Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Martes, 26 de julio de 2005 - 14:52 GMT
Menezes: "error tercermundista"
Steve Kingstone
BBC, Sao Paulo

En 1971 la leyenda de la música brasileña Caetano Veloso grabó la canción "Londres, Londres". En ella describió calles en las que se camina sin temor alguno así como una escena en la que un grupo de gente se encuentra con un policía: "Él parece tan contento de agradarles", canta Veloso.

Oficial de la policía británica.
Funcionarios británicos entrenaron recientemente a policías brasileños.

Londres era entonces el refugio de renombrados artistas brasileños que se oponían al régimen militar que regía en Brasil en esa época.

Para los brasileños, la muerte del joven de 27 años, Jean Charles de Menezes, a manos de la policía británica ha puesto de cabeza el concepto convencional de los derechos humanos.

"Aquí en Brasil es común que la policía actúe de manera violenta, especialmente cuando se trata de gente pobre o de color", dice María Luisa Mendoca, de la Red para la Justicia y los Derechos Humanos en Sao Paulo.

"Para nosotros la policía británica siempre fue un modelo", añade. "Los grupos de defensa de los derechos humanos siempre estudiaron la manera de actuar de estos agentes. Pero, después de esta situación, ya no será posible".

En años recientes, y como parte de un programa organizado por el Consejo Británico, efectivos de las fuerzas de seguridad del Reino Unido han viajado a Brasil con el propósito de entrenar a policías brasileños.

De hecho, entre 2000 y 2003, el gobierno de Tony Blair invirtió aproximadamente US--DL--200.000 en tres talleres dictados a funcionarios brasileños: se les enseñó a asegurar escenas en donde se había producido un crimen y también a conducir interrogatorios.

El Consejo Británico también ha organizado cursos sobre los aspectos de los derechos humanos vinculados al área policial y el desarrollo de confianza entre las comunidades y las fuerzas de seguridad.

Acciones legales

La violencia policial ha sido una realidad de larga data en Brasil. De acuerdo con cifras de Amnistía Internacional, sólo en Sao Paulo la policía cometió 663 asesinatos en 2004. En Río de Janeiro fueron 983.

Muy pocos habrían esperado que algo similar pudiera pasar en el Reino Unido. "La policía inglesa cometió un error estúpido, del tercer mundo", afirmó María do Socorro Alves, prima del brasileño fallecido.

Hablando desde su pequeño y humilde hogar en el estado de Sao Paulo, Alves, de 48 años, explica que la familia considera la posibilidad de demandar a la Policía Metropolitana.

"Por supuesto que podríamos hacerlo", señala desafiante. "Los brasileños no nos quedaremos mirando con los brazos cruzados. Queremos que se aclare lo que ocurrió, y queremos saber que es lo que la policía va a hacer por nosotros".

Los padres de Jean Charles de Menezes se enteraron acerca de la muerte de su hijo cuando el sábado en la mañana, un día después de que ocurrió el incidente, tocaron a su puerta. Era el alcalde de la ciudad.

Aquí en Brasil es común que la policía actúe de manera violenta, especialmente contra gente pobre o de color. La policía británica siempre fue un modelo, pero no después de esta situación
María Luisa Mendoca, Red para la Justicia y los Derechos Humanos

Fue él quien personalmente se encargó de llevar las noticias debido a que la familia no tiene teléfono en su pequeña casa en la localidad de Gonzaga, localizada en el sureste de Brasil.

En declaraciones al diario Folha de Sao Paulo, María Otonio de Menezes, madre del brasileño fallecido, comentó que hace dos semanas había ido a la ciudad para llamar a su hijo y decirle que se fuera de Inglaterra mientras pasaba la situación ocasionada por los ataques terroristas.

"Estaba asustada de que algo pudiera pasarle".

Por su parte el padre de Menezes, Matuzinhos Otonio da Silva, le dijo al periódico que la familia se mantenía con lo poco que sembraban, por eso esperaban que su hijo pudiera ayudarlos financieramente.

"Aquí apenas tenemos suficiente para comer", dijo. "Él era nuestra esperanza de un mejor ingreso".

Irritación mediática

Madre y padre de Jean Charles de Menezes
Los padres de Jean Charles de Menezes esperaban que él los ayudara financieramente.

La historia de Menezes se convirtió en la principal para los medios brasileños, dejando en segundo plano el escándalo de corrupción gubernamental que, por más de un mes, había estado ocupando las primeras páginas.

"La orden sigue siendo tirar a matar", resaltaba el titular del diario O Globo. El periódico criticaba al ministro del Interior británico, Charles Clarke, subrayando que además felicitó a la policía por la investigación que estaba realizando.

Mientras que Journal do Brasil escribía: "En vez de disculparse, las autoridades inglesas defienden a los responsables de esa desastrosa acción policial".

El gobierno brasileño ha reiterado su respaldo a lo que se conoce como la guerra contra el terrorismo, pero al tiempo ha insistido en que las operaciones deben respetar los derechos humanos.

Hay quienes, sin embargo, son más críticos ante la actuación de las fuerzas de seguridad británicas estableciendo una relación directa entre los ataques del 7 de julio en Londres y la participación del Reino Unido en la guerra de Irak, a la cual se opuso Brasil.

"Lo que el gobierno británico está haciendo en Irak es un claro ejemplo de la violación a los derechos humanos", señaló María Luisa Mendoca, de la Red para la Justicia y los Derechos Humanos en Sao Paulo. "Y la reacción se está volcando contra su propia gente".



VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.


 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen