanesa flamea sobre ruinas de edificios bombardeados en el sur de Beirut.
Extensas zonas de Beirut han quedado semidestruidas.

Hezbolá fue el mayor perdedor en el conflicto entre Israel y Libano, según declaró este lunes el presidente de Estados Unidos, George W. Bush.

Sin embargo, para los analistas, en esta guerra hay otros perdedores: el propio mandatario estadounidense y la credibilidad de Washington para poder negociar la solución de otras crisis en la región.

"Hezbolá es responsable de este conflicto y del sufrimiento que ha causado la violencia", dijo el presidente estadounidense tras una reunión con los principales miembros de su gabinete.

''Va a haber un nuevo poder en el sur libanés'', dijo Bush al referirse a la implementación de la última resolución de la ONU para conseguir un cese el fuego.   

Además, acusó a los "estados patrocinadores" de Hezbolá (en opinión de Bush, Siria e Irán) de obstaculizar el fin del conflicto.

''Irán está respaldando a grupos armados con la esperanza de impedir que la democracia eche raíces'', afirmó.   

Con respecto a Siria, el mandatario dijo que este país "apoya a Hezbolá porque quiere debilitar al gobierno democrático libanés y recuperar su posición dominante en ese país''.

Varios perdedores
George W. Bush
Va a haber un nuevo poder en el sur libanés
George W. Bush

Bush lleva a cabo estas declaraciones mientras muchos comienzan a analizar los verdaderos efectos de la resolución que se alcanzó en la ONU el viernes.

¿Es un compromiso real o una manera de salvar la cara ante una situación que se les escapa de las manos?, se preguntan los columnistas en la prensa más liberal en Estados Unidos.

El mandatario insistió en que espera que se cumpla el alto el fuego porque ''es un avance importante, que ayudará a poner fin a la violencia''.

Según había explicado Washington, lo que se buscaba en una resolución, y tras los ataques de Israel al sur de Libano, eran tres objetivos principales. Uno, que Hezbolá pierda la capacidad de lanzar cohetes al territorio israelí; dos, que regresen los dos soldados secuestrados; y tres, que Hezbolá pierda fuerza y apoyo en la región.

¿Objetivos cumplidos?

Según un artículo del diario estadounidense Wall Street Journal, Israel no logró neutralizar por completo las fuerza de Hezbolá en el sur del Libano, y por lo tanto a Washington no le quedó otra opción más que flexibilizar su posición en la ONU, aún sin cumplir con todos los requisitos que buscaba en un principio.

Mientras EE.UU. siga la dinámica de 'todo a nada', 'bueno o malo' en el Medio Oriente... Washington seguirá perdiendo
James Dobbins

Asimismo, todos coinciden en que la manera en que la administración Bush se ha manejado en esta crisis ha aumentado el sentimiento anti-estadounidense en la región.

"La manera en que EE.UU. ha manejado la situación ha logrado incluso unir a chiitas y sunitas en contra de Washington", explicó Steven Simon, ex funcionario y ahora analista de la consultora Rand Corp.

Israel perdió la imagen de tener un ejército invencible.

Para Richard K. Betts, director del Instituto Saltzman de la Universidad de Columbia, tanto Israel como EE.UU. se encuentran impotentes ante la implementación de tácticas de guerrilla y el uso de nueva tecnología. Por eso, para Betts, es importante que Bush no olvide las lecciones del pasado y evite antagonizar con la población civil.

"Pierde credibilidad"

Pero lo más importante es que el apoyo incondicional de Bush hacia Israel ha terminado quitándole credibilidad a Washington como un negociador que puede ayudar a evitar más conflictos.

Soldado israelí sosteniendo una bandera de su país
Los soldados israelíes regresan a sus hogares.
"Mientras EE.UU. siga la dinámica de 'todo a nada', 'bueno o malo' en el Medio Oriente... Washington seguirá perdiendo" dijo James Dobbins, ex funcionario durante la administración Clinton y ahora director del Centro de Seguridad Internacional y Política de Defensa.

Según este analista, el mayor error del gobierno de Bush es perder el papel de mediador en la región.

Critica sobre todo la manera en que el presidente intenta explicar el conflicto dividiendo los bandos entre "los buenos y los malos".

"La administración Bush, buscando ser clara para el público estadounidense, divide al Medio Oriente entre los chicos malos y los chicos buenos. Esto puede servir para el mercado interno, pero no ayuda en nada a resolver y entender las complejidades de la región", opinó Dobbins.

Pese a estas criticas, los funcionarios y diplomáticos estadounidenses aseguran que EE.UU. está "luchando por un Medio Oriente libre y demócratico".

NOTAS RELACIONADAS
Hezbolá: "una victoria histórica"
14 08 06 |  Internacional
M. Oriente: cese de hostilidades
14 08 06 |  Internacional
Medio Oriente: siguen los ataques
13 08 06 |  Internacional
Acuerdan cese de hostilidades
13 08 06 |  Internacional
ONU adopta resolución
11 08 06 |  Internacional
Líbano: se intensifica debate en la ONU
11 08 06 |  Internacional
"Vergonzosa" situación en Líbano
10 08 06 |  Internacional
Israel intensificará ataques en Líbano
08 08 06 |  Internacional

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen