Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Martes, 10 de enero de 2006 - 23:10 GMT
Irán: el juego del poder

Sadeq Saba
Analista de temas iraníes

La nueva política nuclear confrontaciónal de Irán es una clara muestra de la postura ideológica del presidente Ahmadinejad.

Historia del conflicto
Técnicos en un reactor de la planta nuclear iraní Bushehr
Septiembre de 2002: Irán comienza las actividades en el primer reactor nuclear de Bushehr
Diciembre de 2002: Fotografías satelitales revelan la existencia de instalaciones nucleares en Arak y Natanz. Irán acepta una inspección del OIEA
Septiembre de 2003: OIEA fija unas semanas de plazo para que Irán pruebe que no está construyendo bombas atómicas
Noviembre de 2003: Irán suspende el enriquecimiento de uranio y permite nuevas inspecciones. OIEA asegura no tener pruebas sobre ningún programa de armas
Junio de 2004: OIEA critica a Irán por no cooperar completamente con la investigación
Noviembre de 2004: Irán suspende el enriquecimiento de uranio como parte de un acuerdo con la Unión Europea
Agosto de 2005: Irán rechaza las propuestas de la Unión Europea y reanuda las actividades en la planta nuclear de Isfahan
Enero de 2006: Irán abre los sellos en la planta de Natanz.

Hace poco tiempo dijo que la política previa de acercamiento con Europa no arrojó frutos y enfatizó que el gobierno islámico debería ponerse de pie ante Occidente para proteger los intereses nacionales de Irán.

Ahmadinejad también tiene la impresión de que, en la actualidad Occidente, carece de la necesaria determinación para castigar la resistencia iraní.

La falta de acciones concretas por parte de Washington y la Unión Europea cuando Irán reanudó sus actividades nucleares en Isfahan, el año pasado, sin duda estimuló a los líderes iraníes a dar este nuevo paso.

Algunos activistas que abogan por reformas en el país temen que Ahmadinejad pueda llegar incluso a ver con buenos ojos una posible intervención militar de fuerzas extranjeras porque podría aumentar su popularidad.

Algunos observadores creen que la política exterior de confrontación de Ahmadinejad tiene como objetivo desviar la atención de los severos problemas económicos por los que atraviesa su país y que prometió resolver durante su campaña electoral.

Pero la república islámica tiene una estructura de poder compleja y Ahmadinejad de ninguna forma tiene la última palabra.

Informaciones señalan que las personalidades poderosas del sistema iraní creen que el fervor religioso de Ahmadinejad y su perspectiva fundamentalista es peligrosa y daña al país.

Su política nuclear de línea dura podría efectivamente intensificar la lucha de poder dentro de la facción conservadora.



VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.


 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen