Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Lunes, 9 de mayo de 2005 - 14:03 GMT
Putin recordó a las víctimas
Celebraciones en Moscú
La misma bandera que ondeó sobre el Reichstag en 1945 abrió el desfile.

El presidente ruso, Vladimir Putin, recordó este lunes en Moscú los sufrimientos que provocó la Segunda Guerra Mundial en el marco de la ceremonia por el 60 aniversario de la caída del nazismo.

"Los acontecimientos más cruentos y decisivos que determinaron el drama y el desenlace de ese conflicto inhumano tuvieron lugar en el territorio de la Unión Soviética", dijo poco después de asegurar que Rusia jamás ha dividido la victoria en la "nuestra y la ajena".

Putin fue el anfitrión de medio centenar de jefes de Estado y de gobierno que participaron en los festejos por el 60 aniversario de la derrota de la Alemania nazi.

El fin de la Segunda Guerra Mundial ocurrió el 8 de mayo de 1945. Toda Europa recordó la fecha el domingo, pero los actos principales tuvieron lugar en Moscú.

El secretario general de Naciones Unidas (ONU), Kofi Annan, y los gobernantes de Estados Unidos, Francia, Alemania, España, China y Japón fueron algunos de los invitados de honor de Rusia, que conmemoró con toda pompa el aporte que hizo la desaparecida Unión Soviética a la derrota del nazismo.

George W. Bush y Vladimir Putin
La Casa Blanca dijo que la reunión entre Bush y Putin fue franca y positiva.

El acto se desarrolló en la Plaza Roja de Moscú con un gran desfile militar que fue abierto con el paso de la misma bandera soviética que ondeó sobre el destruido Reichstag de Berlín en 1945.

Uno de los momentos más emotivos fue el paso, en camiones de la época, de decenas de veteranos de la "Gran Guerra Patria", como llaman en Rusia al conflicto.

Tras el desfile -que recordó por momentos a la antigua Unión Soviética- todos los presidentes y jefes de gobierno depositaron claveles rojos ante la tumba del soldado desconocido.

Reunión Putin-Bush

Los presidentes de Rusia, Vladimir Putin y de Estados Unidos, George W. Bush conversaron sobre algunos de los temas que los dividen durante una reunión que sostuvieron en Moscú la noche del domingo.

Putin y Bush hablaron sobre los Estados bálticos, que esperan una disculpa por la ocupación soviética tras la guerra, y Georgia, país que desea que Rusia retire sus bases militares de su territorio.

Dichas naciones decidieron boicotear la ceremonia de Moscú como acto de protesta.

La reunión se celebró después que el presidente Putin volviera a insistir en que fue la Unión Soviética la que salvó al mundo del fascismo.

El sábado, el presidente Bush criticó la forma en que los soviéticos gobernaron a Europa oriental después que terminó la guerra.

Corresponsales en Moscú señalaron que la Casa Blanca describió el encuentro entre Bush y Putin como franco y positivo, aunque aún queda por ver si sus puntos de vista llegaron a coincidir en algún momento de la reunión.

Una vuelta más

Vladimir Putin y George W. Bush dan una vuelta en el auto  réplica de un  "Volga" del modelo de 1956
Me estoy divirtiendo tanto que vamos a dar una vuelta más
George W. Bush

Tras el encuentro, que se prolongó por una hora, los dos líderes cenaron con sus esposas en el recinto de Novo-Ogariovo, residencia oficial del jefe del Kremlin.

El mandatario ruso ofreció a Bush una vuelta por los jardines de su residencia en una réplica de un automóvil "Volga" del modelo de 1956 que acaba de recibir como regalo.

"Me estoy divirtiendo tanto que vamos a dar una vuelta más", expresó Bush.

Conmemoraciones europeas

Otros países europeos conmemoraron el domingo con diferentes ceremonias el triunfo sobre la Alemania nazi y el fin de la segunda guerra mundial hace 60 años, en la que murieron más de 40 millones de personas.

Antes de viajar a Moscú, el presidente Bush participó en un homenaje a los caídos durante el conflicto armado en Maastricht, Holanda.

"En esta tranquila mañana de mayo, conmemoramos una gran victoria de la libertad (...) las miles de cruces y estrellas de David labradas en mármol blanco subrayan el terrible precio que pagamos por esa victoria", dijo Bush en el cementerio de Margraten, donde reposan los restos de unos 8.000 soldados estadounidenses.

El presidente tomó parte en la ceremonia junto a la reina Beatriz de Holanda, el primer ministro Jan Peter Balkenende y decenas de veteranos de la guerra.

Al igual que en Holanda, las celebraciones en varios países europeos se concentraron en las tumbas del Soldado Desconocido.

El primer ministro español, José Luís Rodríguez Zapatero, cuyo país se mantuvo al margen de la guerra, viajó a un campo de concentración en Alemania donde fueron asesinados miles de españoles anti fascistas.

Festival de la Democracia

En tanto, los alemanes conmemoraron el aniversario del fin de la guerra con una fiesta popular que se celebró ante la Puerta de Brandeburgo en la plaza de París en Berlín.

Una mujer ucraniana llora durante la ceremonia que conmemora el triunfo sobre la Alemania nazi.
Otros países europeos también recordaron el triunfo hace 60 años de las fuerzas aliadas .

El "Festival de la Democracia" consistió de 48 horas de música y conferencias. Al caer la noche del sábado empezó a formarse una cadena por miles de personas con velas a lo largo de 33 kilómetros.

Asimismo, el liderazgo político alemán asistió este domingo a un servicio especial en la catedral católica de Berlín y luego a una ceremonia en el Parlamento.

Una corona fue depositada en el monumento de la guerra soviética en Berlín en homenaje a los soldados del Ejército Rojo.

Miles de simpatizantes de la extrema derecha alemana se concentraron en la Alexaderplatz de Berlín, el corazón del antiguo sector este, para reclamar el fin de lo que denominan la "falsa liberación".

El corazón de Europa

Otros países europeos también recordaron el triunfo hace 60 años de las fuerzas aliadas sobre Alemania nazi.

Un veterano ruso rememora, junto a su sobrina, la llegada de los soldados después de la guerra.
El presidente de Rusia recordó que la ex Unión Soviética "liberó" a 11 países.

En Londres, el príncipe Carlos depositó una corona en el Cenotafio ubicado en el centro de la capital británica.

Dicho monumento recuerda a todos los caídos en defensa del Reino Unido en todas las guerras en las que ha intervenido.

En tanto, miles de personas acudieron a un concierto en la plaza de Trafalgar, donde entre otros actuó la cantante Vera Lynn, intérprete de recordadas canciones durante la segunda guerra mundial.

Por su parte, el presidente francés, Jacques Chirac, participó a una ceremonia en los Campos Elíseos en París.

Su ministra de Defensa, Michele Alliot-Marie, visitó la ciudad de Reims, donde Alemania se rindió oficialmente a los poderes occidentales.

La funcionaria afirmó que los libertadores de Europa permanecerán para siempre en el corazón de sus habitantes.



ESCUCHE/VEA
Derrota de los nazis: dos puntos de vista.
Enfoque: 09.05.05.



NOTAS RELACIONADAS
Europa recuerda el fin de la guerra
08 05 05 |  Internacional
Bush en delicada gira europea
07 05 05 |  Internacional
Hace 60 años, el fin de la guerra
06 05 05 |  Internacional
Especial: Día V en Europa
08 05 05 |  A fondo


EN OTROS SITIOS BBC

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.


 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen