Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Miércoles, 1 de marzo de 2006 - 20:01 GMT
Dos amigos desconocidos
Jonathan Marcus
Jonathan Marcus
Analista en temas de Defensa, BBC

Después de la suspicacia mutua durante los años de la Guerra Fría, los vínculos entre Estados Unidos e India se multiplican. De ahí la importancia de la primera visita del presidente de EE.UU., George W. Bush, al país asiático.

Banderas de EE.UU. e India en Nueva Delhi.
Después de años de mutua desconfianza, hoy los dos países se acercan.
India es una potencia en crecimiento. Su economía se desarrolla aceleradamente y es la democracia más grande del planeta.

Tres buenas razones para que el presidente Bush se sienta a gusto con la visita.

Pero todavía hay una cuarta razón.

Mientras que los sentimientos negativos frente a Washington han ido en aumento desde la guerra de Irak, en India, la imagen de la nación más poderosa ha mejorado.

Según los resultados de una reciente encuesta del Centro de Investigaciones Pew, más del 70% de la población india tiene una opinión favorable de Estados Unidos.

Nuevos vínculos

Con creciente frecuencia, Washington se muestra dispuesto a reconocer a India como uno de los principales protagonistas en la escena global, que tendrá un papel determinante durante este siglo.

Pero todavía no estamos cerca de decir que Washington y Nueva Delhi son aliados estratégicos.

De hecho, la pieza central en la dinámica diplomática entre los dos países -un acuerdo nuclear según el cual EE.UU. se compromete a ayudar a India a cambio de que la nación receptora separe sus actividades militares y civiles en este campo- ya encontró serios tropiezos.

Sus críticos en India cuestionan el hecho que este acuerdo le da influencia a Estados Unidos en una área de vital importancia estratégica.

Sus críticos en Washington, acusan a Bush de estar premiando a esa nación a pesar de que ha desarrollado armas nucleares, con lo que además sabotea el Tratado de No Proliferación Nuclear.

El reto, tanto para Bush como para sus anfitriones indios, es evitar que las relaciones bilaterales estén definidas por las complejidades del acuerdo nuclear.

Pero del mismo modo, tienen que proceder con cautela, concientes de que su encuentro será seguido de cerca por Islamabad y Pekín.

La clave para los líderes de ambas naciones es reforzar sus vínculos de tal manera que ni Pakistán ni China se sientan amenazados por esta nueva amistad.



NOTAS RELACIONADAS
India y EE.UU. se dan la mano nuclear
18 07 05 |  Internacional
Oportunidad nuclear perdida
27 05 05 |  Internacional
Piden a Bush solución para Cachemira
01 03 06 |  Internacional
Claves: Cachemira
01 03 06 |  Internacional



 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen